loslunesserifilos

Downton Abbey - A Moorland Holiday

El amor está en todas partes. En todas las formas. Y en todos los estilos. Pero es tremendamente ...

El amor está en todas partes. En todas las formas. Y en todos los estilos. Pero es tremendamente difícil encontrarlo, y más aún conservarlo. La vida no es otra cosa, que una historia de amor.

El especial de Navidad de Downton Abbey se ha convertido en una cita obligada para los seriéfilos. Desde que hace cuatro años le dieron la vuelta a la vida de Lady Mary bajo la nieve, el espectador espera pacientemente, Navidad tras Navidad, el siguiente punto de giro que cambie la vida de los habitantes de Downton Abbey.

Fiel a la tradición, Mr. Fellowes nos trae, como regalo de Reyes adelantado, uno de los capítulos más completos de la serie. Infidelidad, proposiciones, secretos, rechazos, intrigas y despedidas. En sus noventa minutos de duración, nos empuja por todas las tramas entre lágrimas, risas, sonrisas y sorpresas, con el estilo y la elegancia que caracteriza al drama británico.

A pesar de que arranca lento y un poco desperdigado, intentando situar al espectador en el punto en que lo había dejado anteriormente, tras los primeros treinta minutos recupera el ritmo y el tono, captando la atención y el interés. Todos los elementos están a punto: despliegue de las impresionantes localizaciones naturales, un diseño de vestuario sorprendente, e incluso la música, con una excitante y refrescante variación de la composición original, acompañan a los personajes y las tramas para poner el perfecto broche final a la temporada. Aunque el tono se inclina más hacia lo lacrimógeno y emotivo, también presenta algún momento más relajado que alivia la tensión y el dramatismo.

“A Moorland Holiday” es, sobre todo, emotivo, pues aunque por anticipada, la despedida de Tom Branson no deja de ser dolorosa. Como prometió, el chofer dice adiós tras celebrar la Navidad con la familia Crawley, para emigrar con su hija a Estados Unidos. Tanto él, como Mary e Edith protagonizan la escena más emotiva y nostálgica del episodio al recordar a Sybill y despedirse de Lord Grantham. Te echaremos de menos, Tom.

Igualmente, el amor imposible de Bates y Anna nos ayuda a levantar el espíritu. En la que se ha convertido en la historia romántica más dramática desde Romeo y Julieta, el matrimonio se ve separado una vez más por los fríos barrotes de una celda. En un intento desesperado, Bates escribe una falsa confesión y se da a la fuga, permitiendo que su mujer salga en libertad bajo fianza. Con la ayuda de Molesley y Baxter, encuentran una coartada para el mayordomo que, regresa a casa justo a tiempo para rematar el capítulo con la escena más romántica y desearle feliz navidad a Anna. Sin embargo, la incertidumbre respecto a la culpabilidad de ésta, todavía nos acompañará en la sexta temporada.

Con esas dos tramas principales sosteniendo el peso dramático del capítulo, el resto de personajes cierran o continúan con sus respectivas tramas secundarias. Así, Isobel y Violet rechazan ambas a sus pretendientes en pro de un bien mayor, sacrificando su felicidad por la de sus seres queridos. Edith alivia su cargo de conciencia al confesar que Marigold es realmente su hija; Rose afianza su posición en su nueva familia al salvar el pellejo de su suegro, y Mrs Patmore y Daisy continúan intentado decidir su futuro. Para variar, el peso cómico de este episodio recae sobre Robert, dejando a Bates y Anna de abanderados del drama.

Sin embargo, la mayor sorpresa la protagonizan Mrs.Hughes y Mr. Carson, que oyendo los deseos de la audiencia, deciden, por fin, dar un paso más en su relación y comprometerse. La pareja, cuya relación ha ido creciendo y profundizando durante todas las temporadas, se quedan con el capítulo y el corazón de los espectadores, provocando al tiempo lágrimas y sonrisas y sonoras exclamaciones de sorpresa. Sólo se puede decir, gracias Mr. Fellowes.

Y Matthew Goode parece haberse propuesto conquistar el corazón de los dos personajes femeninos más interesantes de la televisión actual: Alicia Florrick y Mary Crawley. Así, de la nada, aparece Henry Talbot, captando la atención de la protagonista y rodeado de un halo de misterio, que esperemos podamos ir desentrañando, a la par que Mary durante la sexta temporada. Hasta entonces, queda usted más que bienvenido Mr. Talbot.


Downton Abbey se despide hasta el próximo otoño, con un capítulo muy bien tramado, cargado de emociones y sorpresas. Son muchas las tramas que quedan abiertas, dispuestas a ser exploradas en el futuro, infinitas las facetas de cada personaje que reclaman ser profundizadas, e innumerables los momentos mágicos que nos regalarán Downton Abbey. La historia de amor continúa…

Reacciones: 

Related

UK 656355976482254033

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item