loslunesserifilos

Review The Good Wife 6x12: The Debate

The Good Wife viene esta semana con un tema candente, de rabiosa actualidad y que ha marcado a l...


The Good Wife viene esta semana con un tema candente, de rabiosa actualidad y que ha marcado a la sociedad americana en los últimos meses. Como siempre los guionistas de esta serie demuestran que no pierden detalle de lo que acontece en el mundo y saben introducirlo y utilizarlo correctamente para las tramas de su serie. Me fascina la rapidez para tocar estos temas cuando aún están recientes. Por lo demás, también hay bastante que comentar, otra cosa no, pero esta serie nunca deja indiferente. A partir de aquí, spoilers.
En este capítulo nos encontramos a la ciudad de Chicago sumida en un ambiente de tensión debido al asesinato de un ciudadano negro a mano de dos policías blancos. Algo que nos remite directamente al conflicto y debate generado en los últimos meses en torno al racismo que aún persiste en la sociedad americana, sobre todo en colectivos como el de la policía con sucesos como los de Ferguson. Tras el suceso, está a punto de salir la sentencia del juez que determinará si los policías son declarados culpables o no.
En este ambiente hostil, Eli, estresado como siempre, trata de calmar las aguas y evitar que la imagen de Peter se debilite. Al mismo tiempo ultima los detalles junto a John y Alicia para su debate contra Prady.
Creo que han conseguido reflejar muy bien los distintos aspectos de un asunto tan complicado como es el racismo que aún se hace evidente en todos los estratos de la sociedad americana. También cómo la política siempre trata de sacar provecho de situaciones como estas para ensalzar a sus líderes, crean en ello o no. Vemos a Peter acudiendo a las protestas con la mujer del asesinado y un pastor negro para lucirse y consagrarse aún más, por ejemplo.

vlcsnap-2015-01-13-19h11m01s217

Por otro lado está Alicia, política principiante y que aún tiene mucho que aprender. Comienza su debate con bastante mal pie, nerviosa, distraída, sin capacidad de contestar con rapidez. Sin duda los tropecientos consejos que le han dado sus asesores sin parar de hablar en los minutos previos, no han ayudado a que la Florrick tenga las cosas claras. Un ejemplo de como estos debates tan encorsetados, medidos hasta la saciedad y exageradamente preparados a veces no son todo lo efectivos que deberían. Se supone que este sistema pretende mostrarnos a unos candidatos naturales, hablando sobre distintos temas para comprobar sus habilidades e ideas, pero con apenas unos segundos para dar una respuesta ¿Qué van a demostrar? Es lo que debe pensar Alicia, que aprovechando la interrupción del debate debido a las noticias sobre las protestas, inicia uno mucho más improvisado y natural con Prady en la cocina, junto a los empleados, que intervienen y dan ciertas dosis de realidad a los dos candidatos. 
Por supuesto, y como ocurre siempre en política, el oportunismo está presente. Ni siquiera una cosa tan poco calculada al principio escapa al marketing y John permite que se grabe y se difunda justo el momento en que Alicia estaba dando el do de pecho. Todo un empujón, ya que la pobre lo estaba haciendo como el culo en televisión.

vlcsnap-2015-01-13-19h08m40s84

Y Prady decide hacer mutis por el foro y aprovechar también la jugada, que tonto no es. Así que deja el debate para sumarse a las protestas, ya que ahora mismo no hay nada más importante. Hola oportunismo, otra vez. Una de las cosas que siempre he adorado de esta serie es que muestra sin tapujos la hipocresía que rodea al mundo de la política, donde importa mucho más la foto, o la frase acertada en un momento concreto que la verdadera calidad de los políticos.
Entre las bambalinas del agitado debate nos muestran otras cosas, como la tensión entre Alicia y John después del momento parking del capítulo pasado. Ella dice que no significó nada y que solo fue que estaba de buen humor, él ni la puede mirar a los ojos. No, claro, aquí no pasa nada. Ni la hija de Eli, que se da cuenta del momento incómodo, ni nadie nos lo creemos. Queda claro que él algo siente y Alicia, no sé, lo mismo si gana las elecciones se pone de tan buen humor que se lo lleva a la cama. En cualquier caso parece que esto va a ir a más. Y esta es una de las cosas que no me están gustando últimamente. Recordad soy #TeamPolmar, pero además de eso es que no sé si introducir a otro hombre en la vida de Alicia es una buena idea. Aún es pronto para decir mucho más, quizás acabe quedando en una serie de momentos incómodos y poco más. Veremos qué ocurre en los próximos episodios.
Otra cosa que ya no me está gustando tanto tampoco, es el asunto del bufete. Florrick Agos Lockhart & la madre que los parió a todos ya no es nada de lo que empezó siendo. Y después de este episodio mucho menos. El petardo de Neil Gross se ha hartado de ellos y decide largarse. Lo que deja al bufete en bragas, así que necesitan un nuevo socio que les recomponga de la pérdida. Y quien mejor que acudir a David Lee. Al final esto es Lockhart Gardner pero con otro nombre y sin Gardner, que encima no puede volver por obvias y dolorosas razones.

