loslunesserifilos

Review Revenge 4x01 – Renaissance

Blanco y negro. Vida y muerte. Norte y Sur. Todo tiene dos partes. Todo tiene dos caras. Victoria...

Blanco y negro. Vida y muerte. Norte y Sur. Todo tiene dos partes. Todo tiene dos caras. Victoria y Emily. Ambas en busca de la gran venganza, tramando un último golpe que las hará libres. Dos mundos enfrentados por la venganza. Dos mujeres enfrentadas por un mismo destino. ¿Quién prevalecerá?

El final de la tercera temporada de Revenge marcó un antes y un después en Emily Thorne, pero también en la serie en general. Lo acontecido en ese episodio supuso un cambio rotundo en la trayectoria del drama de ABC. El regreso de David Clarke a los Hamptons trajo consigo el caos y la alteración del orden establecido. Las razones de Emily se tambalearon, la premisa original de la serie se puso en entredicho y las tramas y el argumento perdieron la esencia. Si David sigue vivo, ¿qué sentido tiene vengar su muerte, o limpiar su nombre, o acabar con Victoria?

Pues de ese entuerto están intentando salir los guionistas. Y han tomado la vía rápida y previsible: darle la vuelta a la tortilla. Así, ahora tenemos a Victoria vengando la muerte de Pascal. A pesar de todo, el regreso de David Clarke no supone un callejón sin salida. Propone otras tramas, quizá no tan interesantes, pero dignas de explorar. Eso sí, el espectador va a tener que someterse a una intensa lobotomía para olvidarse del rotulador rojo, del eliminar uno a uno a los enemigos, y de Aiden.

Revenge ya no es la historia de Emily, sino la historia de Emily y Victoria. Tras el radical y arriesgado giro del final de temporada, la serie tenía que reinventarse. Muchas de las tramas habían llegado a un callejón sin salida, por no hablar de personajes insulsos e intrascendentes, poco relevantes para la trama. Por ello, nos encontramos ante la versión 2.0, que no tiene otro objetivo que el de alargar un final que ya debería estar escrito. Pero como nos encanta el culebrón, lo asumimos, respiramos hondo, y hacemos cómo que aquí, no ha pasado nada.

“Renaissance” nos devuelve a Emily Thorne como dueña y señora de los Hamptons, instalada en la antigua Mansión Grayson y heredera del título de reina. Lejos de emprender de nuevo el camino vengativo, está dispuesta a tomarse unas plácidas vacaciones al amparo de esa infinita fortuna que parece administrar el Tío Gilito. Por su parte, Victoria continúa encerrada en el psiquiátrico contra su propia voluntad, rodeada de grillos.

Han pasado seis meses desde que Emily creyó haber terminado su misión en los Hamptons. Todo ha cambiado, o no tanto. Charlotte sigue de aquí para allá chupando del tarro y coqueteando con las drogas y consumando con Gideon; Daniel arruinado y caído en desgracia; Margaux intentado administrar sus exitosos negocios, y Jack, sin venir a cuento, por muchas explicaciones que nos intenten dar, se ha metido a policía. La sombra del secuestro de Charlotte sigue persiguiendo al camarero; la fotografía de la chica muerta sigue atormentando a Daniel, la impositiva figura maternal de Victoria continúa perturbando a la heredera, y Emily necesita la venganza como el oxígeno.

Con una trama episódica sosa e insuficiente, que carece de sentido, descubrimos que Emily está absolutamente obsesionada con la venganza, aunque no sea ni siquiera, la suya propia. Pero es la excusa perfecta para permanecer en los Hamptons, hasta que Victoria regrese, cantando bajo la lluvia, amenazante y agresiva, jurando y reclamando el trono en la mansión. Tras lo cual, David Clarke, que se ha asentado en la antigua casa de su hija querida, deja inconsciente a Vicky para vete tú a saber qué.

Revenge ha regresado con su cuarta temporada, pero no lo hace, ni de lejos, de la misma forma impactante y arrolladora de premieres anteriores. “Renaissance” es soso, lento y poco intrigante. Nos regala un par de  momentos con mucha marca Revenge, como la fuga de Victoria o el cliffhanger final, pero se conforma con resolver el resto a base de golpe musical. Más les vale darle chicha y seso al asunto si no quieren autodestruirse por extenuación de la trama y agotamiento del personaje.

Emily Thorne vs Victoria Davis. Las dos caras de la misma moneda. La batalla está servida. Venganza. Venganza. Venganza.



Reacciones: 

Related

Series 7481938434083366481

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item