loslunesserifilos

Review Nashville 3x05- "Road happy"

Separados, geográficamente hablando, hemos tenido a nuestros protagonistas en este capítulo, ya ...


Separados, geográficamente hablando, hemos tenido a nuestros protagonistas en este capítulo, ya que buena parte de ellos está de gira. Rayna está en Austin tras asistir a un concierto de su nuevo fichaje, pero viendo que al menos su hija Daphne la necesita, decide aprovechar que tiene que grabar un anuncio con Luke para pasar un día en familia con sus respectivos hijos. Día que al principio no sale tan bien como tenía pensado, aunque esta vez no es por culpa de Maddie (aunque su actitud es la de siempre), sino con Daphne, que está cansada de ver a su madre tan ocasionalmente. Finalmente consigue hablar con sus dos hijas y acaban pasando una noche agradable en una bolera, pero no todo son cosas positivas.


Y es que Teddy, influenciado por Jeff, decide que también quiere ser un padre molón, y por eso decide llevarse a Maddie y Daphne a hacer lo que quieran, incluidas compras y agujeros en las orejas.  Además, el jefe de Edgehill le está haciendo ya hasta de celestina al alcalde, y de momento parece que funciona, ya que Teddy ha conocido a una mujer aparentemente tan aburrida como él. Parece que las buenas migas que está haciendo con Jeff le van a dar algún tipo de trama a Teddy, que desde que se resolvió lo de la muerte de Peggy y su lio con la ex novia abogada de Deacon está en la serie por estar. A Rayna no le ha hecho gracia que las niñas hayan hecho todo eso sin estar ella presenta, ya que son momentos que quería disfrutar con ellas, y así se lo dice a su ex marido. Pero por una vez tengo que romper aunque sea media lanza a favor de Teddy. No se puede tener todo Rayna, y querer estar de gira y manejar todos los asuntos de Highway 65 y a la vez no querer perderte ningún momento de tus hijas… es complicado de hacer y hay que establecer prioridades. Y tarde o temprano va a acabar haciéndolo, porque todo eso sumado a la presión mediática por su relación con Luke le está empezando a hacer pensar si le merece la pena.

La gira de Luke, mientras tanto, ha hecho un alto en Chicago, y allí se encuentran Deacon y Will. El primero sigue “divirtiéndose” con Pam, que creo que más tarde o más temprano le va a acabar llevando por el mal camino. Se cabrea al ver el día en familia que están pasando Rayna y compañía, pero tiene que sobrellevarlo. Will lo ha pasado peor. A Jeff no se le ha escapado que el entrenador personal de su estrella es algo más que eso, así que le dice a Will que le haga firmar un acuerdo de confidencialidad. A su entrenador le cabrea más que Will le diga que no tienen una relación antes que firmar ese acuerdo, y se marcha. Will decide entonces buscar “consuelo” en un parque, pero lo que se lleva es una paliza por parte de unos atracadores. A Deacon no le ha pasado desapercibido el comportamiento de Will e intenta que hable con él, pero como siempre, Will sigue encerrándose en sí mismo, en especial con ese tema. Espero que se abra un poco con Deacon, le vendría bien tener algún apoyo además de Gunnar (aunque la vez que lo intentó con Layla fue un desastre, pero es que menudo momento escogió…)

Tras una parada en Nueva Orleans, Juliette debe volver a Nashville para rodar unas escenas de la película. Este alto ritmo de trabajo está empezando a pasarle factura, y además parece que el embarazo se le está notando más de lo que le gustaría (este ha sido el primer capítulo en que se ha notado descaradamente que Hayden Panettiere está de más meses que su personaje. Tanto en los planos, como en el vestuario, como en la forma de moverse mientras cantaba “Tell that devil”, que no hay más que compararla con la misma representación que tuvo lugar en el 2x18). Además, Emily sigue insistiendo en que lo justo es que le diga a Avery lo del niño. Juliette no quiere, pero al final acaba cediendo. Eso sí, a su manera: por sms en dos simples frases. Normal que Avery se quede alucinado. 


Viendo que Juliette pasa de el después de haberle dicho eso, Avery decide plantarse en el rodaje para pedirle explicaciones, aunque las acaba obteniendo de Glenn, que viendo el estado en que se encuentra Avery últimamente no quiere que se acerque a Juliette (normal). Avery, por suerte, parece que empieza a recapacitar y en vez de irse a beber nuevamente decide ir a pedirle disculpas a Gunnar y a hablar con él, porque necesita un apoyo. Aunque parece que se inclina por “pasar” del tema viendo como se lleva actualmente con Juliette. De lo que ni Avery ni Glenn se han dado cuenta es que Noah, el co-protagonista de la película, ha escuchado los gritos de Avery, y ahora sabe lo de Juliette. No obstante, no va a ser una amenaza, al contrario, le ayuda en la grabación de las escenas y promete que no dirá nada. Vamos, que ya tenemos otro triángulo entre esos dos y Noah. Pero no será la única oportunidad que Noah tiene de ayudar a Juliette. Empieza a faltarle el aire durante su concierto, y tiene que salir del escenario, donde acaba desmayándose en brazos de Noah. No sin antes ver como Zoey (con la que parece que ha comenzado a entenderse), decide coger el toro por los cuernos y tomar el escenario para finalizar la canción. Seguro que esto le da notoriedad. Lo planeas a propósito y no te sale mejor, Zoey…

Gunnar se ha encontrado en este capítulo con algo que no esperaba. Kiley, su amiga de la infancia, se marcha de la ciudad para irse a vivir con un tío al que ha conocido por internet. En el restaurante conoce al hijo de Kiley, Micah, del que no conocía su existencia. Y sabiendo la edad del niño y tras su conversación con Avery,  Gunnar ata cabos y le pregunta a Kiley si es suyo. Aunque la chica al principio lo niega, acaba diciéndole que sí. Ya, y voy yo y me lo creo, se te ha visto el plumero chica (yo apuesto a que es de Jason en todo caso)

Layla mientras tanto está empezando a grabar su disco y se dedica a flirtear con su productor, algo que a Jeff no le hace gracia y quiere atajarlo de raíz. Además, tiene problemas con sus canciones porque casi todas son de amor y no está muy receptiva a ese tema en estos momentos. Layla nunca me ha caído bien, pero en el fondo me da pena. Va a terminar estallando por algún lado seguro… Ah, y Scarlett ha conseguido acabar de componer una canción en la que estaba atascada gracias a un mendigo que reclamaba pizza a voz en grito

Y hasta aquí la ración de Nashville de esta semana. Buen episodio que va poniendo las cosas cada vez mejores, como suele ser habitual en la serie Siempre he pensado que las dos temporadas anteriores de Nashville tienen el mismo esquema: tramo inicial normal-bueno, tramo intermedio muy bueno y tramo final normal. De momento, este primer bloque de cinco episodios me sigue haciendo pensar lo mismo.






Reacciones: 

Related

Series 6992132866682222821

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item