Crítica: El Protector (2013), de Gary Fleder

 

Había un anuncio que para demostrar que la limpieza había sido completa decía: “¡el algodón no engaña!”. Pues esa me parece la mejor frase para resumir y comprender lo que nos ofrece esta película. “El protector” no engaña. Dirigida por Gary Fleder, un tío que se inició con “El coleccionista de amantes” y “Cosas que hacer en Denver cuando estás muerto” pero que encaminó su carrera principalmente hacia el mundo de la televisión, “El protector” (Homefront en el original) es una historia escrita por Silvester Stallone e interpretada por Jason Statham, James Franco y Winona Ryder que nos cuenta las andanzas de un agente de la DEA. La escena inicial presenta al bueno de Jason como agente infiltrado en una banda de moteros narcotraficantes y (lo siento pero tengo que utilizar esta expresión) desde el minuto uno empieza a repartir hostias como panes.

Podría comentar que James Franco me parece un excelente actor, que me ha alegrado volver a ver a Winona Ryder, que el guión de Silvester es un clásico (no confundir con el sobrevalorado término “previsible”), que siendo una película de acción no hay sobredosis de violencia,  pero me parecería una pérdida de tiempo y un insulto al lector. Además, si os he dicho que es un guión de Stallone y que el actor principal es Jason Statham que reparte estopa con mucho estilo, ¿qué c****** hacéis leyendo delante del ordenador? 

LO MEJOR: Que el algodón no engañe.
LO PEOR: Si no te gusta el género... 
NOTA: 7

COMENTARIOS