loslunesserifilos

Review Orange Is The New Black 2x06 – You Also Have A Pizza

¿Qué es para ti el amor? Dolor, aceptación, falta de aire, necesidad, sexo… y pizza. El amor es u...

¿Qué es para ti el amor? Dolor, aceptación, falta de aire, necesidad, sexo… y pizza. El amor es un concepto difícil de definir, especialmente si vistes un mono beige y tu horizonte se oculta tras unos barrotes.

“You Also Have a Pizza” es un capítulo romántico y sexy, o todo lo romántico y sexy que pueda ser un episodio dedicado a San Valentín en Orange Is The New Black. No hay pétalos de rosa, ni champán ni ositos de peluche, sino contrabando, amenazas, sexo a escondidas y soledad. Bueno… y galletitas con forma de corazón. Es una reflexión sobre las relaciones humanas, sobre el amor y sus formas y sobre la supervivencia.

“You Also Have a Pizza” es uno de los capítulos más completos y complejos de lo que va de temporada. Cuenta con la presencia de todos los personajes de la serie, lo que le otorga una riqueza de colores, sabores y matices sin precedentes, además de ahondar en tramas e historias con una estructura narrativa de actos y entreactos que le permite jugar con los recursos cómicos y dramáticos propios del género documental, ya utilizado en capítulos anteriores (mock job fair). Se trata de un episodio emocionalmente profundo, pero al mismo tiempo cargado de comicidad, ironía y sátira, que termina ofreciendo un final amable y dejando buen sabor de boca.

Aquí descubrimos el pasado de Poussey, el personaje más amigable, honesto y cariñoso de la serie. Sin embargo, el drama se produce por contraste. Tras una fachada jocosa y simpática, hay una larga colección de corazones rotos. Poussey es la narradora perfecta para el mensaje que este capítulo quiere transmitir. Hija de militar, se vio arrastrada a lo largo del planeta, siguiendo los diferentes destinos de su padre. Y en una rotunda crítica al “Don´t Ask, Don´t Tell” que caracteriza a las fuerzas armadas estadounidenses, es obligada a separarse de su joven amor, lo que prácticamente le lleva a cometer un asesinato.

Mientras tanto, Daya y Bennett procuran, en la medida de lo posible, celebrar con normalidad su San Valentín. Pero la realidad es otra bien distinta: es un amor en secreto, entre barrotes, prohibido, vigilado tanto por la administración como por las presas. Y ahora amenazado y cohibido por los chantajes del grupo de latinas, a los que Bennett no tiene más remedio que obedecer con la ayuda de su prótesis. A pesar de todo, la pareja consigue su momento de intimidad, que termina interrumpido por el fantasma de Mendez.

A su vez, la guerra del contrabando sigue su curso. Red, con la ayuda de su hijo y a través del invernadero, introduce en Litchfield todo tipo de artículos, con los que pretende recuperar el afecto de sus antiguas amigas. Por su parte, Vee y su séquito, ponen en marcha una autentica tabacalera en el almacén. Las abejas reina se enfrentan por el control de la colmena. ¿Quién saldrá vencedora?

Al mismo tiempo, Piper sigue como Catherine en Cumbres Borrascosas, intentando decidirse entre la pasión, encarnada en Alex Vause, y la razón, interpretada por Larry. Chapman recibe la visita de Larry, que le propone un acuerdo en el que ella hará las veces de espía y el de escritor con el objetivo de destapar los males y defectos de la vida en Litchfield. Piper rechaza el asunto, provocando la ira del tontorrón de su ex prometido. Así, Piper se ve más sola que nunca, sin ningún sitio al que volver cuando termine su condena y nadie a quién encontrar en casa. Es definitivamente, una loba solitaria.

Pero finalmente, termina accediendo y disimulando su investigación bajo la excusa de poner en marcha una publicación. Ante esto, Healy, que desea ganarse la confianza de las presas, le da luz verde al proyecto de Piper. De aquí, la estructura de entrevistas y entreactos, y el estilo documental, con el que se organiza el capítulo y que nos presenta las opiniones de los distintos personajes. La última en dar su opinión es la propia Piper, dejando ver su evolución, su dolor, y lo mucho que ha crecido desde que llegó a Litchfield. El amor es volver a casa.

Pero el rechazo, provoca que Larry se vea empujado hacia Polly, último recurso de su antigua vida al que agarrarse. A su vez, fuera de la prisión, Caputo intenta conquistar a Fischer, pero ésta, no tiene el mismo concepto de su relación. Los corazones rotos traspasan los fríos muros de la cárcel.

El broche final al capítulo viene de la mano de tres parejas inesperadas, que nos demuestran que el amor no siempre tiene que ser romántico o sexual, sino que el ser humano, simple y llanamente, necesita de otros seres humanos. Gonzales y Ramos tiene un apasionado intercambio que termina en un amistoso y cariñoso abrazo. Crazy Eyes y Morello se funden en un abrazo de consuelo, soledad y compasión. Y Pennsatucky y Healy comparten una galleta, un abrazo y su dolor.

“You Also Have a Pizza” es redondo, cuidado y emotivo. Destaca en estructura, interpretación y temática. Tramas perfectamente entrelazadas, grandes giros de argumento, nuevas relaciones y mucho humor negro. Las habitantes de Litchfield celebran el amor entre tabaco, sexo y contrabando, pero sin olvidar que aún, les queda mucho tiempo para volver a casa.



Reacciones: 

Related

You also have a pizza 460252771004100874

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item