vlcsnap-2015-01-13-19h10m41s18

No me malinterpretéis, me encanta David Lee y es cierto que había quedado relegado casi a la nada, algo imperdonable. Pero todo lo que surgió en la maravillosa quinta temporada está deshaciéndose lentamente. Primero entró Diane, luego le arrebataron las lujosas oficinas a L&G y ahora vuelve David Lee. Cary ya lo auguró antes de su drama carcelario y nadie le hizo caso, pero parece que ahora a él también le da igual volver atrás. Supongo que habiendo llegado a esta situación, ya está en plan "de perdidos al río", que vuelvan todos.
Es curioso, ahora es Alicia la que no está contenta. Pero es básicamente porque nadie le ha preguntado. Pero oye, ella tampoco le preguntó mucho a Cary sobre otras decisiones también muy importantes, así que recibe de su propia medicina.
Diane, que en realidad se está matando por el bufete como si lo hubiera creado ella (a estas alturas casi es así), le echa el freno a Alicia diciendo que se deje de excusas y que no puede estar a todo. O es candidata a la fiscalía o lleva el timón de la empresa, pero todo a la vez no. Vaya duelo de leonas. Esto hace que la Florrick se encienda como hace mucho (o nunca) habíamos visto y saque las garras. Menudo discurso les suelta a Cary y Diane, que se quedan petrificados. 
Hecha una furia se marcha a su despacho, donde John está esperando para repasar cosas de la campaña. Por un momento he pensado que con el subidón iba a montárselo con él encima de la mesa, pero se ha contenido esta vez.
He aquí otra muestra evidente de cómo ha cambiado Alicia, a la que llevamos un par de capítulos viendo más desatada de lo que nos tiene acostumbrados. Como he leído bastante por las redes sociales, este arranque de Alicia puede recordar algo a Walter White, pero en un contexto  y un nivel completamente distintos.

vlcsnap-2015-01-13-19h12m53s58

Alicia quiere ganar, machacar a su oponente, ser fiscal del estado y va a hacer lo que sea por conseguirlo. Ya no hay excusas (ayudar a Cary, echar a Castro). Es simplemente que se siente fuerte y capaz de alcanzar ese poder y sobre todo, lo quiere. Su ascenso en la política arrastrará unas consecuencias y ya hemos comprobado que a ella muchas veces no le importa derribar ciertas barreras morales, como fingir ante todo el mundo que su matrimonio es perfecto y maravilloso para ganar apoyos, aunque ya no cuele mucho. La única barrera que parece indestructible es la de sus hijos. Y queda claro cuando evita el asunto de la infidelidad de Peter y machaca verbalmente a un periodista, porque su hija está delante. Creo que aquí Alicia es totalmente sincera. Es curioso para Walter White la familia fue el último muro y el más difícil de derribar, aunque acabó haciéndolo. Insisto en que no los comparo directamente, pero ambos tienen una evolución similar, cada uno en su ambiente y a una escala distinta.
Hablando del tema del matrimonio Florrick, parece que ya ni ante la prensa son creíbles. No sé como lo hace Peter, pero siempre le acaban pillando. Chico, ya que eres irremediablemente infiel intenta tener tus encuentros amorosos de una forma más discreta. Para frenar un poco el escándalo, el gobernador decide mandar a Ramona a freir espárragos. 
En general un buen episodio, que toca un tema de gran actualidad, complejo y sale bastante bien del paso. Además, todo lo relacionado con el debate, cómo se organiza, cómo se prepara, etc. también es muy interesante. Sin embargo, están estas pequeñas cosas como la entrada de John como interés amoroso de Alicia o la desaparición total del espíritu con el que Cary y Alicia crearon su nuevo bufete, que no me convencen demasiado. Más bien no encuentro el sentido a deshacer ahora todo lo que se generó en la quinta temporada, o añadir más tensión amorosa para Alicia cuando ya estaba Finn pululando. Pero quizás en los próximos episodios todo cobre sentido, estoy segura de que aún quedan muchas sorpresas guardadas esta temporada y a pesar de todo esto que acabo de decir sigo disfrutando The Good Wife como una enana.
Solo espero que la próxima semana nos digan donde está Robyn, que los fans empezamos a estar muy preocupados por su paradero.



Reacciones: 

Related

The Good Wife 7854600492274398559

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item