loslunesserifilos

Review The Good Wife 6x06: Old Spice

The Good Wife es una serie que muestra muchas caras, por un lado tenemos un gran procedimental d...


The Good Wife es una serie que muestra muchas caras, por un lado tenemos un gran procedimental de abogados, por otro un drama político. Otras veces golpea la tragedia y luego están los capítulos en los que domina el humor de tal forma que poco tiene que envidiar a cualquier comedia en emisión. Este capítulo es una muestra de ello, puede que sea el más divertido hasta la fecha. Y lo mejor, es que también ofrece mucho más que carcajadas, in my opinion. A partir de aquí, spoilers.
Esta semana continuamos con el caso de J Serve, que ha pasado a ser un tema más serio, ya que ahora parece tratarse de espionaje económico. Por eso, seguimos teniendo a Elsbeth y a Josh Perotti, una de parte de la Florrick y el otro como abogado fiscal.  Reconozcámoslo, el caso de esta semana nos importa bien poco, donde hay miga (y mucha) es en los minutos que Perotti y Elsbeth han robado a la serie. Y menudos momentos de oro nos han regalado. Sabemos que él está interesado por ella desde hace tiempo. Pero en este episodio vemos como Elsbeth, después de mucho resistirse ha caído rendida a los excéntricos y curiosos encantos del señor Perotti. Yo solo quiero aplaudir a Carrie Preston y Kyle MacLachlan por regalarnos interpretaciones tan sumamente divertidas. Evidentemente esta atracción mutua les está afectando. Entre la facilidad para dispersarse de Elsbeth y la presencia de Josh, esto es un auténtico lío. A esto hay que sumarle la jueza maniática del "en mi opinión" la cual siempre nos regala puntazos. Se supone que estos dos tienen que ser enemigos totales en el juicio, pero no les sale demasiado bien.
Tanta tensión sexual al final acaba explotando al ritmo de Call me maybe. Seguramente nunca nos imaginamos que esta canción pudiera tener cabida en una serie como The Good Wife, pero es que Elsbeth Tascioni es otro mundo y es una canción perfecta para alguien como ella. Ya tenemos uno de los momentos musicales de la temporada. Y Elsbeth y Josh son OTP (una pareja televisiva de las buenas) sin duda ya. Que se casen y tengan hijos tan locos como ellos. Aunque para eso, por ahora, parece que queda bastante, a pesar de la pasión descargada en el despacho de la pelirroja - tremendo momento el de arrancarse las camisas mutuamente-. Su idilio dura poco, puesto que una vez más se interponen las diferentes formas de afrontar los casos. Volvemos  a comprobar que Josh Perotti es capaz de destruir pruebas con total facilidad y sin pensárselo ni un segundo y Elsbeth no puede tolerar eso. ¿Cuanto tiempo aguantarán separados? Si son como imanes, no tienen más que oler sus perfumes (loción de bebés y Old Spice respectivamente) para encenderse. Está claro que su capítulo amoroso solo ha quedado en pausa, pero  seguro volveremos a ver algo de esta relación.

vlcsnap-2014-10-30-15h46m49s211

Mientras entre estos dos saltan chispas, llamaradas, o bolas de fuego, en Florrick Agos siguen los cambios. La idea de trasladarse a las plantas de Lockhart Gardner & Canning ha gustado y se ha decidido que así sea por votación. Algo que a Cary no le hace ninguna gracia y tiene lógica. Es volver al lugar del que quisieron irse y por mucho que Alicia insista en que las cosas son distintas no da esa sensación. ¿Soy yo o Diane ha tomado las riendas con mucho ímpetu? Todo lo que ella propone acaba llevándose a cabo y no sé si esto será bueno a la larga. Entre los problemas de Cary (que  además se queda solísimo en todas las votaciones) y que Alicia está con su campaña, está claro que es ella quien dirige el cotarro. ¿Alguien se acuerda de que Cary es co-fundador del bufete? El pobre anda completamente perdido.
Con todos estos dramas, el abogado decide ir a un encuentro de alumnos de Harvard  fuera del estado de Illinois, para relajarse y desconectar. Se toma unas copitas de más, además de ligarse a una chica. Todo muy bien, se merece un poco de diversión ya que entre la cárcel, que en el bufete cada día pinta menos su opinión y que Kalinda solo le llama cuando ella quiere, no anda en su mejor momento. Pero parece que sigue sin darse cuenta de que en estos meses a la espera del juicio debería tener un cuidado extremo con lo que hace y de momento no hace más que cagarla, o hacer que así parezca. Así le pasa lo que le pasa, que su agente de la libertad condicional (aquella mujer lenta y con aire de despistada, pero que no pierde detalle), aparece en el peor lugar, en el peor momento. Está claro que este es el año en que los King han decidido putear a Cary a base de bien. Esta señora, vuelve a advertir al abogado que si sigue así, acabará esperando al juicio en la cárcel, pero finalmente vuelve a salvarle el culo, no sin antes hacer unas sugerencias.

