loslunesserifilos

Review Orange Is The New Black 2x01 – Thirsty Bird

Piper Elizabeth Chapman. Taylor Swift. Dandelion. Lindsay Lohan. Vainilla. College. Blondie. Al...



Piper Elizabeth Chapman. Taylor Swift. Dandelion. Lindsay Lohan. Vainilla. College. Blondie. Al igual que Dios, tiene muchos nombres, pero para llegar al cielo, primero tiene que atravesar el peor de los infiernos. She´s back, bitches!

La segunda temporada de Orange Is The New Black ha vuelto igual de agresiva, irreverente, cruda, oscura e impactante que la primera. Igual pero no más, pues en este primer episodio se aprecia la contención y la precaución. La explicación se puede hallar en la necesidad de darle salida momentánea al personaje interpretado por Laura Prepon. Cómo sabemos, Alex Vause intervendrá en menor medida en la vida de Piper Chapman durante este esperadísima segunda temporada.

OITNB vuelve pisando fuerte, pero pisando seguro. Repite el esquema del episodio piloto que nos volvió locos hace ya un año. Así, nos encontramos a Piper como pez fuera del agua, reubicada en una prisión de Chicago en vistas a su declaración en el juicio contra Kubra, el jefe de la organización para la que Alex trabajaba. Cómo en un déjà vu, Piper vuelve a ser la nueva, con mono naranja incluido, objeto de burlas y mofas, desconcertada, confusa y asustada. Pero Piper no es, ni de lejos, la misma que hace un año. Es más rápida, más inteligente, más fuerte, más valiente, y más oscura.

Tras varios días en aislamiento, es trasladada a Chicago para su intervención en el juicio. Después de un largo viaje de avión, donde la desesperación le lleva a la confesión de su agresión a Pennsatucky, en un más que notable ejercicio interpretativo por parte de Schilling, Chapman se ve otra vez ataviada con el desfavorecedor color naranja. De nuevo, cumpliendo deseos y exigencias de sus estrambóticas compañeras de celda, haciendo de ésta, una jaula de grillos. Literalmente. O más bien de cucarachas.

Piper se transforma, en este capítulo, en domadora de cucarachas, metáfora, y al mismo tiempo premonición, de su situación actual, de su persona y de su relación con Alex. Tras intercambiar sus bragas por un mensaje, ambas se reencuentran, separadas por barrotes. Alex asegura que no le guarda rencor, y además calma los miedos de Piper al hacerle saber que Pennsatucky no está muerta. Aquí, Vause le explica que, para obtener la libertad, deben mentir, aunque esto implique romper las leyes. De esta forma, comienza el Dilema del Prisionero: si Alex dice la verdad y Piper miente; si Alex miente y Piper dice la verdad; si ambas dicen la verdad; o si ambas mienten. ¿Verdad o mentira? ¿Confiar o sospechar?

Mientras tanto, como ya veníamos haciendo durante la primera temporada, profundizamos en el increíblemente interesante personaje de Piper Chapman, mediante los flashbacks de su niñez. Como bien ella misma explica, lo de mentir es algo que viene de familia. Así, conocemos que su padre engañaba a su madre y que ésta era una completa hipócrita. Por lo tanto, Piper fue educada en el arte de la mentira, de la que aún hace uso. Mentir para sobrevivir. Mentir por amor. Mentir a los demás. Mentirse a uno mismo.

Cómo no podría ser de otra forma, la buena de Piper termina confiando en Alex, de la que, obviamente, sigue profundamente enamorada. Y desoyendo los consejos de su suegro, miente bajo juramento, alargando aún más su condena. En cambio, y continuando el patrón, Alex vuelve a traicionar a Piper, confesando la verdad, abandonando a nuestra querida protagonista a la peor de sus suertes, y en busca de cucarachas.

“Thirsty Bird” nos regala una serie de personajes episódicos muy ricos y cargados de matices. Asesinas, astrólogas, pervertidos. Sin embargo no satisface nuestra necesidad y ansia por volver a ver a Pennsatucky, Red, Tasha, Nicky y compañía. Por contemplar el reencuentro entre la enviada de Dios y Chapman. Por ver cómo crece la relación  entre Nicky y Piper. Por conocer a la recién llegada Vee…

 “Thirsty Bird” nos devuelve el humor negro, cruel, recalcitrante, real y tenebroso, cargado de referencialidad, metáforas y autoconciencia, de Orange Is The New Black. Ha vuelto repitiendo el esquema de su apertura de principio a fin: una Piper confusa y asustada, que se reencuentra con Alex, a la que termina maldiciendo a gritos. Nos espera una temporada oscura, radical y emocionalmente muy profunda, en la que tanto Piper, como nosotros, viajaremos a lo más tenebroso y denigrante del ser humano. Are you ready for Round 2? 




Reacciones: 

Related

Thirsty Bird 5874971378841325743

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item