loslunesserifilos

Review Parenthood 6x03-6x05

En la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte nos separe. Así es la familia, una unión natu...

En la salud y en la enfermedad, hasta que la muerte nos separe. Así es la familia, una unión natural, un lazo irrompible. Madres, nietos, primos, hermanos. Personas que nos recuerdan que “tú y yo, somos de la misma sangre”.

La sexta temporada de Parenthood se ha propuesto hacer historia, y lo va a conseguir. Dejará su pequeña, pero fuerte marca en la impredecible historia de la televisión, como uno de los dramas mejor escritos e interpretados de las cadenas generalistas. Parece ser que los guionistas se marcaron un objetivo al escribir esta temporada: hacer llorar en todos y cada uno de los capítulos. Y lo están haciendo, hasta tal punto, que la NBC se va a arrepentir de haber cancelado esta joya.

Pero Parenthood no sólo hace llorar, sino que hace sentir, pensar, vivir. Lo hace bajo la simple premisa de la familia y las relaciones humanas. Pocas series tienen un concepto tan simple que tenga un resultado tan potente. Su estrategia es simple: usar el sentido común y apelar al corazón. Todos tenemos el mismo referente, pues todos tenemos madres preocupadas, hermanos insoportables, primos raros y abuelos adorables.

“The Waiting Room”, “A Potpurri of Freaks” y “The Scale of Affection is Fluid” tienen varias cosas en común, además de su casi perfecta ejecución: Amber y Zeek como protagonistas. Sin embargo, también destaca la presencia de Max, que se ha convertido a lo largo de las temporadas en un personaje imprescindible, y Crosby, al que parecen haberle devuelto su verdadero papel en la serie.

“The Waiting Room” destaca por su profunda carga dramática, con toda la familia reunida en el hospital, junto a Zeek. Por el contrario “A Potpurri of Freaks” es más liviano, cómico, e incluso lento, pero el ritmo crece con “The Scale of Affection is Fluid”. Sin embargo, todos compensan perfectamente el drama y la comedia a través de los distintos personajes y tramas, dando tiempo al espectador para atravesar todo el espectro de emociones.

Así, Amber sigue procesando su nueva situación como mujer embaraza e independiente y futura madre primeriza. Toda la familia conoce las buenas nuevas, incluso Ryan, al que ella misma ha dado carta blanca, pues aún no está preparado para la paternidad. Por su parte, Julia continúa surcando las olas de dos amores, luchando por encontrar el equilibrio entre su nueva relación, su familia y Joel.

Al mismo tiempo, Crosby se ha embarcado en un camino de autodestrucción, consecuencia del estado de salud de su padre, el problema con el estudio y su situación familiar. Se agradece el peso dramático de este personaje, así como el de Jasmine, que aún así, guarda perfecto equilibrio con las tramas cómicas. Mientras, Sarah y Hank avanzan lentamente, pero sin pausa, en su joven relación, pero intentado encontrarse a mitad de camino con la ex mujer y la hija del fotógrafo.

Por su lado, Zeek se recupera poco a poco, a pesar de las constantes preocupaciones de Camile, de su grave operación. Y Adam y Kristina procuran mantener a flote Chambers Academy y guiar a Max por las turbulencias de la adolescencia.

Lo que nos dejan estos tres capítulos son grandes momentos entre personajes que hasta ahora no había compartido escenas, ni tramas, como Amber y Zeek, o Kristina y Jasmine con su suegro, o Crosby con su padre y Adam con Camile. Esto evidencia el hecho de que el protagonista de esta última temporada de Parenthood es Zeek. Se intensifican lazos ya existentes como el de Amber y Drew, o Kristina y Max. La otra protagonista de esta temporada, es la música, que refuerza las grandes escenas y momentos dramáticos, especialmente en “The Waiting Room”.

Lamentablemente, la serie se acerca al ecuador de su última temporada, pues sólo tendrá 13 episodios. Sin embargo, la expectación es máxima, ya que ahora mismo, es imposible adivinar cómo se cerrarán las tramas de cada personaje. ¿Se reconciliarán Julia y Joel?, ¿Se recuperará Zeek de la operación?, ¿Ryan volverá para quedarse? Pero sin duda, terminará con una caótica escena familiar.

Parenthood demuestra, una vez más, que no son necesarios artificios, ni complejos argumentos, para hacer buena televisión. Sencillamente, buenas historias y buenos personajes. El Team Braverman está a punto de despedirse, pero a ellos nos une un lazo irrompible. El de la televisión.


Reacciones: 

Related

Series 769370827730427840

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item