loslunesserifilos

Review Nashville 3x01- "That´s me without you"

Damas y caballeros, afinen sus guitarras, den brillo a sus botas y ajústense sus sombreros porqu...


Damas y caballeros, afinen sus guitarras, den brillo a sus botas y ajústense sus sombreros porque volvemos a Nashville, la cuna del country y fuente de los dramas y disputas que llevan poblando esta serie durante dos temporadas y que el miércoles comenzó su tercera. Han pasado cuatro meses desde que dejamos a Rayna con dos proposiciones de matrimonio, a Juliette y a Avery en una posición muy delicada tras la infidelidad de ella, a Scarlett a punto de dejar Nashville o a Will confesando su homosexualidad a Layla sin saber que estaban siendo grabados por las cámaras de su reality. ¿Vemos que consecuencias han tenido todos estos hechos en nuestros protagonistas?

Dos hombres y un destino. A eso se han visto reducidos Deacon y Luke en esos momentos, después de que ambos le pidieran matrimonio a Rayna la misma noche, dejándole a la cantante un buen marrón en el que pensar. Aunque realmente no es tal marrón, ya que creo que todos nos imaginábamos cual iba a ser la decisión de Rayna. La mujer no se ha complicado mucho la vida y ha decidido ir a por la opción segura, la que cree que le va a causar menos problemas, o como ella misma le dice a Deacon, la que le va a dar algo que el guitarrista no puede ofrecerle: un nuevo comienzo sin malos recuerdos del pasado. No por esto hemos evitado una nueva ración de mini-flashbacks, en los que veíamos de nuevo cosas que ya sabíamos: que Deacon era un alcohólico en aquella época y Luke un pagafantas. Nada nuevo bajo el sol, porque son bastante reiterativos ya. Total, que aunque parece que ha tenido sus dudas, Rayna elige a Luke Wheeler, dejando a Deacon con el corazón roto. De momento, ya que de ahí hasta que pasen por el altar pueden (y van) a pasar muchas cosas. Esta historia no ha dicho su última palabra todavía, eso seguro.

Estamos acostumbrados a tener a una Juliette que puede con todo, que no se arrodilla ante nadie y que pasa por encima de todo el mundo. Nada de eso es lo que hemos visto en la Juliette de este episodio. Rota, destrozada y hasta suplicante, Juliette no pude procesar que ha perdido a Avery. Parece que el chico finalmente se marchó después del monólogo de Juliette al final de la temporada pasada, y que es incapaz de perdonarle su desliz con Jeff Fordham. Juliette no tiene fuerzas para nada en esos momentos. Tienen que ser Glenn y Emily los que la arrastren a su próximo compromiso profesional, que es realizar una audición para una importante película que se está preparando y por un papel por el que parece que muchas cantantes se pelean por conseguir. Juliette se presenta a la prueba y arrasa, entre otras cosas porque la canción que le toca cantar retrata casi a la perfección lo que está viviendo con Avery, y tiene las emociones a flor de piel. Al menos tiene un clavo al que agarrarse, ya que a golpe de tijera también destroza su habitual estilo de pelo. Todo para que se acople al que actualmente utiliza Hayden Panettiere, que ya pudimos ver en el "On the record" la temporada pasada. Sin embargo, no es el único aspecto de la actriz que va a afectar a su personaje. Los guionistas han decidido aprovechar el embarazo de Hayden y ahora tenemos a la cantante embarazada, un problema más que sumar a su lista (y digo problema porque dudo que, al menos de momento, Juliette se vaya a tomar de buena manera la noticia). ¿Quien será el padre, Avery o Jeff? Otra trama más que va a extenderse en el tiempo. ¿Os imagináis a Juliette cambiando pañales? Va a ser divertido.

Scarlett sigue adelante con su idea de abandonar Nashville y volver a su tierra natal, pero parece que no va a hacerlo sola. Avery, que no tiene ganas de enfrentarse a todo el tema de Juliette, decide salir huyendo y marcharse de la ciudad con Scarlett. Y por si fueran pocos, Gunnar se une como polizón (causando que Zoey se enfade por teléfono, pero ¿a alguien le importa?). Esta pseudo road-movie que han protagonizado estos tres durante este capítulo ha sido bastante divertida, con Gunnar intentando convencer a Scarlett de que su sitio está en Nashville, Avery resacoso o borracho y Scarlett solo preocupada por ir por la ruta turística. Scarlett ha servido de apoyo a Avery con el tema Juliette, ya que el chico cree que una infancia tortuosa no implica que te comportes así de adulto (discrepo bastante), y Gunnar a Scarlett. Tras horas de coche, las palabras de Gunnar, una huida improvisada de un bar de carretera después de que Avery "hiciera amistad" con la ex-novia/novia de un motero que intenta abrirle la cabeza y la fase de exaltación de la amistad de la borrachera de Avery, Scarlett se da por convencida y pone rumbo a Nashville. Ha sido demasiado fácil, la verdad. Podrían haberse entretenido un poco más con ese tema, pero bueno, ya se sabe que aquí las cosas avanzan rápido.

Will y Layla no pasan por su mejor momento, precisamente. La confesión de Will sobre su verdadera identidad sexual dejó a Layla muy descolocada, y le cuesta bastante afrontarlo. Will, que es consciente del daño que le está haciendo a la chica, le propone dejar el programa y divorciarse. Pero no todo iba a ser tan sencillo. La directora del reality sabe perfectamente el secreto que oculta Will, así que o siguen adelante con el programa o las cosas les van a ir muy mal. Por último, Maddie no está muy contenta con el compromiso de su madre con Luke, ya que preferiría que lo hiciera con Deacon (comprensible, tres figuras paternas deben ser demasiado para cualquiera). Así se lo cuenta a Teddy, aunque no cree que le vaya a servir de mucho, ya que el alcalde odia a Deacon y a la música en su opinión. Pero Teddy está dispuesto a demostrar que no es así, y se lleva a sus hijas a la actuación de Deacon en el Bluebird y se muestra cortés con el (¿de verdad vamos a tener que creernos que estos dos pueden llevarse bien con todo lo que ha habido entre ellos?).

En definitiva, Nashville ha vuelto con un capítulo centrado casi íntegramente en el terreno personal, que ha servido para resolver las dudas que nos dejó el final de la segunda temporada y recolocar a los personajes de cara a los próximos capítulos. No ha sido un mal regreso, desde luego, pero espero que en el próximo ya se pongan en marcha más tramas.








Reacciones: 

Related

That´s me without you 1982408819849262067

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item