vlcsnap-2014-10-30-15h45m51s146

Una de ellas es que deje de verse con Kalinda. Tras entrevistarse con ella (enormes las caras de la investigadora), se da cuenta de que algo hay entre ellos y además, pone en evidencia algunos problemillas que ha tenido Kalnda con la justicia. Es evidente que exagera, porque Kalinda no es una influencia peligrosa, al menos no en el sentido que ella piensa. Desde luego opino que no le hace ningún bien a Cary, pero en cuestiones sentimentales, no legales. ¿Cumplirán esto de no tener ningún contacto? 
La otra sugerencia es que Cary lleve un localizador en el tobillo y tenga toque de queda para estar en casa. Esto ya me parece exagerado, están tratando a Cary como si hubiera cometido el delito más horrible de la historia. Me da que nuestro pobre abogado al final se va a ver obligado a alejarse del bufete, porque no puede llevar una vida normal. ¿Y cómo va a desempeñar bien su trabajo si no puede hablar con una de sus investigadoras y tiene que llevar un localizador que no le permite moverse con libertad? 
Con todo este drama bien presente, Diane y Kalinda siguen con su intención de echar a David Lee y Canning de las oficinas, pero evidentemente estos dos no se lo iban a poner fácil. Se aferran a cualquier línea o palabra del contrato que les pueda favorecer y una de esas líneas dice que Diane ha perdido el poder sobre el alquiler de las plantas del bufete. Lo que pasa es que ellas también deciden rizar el rizo y consiguen sacarse una última carta de la manga: contratar a Howard Lyman. Este es otro de esos personajes inolvidables de la serie, siempre el toque de humor. En realidad no sirve para otra cosa que para ser manipulado por unos o por otros, pobre hombre. Como maniobra para hundir a Lockhart & Gardner me parece muy bien, pero ahora tendrán que tenerle en el bufete y ya hemos visto muchas veces que suele causar problemas, además de no enterarse de nada.  Otro indicio más de que este bufete cada día se parece más a Lockhart Gardner, porque Will no puede resucitar (por desgracia), que si no también le veríamos trabajando aquí. Me fascina la facilidad que tienen para ir encontrando hueco a más y más gente, contratos y más contratos, a lo loco. Si ponen un Florrick Agos & Lockhart en España nos salvan de la crisis del mercado laboral.
Por si no fuera suficiente con resolver casos, ayudar a Cary y seguir haciendo que el bufete crezca, Alicia tiene que centrarse en su campaña política.  Por suerte tiene a Johnny Elfman para asesorar y a la hija de Eli para todo. Es la chica de los recados. Un soplo de aire fresco dentro de toda la presión que supone una carrera política.

vlcsnap-2014-10-30-15h43m22s191

Todavía vemos como a Alicia le cuesta asumir o aceptar las reglas del juego. Los ateos como ella no están bien vistos en política, así que su asesor le recomienda que haga una entrevista con un pastor y que se retracte un poco de sus palabras de hace años. Ella se muestra reticente, pero al final tiene que hacerlo, así que busca asesoramiento en su hija. Me encanta la naturalidad con la que las dos hablan de sus creencias (o carencia de ellas), sin hacer drama, sin que uno sea el malo y otro el bueno. 
Y al final Alicia hace una gran entrevista, aunque tenga más de mentira que de verdad, pero ¿desde cuando los políticos dicen la verdad? Además, mentir en cuanto a creencias religiosas es lo menos horrible que puede hacer. Está claro que a Alicia cada vez le cuesta menos esto de vivir en una pose continua, no salirse de los estrictos límites establecidos. Ya lo vimos con su gran presentación de campaña, con la farsa de matrimonio que lleva y ahora esta entrevista donde ha consolidado su imagen de Santa Alicia.
Y poco después vemos como la 'santa' llega junto a Diane a unas oficinas de Lockhart & Gardner desmanteladas, vacías. Ese momento en el que deben elegir despacho. Qué cosa tan tonta en principio y cómo nos golpea ver a Alicia entrar en el que ocupó Will. Ése en el que tuvieron tantas conversaciones y seguramente algo más.Yo ya tenía las lágrimas asomándose peligrosamente. Han pasado tantas cosas en este tiempo, tantos cambios.
Debe ser también fuerte para Diane, que hace ya unos años entró por ese mismo ascensor junto a Will y  el excéntrico de  Jonas Stern, dispuestos a comerse el mundo. Ahora repite jugada, pero sin su gran aliado y de una forma distinta.

vlcsnap-2014-10-30-15h47m55s108 - copia

Hace seis años nadie habría imaginado algo así. Después de un capítulo con tanta comedia van y nos regalan este final, con mazazo para el corazón incluido.
Ahora solo nos queda plantearnos cosas como ¿donde irán a parar Lockhart Gardner & Canning? o ¿cómo les va a ir en su nuevo y lujoso espacio a Alicia y compañía? Cosas muy interesantes que seguro nos mostrarán en los próximos capítulos, esperemos pacientemente al lunes.





Reacciones: 

Related

The Good Wife 3020081882431923125

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item