loslunesserifilos

Crítica: El Sueño de Ellis (2013), de James Gray

Durante estas últimas semanas han llegado a nuestras pantallas sendas películas que tratan un t...

Durante estas últimas semanas han llegado a nuestras pantallas sendas películas que tratan un tema tan delicado como el cáncer en adolescentes (“Bajo la misma estrella” y “Ahora y siempre”). Para estos y otros trabajos es frecuente encontrarte con comentarios despectivos que califican esos films de ñoños y sensibleros por resultar excesivamente almibarados y jugar con saña con las emociones del espectador. Aunque sean estos unos comentarios muy personales, directamente relacionados con la sensibilidad real de cada espectador, es de justicia reconocer que todos podemos sentirnos en alguna ocasión manipulados por una historia o la forma de narrarla. Pero también estamos obligados a aceptar que tan malo es pasarse por exceso como quedarse corto por defecto y James Gray, director entre otras de “Two lovers” y “La noche es nuestra”, se queda en esta ocasión muy corto.
“El sueño de Ellis” nos cuenta la historia de Ewa, una polaca que a principios de la década de los 20 se marcha a Nueva York junto a su hermana en busca de libertad, trabajo y felicidad. Al llegar a la Isla de Ellis se ven obligadas a separarse ya que su hermana Magda, enferma de tuberculosis, es puesta en cuarentena y queda retenida en la isla. Desde ese momento toda la energía del personaje, magníficamente interpretado por Marion Cotillard, está dedicada a tratar de rescatar a su hermana del hospital y poder reunirse con ella.

Además de la Cotillard, Jeremy Renner y Joaquin Phoenix realizan un soberbio trabajo, en especial este último que parece haberse convertido en actor fetiche del director. La fotografía de Darius Khondji permanentemente matizada por un sepia que nos traslada a principios de siglo demuestra por qué el gran Woody Allen confió en él para sus recientes “Midnight in Paris” y “A Roma con amor” y contribuye en un porcentaje elevadísimo a un diseño de producción impecable que dota a la película de una superior calidad técnica. Sin embargo todo está narrado con excesiva sobriedad, sin un ápice de sentimientos, sin alma, de forma que tras acompañar durante dos horas a la protagonista por un calvario, te levantas de la butaca y sin haber abandonado la sala ya te has salido de la historia y dejas de pensar en lo que te han contado.
No cabe duda de que una de las mayores cualidades de un director es tener el pulso narrativo adecuado que impida el exceso, lo que ante determinadas historias implica tener que ir pisando el freno, pero, como bien saben los amantes del motor, hay que tener sumo cuidado con no pasarse de frenada.
LO MEJOR: La fotografía. El diseño de producción.
LO PEOR: Una narración sin alma.
NOTA: 5 / 10
Reacciones: 

Related

Opinion 8425697718418432111

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item