loslunesserifilos

24 Live Another Day: Jack is back!

Hace cuatro años, terminó una de las series más importantes de estos últimos años, tanto por su...


Hace cuatro años, terminó una de las series más importantes de estos últimos años, tanto por su formato, innovador, como por las historias que contaba (todo con un tinte post 11 de Septiembre, muy conspiranoico) o su protagonista, uno de los iconos más importantes de la televisión. Lo cierto es que, tras 8 temporadas de 24 episodios, se notaba el desgaste de la serie en algunas ocasiones y la idea de darle un final no era descabellada. Tras el final, que dejaba algunas tramas abiertas pero en general todo bien atado, los rumores de una película empezaron a sonar muy fuerte. Sin embargo, tras años de escrituras y reescrituras de guión, parecía que la película iba a quedar en saco roto y que no veríamos un capítulo final de las aventuras de Jack Bauer. Por suerte, cuando el año pasado cancelaron "Touch", donde Kiefer Sutherland era el protagonista, los rumores acerca de una posible vuelta a la televisión de 24, con un formato de 12 episodios en lugar de los 24 habituales, los fans (o al menos un servidor) nos ilusionamos. Meses después, 24: Live Another Day era una realidad. La vuelta de Bauer a la pequeña pantalla con su novena aventura. 12 nuevos episodios en los que, pasada la pasión del inicio, tenía que probar que merecía volver. Y vaya si lo ha demostrado. Con creces. Live Another Day ha sido, bajo mi punto de vista, una de las más grandes aventuras del siempre torturado y sacrificado agente de la UAT.

A partir de aquí, SPOILERS


La acción se sitúa cuatro años después de los eventos de la octava temporada, cuando vimos a Jack Bauer huyendo de su gobierno (y también del ruso) otra vez. Esos cuatro años son un lapso de tiempo del cual apenas sabemos nada, excepto que trabajó para un contrabandista para sacarlo del mercado y que conoció a Belcheck, probablemente el personaje más inútil de toda la temporada. No obstante, a través de una novela gráfica y un libro, podremos rellenar esos huecos en la vida de Bauer, hasta que nos situemos en su aparición en Londres. La UAT no está allí, aunque tampoco se deja claro si después de la octava temporada, la agencia desaparece del todo, si no que, la agencia que va a estar presente es la CIA. Por tanto, todos los personajes que trabajan allí son nuevos. A destacar, dos principalmente, Kate Morgan, una agente de campo que va a ser transferida a los EEUU después de que su marido vendiera presuntamente información clasificada y Steve Navarro, el jefe de la estación. Al comienzo de la temporada, la CIA persigue y captura a Bauer, pero poco después se verán obligados a trabajar juntos tras comprobar que la amenaza que Jack intenta parar es cierta. A partir de ahí, la relación que se forma entre Jack y Kate funciona bastante bien. No es Renee Walker, pero se le parece y convence. Además, Yvonne Strahovski está perfecta y cómoda en el papel así que, de hacer un spin-off con ella como se ha comentado, podría ser bastante interesante.

Por otro lado, la parte política de la temporada ha estado sustentada por algunos personajes nuevos y otros que ya conocíamos. Y a los que conocíamos ha sido todo un acierto devolveres a la serie. El presidente es ahora James Heller y con el trabajan su hija, Audrey Raines y amor imposible de Jack y su marido, Mark Boudreau. La vuelta de Heller y Audrey ha perfecta, ya que, además de tener una de las tramas políticas más interesantes de la serie, ha permitido que su historia con Jack continuara tras el corte abrupto de la sexta temporada, con Audrey torturada y Heller pidiendo a Jack que no volviera nunca. Yo, al menos, he agradecido mucho que se hayan arriesgado a continuar con estos personajes. En cuanto a Mark, ha funcionado lo suficientemente bien como pseudovillano encargado de entregar a Bauer a los rusos para así evitar que él y Audrey tuvieran nada, ya que era evidente que, tal y como había quedado su relación en la temporada seis, ambos todavía sintieran. Se podría haber profundizado mucho más en la recuperación de Audrey y demás, pero en general, ver a Bauer, Heller y ella interactuar de nuevo ha sido gratificante.

En cuanto a Heller, el elemento diferenciador del resto de presidentes también ha sido un acierto. Que padeciera Alzheimer, y se le notara en alguna ocasión, ha servido para que la tensión estuviera por las nubes en algunos momentos donde tenía que comparecer o hablar con alguien importante que no sabía nada sobre lo que le pasaba (el primer ministro británico, por ejemplo). Además, ha dado una de las escenas más conmovedoras de toda la serie en los últimos minutos, cuando, tras la muerte de Audrey, le dice a Alistair que, en unos meses, no se acordará de nada, ni siquiera de su hija ni de lo que le ha pasado. Por su parte, Audrey y Jack comparten algunas escenas en las que se ven los sentimientos de ambos, pero esto es 24 y a Jack Bauer las cosas nunca le salen demasiado bien, así que su última oportunidad de ser feliz muere junto con Audrey, cuando Kate no puede hacer nada por salvarla.

Otro de los grandes aciertos de Live Another Day ha venido por parte de los villanos que han elegido para dar problemas a Bauer. Generalmente, 24 ha tenido villanos decentes (auunque algo repetitivos en alguna ocasión) pero Margot Al-Harazi se sitúa probablemente en la lista de los mejores. Buena parte es debido a la magnífica interpretación de Michelle Fairley, pero además, el hecho de que su personaje tenga en ocasiones sentimientos encontrados ayuda enormemente. El segundo villano de la temporada ha sido toda una sorpresa, ya que nadie lo veía venir: Cheng Zhi, uno de los malos de la sexta temporada que salió relativamente impune de todo lo ocurrido en el sexto día. Esto ha hecho que los últimos episodios fueran una absoluta locura ya que, además, Cheng fue el encargado de torturar a Jack cuando lo llevaron a China y a Audrey cuando fue a buscarle.

Pero, aunque la nueva temporada de 24 ha estado a un altísimo nivel, ha tenido algunas cosas que no ha sabido aprovechar bien. Por poner algunas "pegas", podriamos poner el origen de algunos personajes de la serie, como Belcheck, o la poca profundización en un personaje tan potente como era Adrian Cross y su grupo. O la familia de Margot, que podía haber dado más de si (excepto Simone). O incluso la trampa que nos hicieron con la supuesta muerte de Heller, aunque eso han sabido compensarlo bastante bien con lo que le ocurre en el episodio final al presidente. Sin embargo, estos errores no esombrecen en absoluto la vuelta de Jack Bauer, que se ha ganado merecidamente seguir contando historias.




En cuanto al final, el equipo ha decidido dejarlo relativamente abierto a una hipotética décima temporada. Jon Cassar y Mary Lynn (Chloe) se muestran bastante optimistas a este respecto así que, tal y como ha sido Live Another Day, el anuncio de su renovación creo que sería perfecto. Si no, todos podemos suponer el destino de Bauer en Rusia, así que no sería un mal, mal, mal final tampoco. Al fin y al cabo, los últimos minutos se han centrado en algo que ha sido el pilar fundamental de la serie durante muchas temporadas pero en esta más que nunca: la relación de amistad entre Chloe y Jack donde, al final, solo se tienen el uno al otro. Final agridulce que pide continuación a gritos, por otro lado. Pero, aunque esto está aún por ver, si Live Another Day es lo último que vamos a ver de Bauer en la pequeña pantalla, ha sido más que un digna despedida.


Reacciones: 

Related

Yvonne Strahovski 2581213390664293841

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item