loslunesserifilos

Review Orange Is The New Black 2x10 – Little Mustachioed Shit

Más de una vez hemos escuchado eso de “ojos que no ven, corazón que no siente”. Mientras no veamo...

Más de una vez hemos escuchado eso de “ojos que no ven, corazón que no siente”. Mientras no veamos lo que pasa, todo va bien. La ignorancia, a veces, puede ser una gran amiga. Pero ¿Qué pasa con lo que el corazón intuye?

“Little Mustachioed Shit” nos trae de vuelta a Alex Vause, a la que, sinceramente, echábamos bastante de menos. Pero eso sí, nos tenemos que conformar con los flashbacks, con los recuerdos de una Piper solitaria y necesitada de cariño. Lamentablemente, la presencia de Alex es poco reveladora, pues a fin de cuentas, dichos insertos del pasado, no nos aportan nueva información. Tan sólo insisten en la idea del romance entre Chapman y Vause, cosa que ya sabíamos; y en la larga trayectoria de traición y sospecha que persigue a esta relación. Pero hay que admitir, que la química en pantalla de Schilling y Prepon sigue siendo magnífica.

“Little Mustachioed Shit” es romántico y sexy, pero también cruel, crudo y violento. Sexo, violencia y drogas son los principales protagonistas de este episodio. Pero al mismo tiempo, crítico y reivindicativo, centrándose, una vez más, en el lado socialmente comprometido de OITNB, y por qué no, de la televisión.

Tras su fin de semana en libertad, y la ruptura con Larry, Piper regresa a Litchfield, con la intención de continuar su condena, y su vida. Sin embargo, una carta firmada por Alex, pone en pausa sus planes. En un principio, Chapman se niega a leer aquello que Vause haya escrito, pero Nicky le hace entrar en razón. Pero para saber que dice la misiva, deberemos esperar al próximo capítulo. Sin embargo, el otro frente, el de Larry, sigue abierto. En un estupendo ejercicio de intuición femenina, Piper descubre que fue Polly la que se acostó con su ex novio. Ahora sí, Chapman es una loba solitaria.

Por su parte, la guerra entre Red y Vee, se encrudece. Tras el soplo recibido por Big Boo, Queen V quiere arrebatarle el negocio y el invernadero a la Reina Rusa, a lo que ésta, obviamente se niega. Pero lo que Vee no sabe es que hay una pequeña revolución a punto de estallar entre sus filas. Poussey, harta de ser el perrito faldero de nadie y poco dispuesta a verse involucrada en el contrabando de drogas, decide plantarle cara, desoyendo los consejos de Taystee. Así, se encuentra con Crazy Eyes, que se ha convertido en el buldog y guardaespaldas de V. Ambas protagonizan la escena más cruel y triste del capítulo, que nos deja apiadándonos de Poussey y rechazando las acciones de Suzanne.

Mientras, Healy y Pennsatucky continúan sus sesiones de terapia, y ambos deciden ampliar el círculo de amigos, sin ningún resultado. Mientras, Nicky juguetea con la tentación de su más poderoso amante: la heroína. Sacando fuerzas de flaqueza, se deshace de esos cuantos gramos que podrían haberle arruinado la vida de nuevo. Así, acude a Red, que promete encargarse personalmente del asunto. Ojo por ojo…

A su vez, Sophia y Morello, reciben respectivas visitas. La peluquera intenta reconectar con su hijo, mientras que Lorna, termina toda posible relación, por muy inventada que fuese, con Christopher, el cual le amenaza con confesar su intrusión en la casa. Esto, deja a Morello en los siempre abiertos brazos de Nicky, que una vez más demuestra lo grande que puede llegar a ser su corazón. Y saliendo de la nada, la pareja Nicky&Morello, por unos minutos, eclipsa y roba el protagonismo a Piper y Alex.

El punto de giro del capítulo viene de la mano del triángulo amoroso formado por Daya, Bennet y Mendez. Con Figueroa y Caputo al tanto del asunto del embarazo, Pornstache es despedido y arrestado por mantener relaciones sexuales con una condenada, a pesar de que Daya admite que fueron consentidas. Esto deja con cargo de conciencia a la pareja de tórtolos, que tarde o temprano terminarán confesando. Así, el paseo de la vergüenza de Méndez, acompañado por las hipócritas declaraciones de Figueroa a la prensa, supone el momento reflexivo y crítico del capítulo, dejando en evidencia las flaquezas del sistema.

“Little Mustachioed Shit” calma momentáneamente nuestro “mono” de Vause, nos regala doble ración de Nicky, y deja sabor agridulce post Mendez. Pero nos deja intuyendo la contundente venganza de Red, el posible re-regreso de Pornstache, y la arrepentida confesión de Daya y Bennet. Mientras tanto, nuestros ojos seguirán viendo y nuestro corazón sintiendo todo lo que pase en Orange Is The New Black.





Reacciones: 

Related

Taylor Schilling 9177782450116046957

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item