loslunesserifilos

The Last Ship: el barco de Michael Bay

Cada vez son más los directores y trabajadores del cine que se están pasando, o aportando su grano...

Cada vez son más los directores y trabajadores del cine que se están pasando, o aportando su grano de arena al menos, al mundo televisivo. Este año le ha tocado el turno a Michael Bay que, además de haber estrenado ya "Black Sails", trae su sello también a un producto destinado al canal TNT. Sello que en los últimos años no tiene mucho favor de la crítica pero que sigue funcionando a las mil maravillas (y si no, ojito a los datos de la última de "Transformers", que no puede tener más pinta de ser un auténtico bodrio). Pues bien, para bien o para mal, el director americano se ha metido en un proyecto, en el que ejerce como productor ejecutivo, que no podría encajar mejor con su forma de hacer productos de entretenimiento. De hecho, esta serie parece encajar mucho mejor que su otro estreno de piratas. El argumento es simple: un navío de guerra descubre que ha habido una pandemia global que ha acabado con la mayoría de la población y que son el último reducto sano de la humanidad. Además, cuentan con dos científicos que parecen estar metidos de llenos en el meollo de la infección. Juntos, buscarán una cura a la enfermedad, al mismo tiempo que tratarán de sobrevivir en este nuevo mundo.

A partir de aquí, SPOILERS

Con un argumento tan simple y poco original (pero al mismo tan llenísimo de mil posibilidades), el señor Bay por ahí y los trailers que iban saliendo, lo primero que hice (y creo que ayuda mucho) es concienciarme de lo que iba a ver. No iba a ser una serie sobre cómo la humanidad acepta un cambio tan brutal o una reflexión sobre el ser humano y lo que merece o no merece (para eso ya tenemos este mismo verano a "The Leftovers" o un poco más antigua "Battlestar Galáctica", que invita mucho a la reflexión). Lo que me proponía era una serie sobre un barco lleno de badass que se va a pegar tiros con quien haga falta con tal de sobrevivir y al mismo tiempo, si se puede, tratarán de encontrar la cura a la infección. Y digo esto porque probablemente estas expectativas han sido las responsables de que me lo haya pasado como un enano viendo los dos episodios que hasta ahora ha estrenado TNT.

En una serie con esta temática, la atmósfera se hace fundamental. Transmitir soledad, vulnerabilidad y peligro es esencial en este caso. Y, aunque en el fondo sabemos que no le va a pasar nada al barco, la sensación de que el mundo ha cambiado y de que no tenemos mucha información sobre la situación, hacen que la percepción de que están solos y de que ya no hay aliados si no solo enemigos (los rusos por ejemplo), se hace muy presente. Prueba de ello es cuando, durante el episodio piloto, un misil nuclear estalla en Francia, disparado por otro barco. De la misma forma, un desolado Guantánamo en el segundo episodio ayuda a reforzar también esta percepción. 

Por otro lado, el plantel de personajes no podría ser de lo más simple, plano y lleno de estereotipos. Y de patriotismo, claro. El capitán honorable que siempre busca hacer lo correcto, el segundo al mando, algo más "práctico", que le pone buena cara aunque está en contra de todo lo que hace (¿apostamos a ver cuánto tarda en amotinarse?), el científico malvado (esto recuerda a nuestra "The last ship" particular, "El barco") o la científica que sabe más de lo que dice pero no dice nada porque son sus órdenes o el militar rudo y fuertote que en el fondo tiene su corazón. Es decir, nada es nuevo, los personajes encajan con estereotipos muy manidos y poco sorprendentes (los terroristas islámicos del segundo episodio...con turbante y barba en Guantánamo...muy raro). Y yo creo que cuando manejas este plantel de personajes que no son muy decentes, la única opción es posible es que pasen mil cosas, que los capítulos sean frenéticos y que el espectador disfrute sin preguntarse muchas cosas acerca de los personajes. Y esto, "The last ship" parece que lo tiene bastante claro porque, aunque a veces intenta dar un poco de profundidad a alguno de los personajes, los 40 minutos que dura cada episodio están centrados en la acción, en esa atmósfera agobiante, solitaria y llena de conflictos (y es Michael Bay así que eso significa que hay explosiones por todos lados).

Por tanto, el ritmo de la serie no podría ser más frenético. Pasan mil cosas a la vez y los episodios pasan volados. Y, de alguna forma, como la trama, aunque no es original, consigue interesar, te importa hasta cierto punto lo que pasa. Y supongo que, si te gusta el género y quieres ver algo ligero y para no pensar, pues esto se potencia mucho más. No hay un momento de respiro y eso se agradece, teniendo en cuenta las debilidades que la serie tiene. Para mi, la sensación que me da un poco es de que es muy consciente de lo que es (algo que no se ve con tanta frecuencia como debería) y es consecuente con ello, potenciando sus puntos fuertes y no dejando ver (o intentando no dejar ver) los puntos débiles. 

Como resultado tenemos una serie la mar de entretenida, que no es especialmente buena, pero que es ligera (que en verano se agradece) y te hace pasar 40 minutos la mar de agradables. Y, además, viendo la morralla que están estrenando hasta ahora (ejem, ejem, Dominion) y teniendo como única esperanza casi la nueva serie de Guillermo del Toro, el barco de Michael Bay brilla un poco más.


Reacciones: 

Related

TNT 70478976658157581

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item