loslunesserifilos

Review Parenthood 6x08 – 6x11

La vida da vueltas, así que gira con ella. Parenthood se prepara para decir adiós, dispuesta a...


La vida da vueltas, así que gira con ella. Parenthood se prepara para decir adiós, dispuesta a emocionarnos y a enseñarnos un par de lecciones de vida.

La NBC despide en este 2015 a sus dos joyas de la corona, Parks and Recreation y Parenthood, a las que ha maltratado durante años con cambios de parrilla y horario y falta de promoción. A Parenthood le quedan exactamente dos capítulos, llenos de drama, lágrimas, música y emociones. Jason Katims nos lleva preparando para el final durante once capítulos, pero no por ello va a ser menos doloroso. Sin embargo, todo apunta a que los guionistas van a optar por un “happy ending made in Hollywood”, aunque el camino hasta allí va a ser complicado.

Toda la temporada viene marcada por las tramas de Amber y Zeek, con su respectivo embarazo y operación, respaldada por las tramas secundarias de la reconciliación de Julia y Joel, el futuro del negocio de Adam y Crosby y la relación de Sarah y Hank. De esta forma, ha intentado devolver el protagonismo al núcleo familiar, tras una cuarta temporada marcada por el rotundo protagonismo de Kristina, Amber y Max. En esta sexta temporada, los Braverman originales, Zeek, Camile, Adam, Crosby, Sarah y Julia, se enfrentan a decisiones que marcarán el resto de sus vidas.

Desde “Aaron Brownstein Must Be Stopped” (6x08) hasta “Let's Go Home” (6x11) se aprecia la profundización en todos los personajes y en sus relaciones entre ellos, especialmente, Hank, Amber, Drew y Zeek. Se echa en falta la poderosa presencia de Kristina, interpretada por una magnífica, y al mismo tiempo infravalorada, Mónica Potter. Sin duda, el objetivo detrás de esta sexta temporada no es otro que el de crear sentimiento de unidad familiar, de estrechar los lazos entre personajes, por muy distanciadas que transcurran sus tramas. Así, hemos podido observar preciosos y delicados momentos entre Jasmine y Adam, Hank y Drew o Zeek y Kristina.

A pesar de que estos últimos capítulos destacan por el peso dramático y emotividad, no cabe duda de que el final nos dejará el buen sabor de boca al que Katims nos tiene acostumbrados. Las lágrimas caracterizan el visionado de esta última entrega de Parenthood, a la que a veces se podría acusar de utilizar ciertos recursos manidos como la cámara lenta o la música melancólica. Pero en realidad, son las pequeñas escenas, los momentos simples y sencillos los que quedarán grabados a fuego en la memoria del espectador.

Por encima de todo, esta temporada, así como toda la serie, viene abanderada por el magnífico uso del ritmo narrativo y del correspondiente peso dramático para cada personaje, así como la deliciosa interpretación de todo el reparto, que parece haber echado toda la carne en el asador para despedir a este drama como se merece. Echando la vista atrás, a Parenthood, se le agradece, por encima de todo, su sutileza, su sencillez y su realismo, al igual que su acercamiento a temas sociales, desde un punto de vista humano y emocional.


Ante la inminente e irremediable llegada del final de Parenthood sólo nos queda agarrar pañuelos, cruzar los dedos para que Ryan reaparezca, y disfrutar del camino. Han sido seis años de un gran drama y gran televisión. Subamos hasta la cima con el Team Braverman.

Reacciones: 

Related

Series 5559290658046257459

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item