loslunesserifilos

Review Revenge 3x22 – Execution

Todos nuestros actos tienen consecuencias. O más bien un precio. Todo lo que hagamos nos será devu...


Todos nuestros actos tienen consecuencias. O más bien un precio. Todo lo que hagamos nos será devuelto, tarde o temprano. La cuestión es ¿cuánto estamos dispuestos a sacrificar por alcanzar nuestros objetivos? What goes around, comes around.

Repitiendo la estructura de la segunda temporada, Revenge juega a arrastrarnos por una montaña rusa. De esta forma, nos deja pasmados y absolutamente enganchados durante los primeros cinco episodios de la temporada, a continuación baja el ritmo, para volver a despuntar en la midseason. Posteriormente, nos aburre hasta la saciedad, despistándonos con tramas secundarias que carecen de relevancia para, en el último momento, en los últimos cuatro capítulos, hacernos perder la cabeza. Así es, es el negocio televisivo.

“Execution” no ha dejado títere con cabeza. Tras una temporada de altibajos, y personajes irrelevantes, como Patrick o Stevie, la season finale cumple con nuestras expectativas, pero destruye nuestras ilusiones. Así, por fin, Emily cumple su objetivo, aquello por lo que ha peleado durante tres largos e intensos años. Pero ha pagado un precio demasiado alto por ello. Y a pesar de todo, no ha terminado. Por su lado, complace ver la caída en desgracia de los Grayson, aunque en nuestra imaginación, parecía más épica.

Como buena season finale, se han cerrado tramas, se han abierto otras, y nos dejan la miel en los labios con un tremendo cliffhanger. Pero entonces, ¿por qué nos sentimos “engañados”? Pues porque han hecho aquello que esperábamos fervientemente que no pasase, pero que en nuestro corazón y subconsciente seriéfilos sabíamos que iba a ocurrir tarde o temprano. Nos han hecho la de Pretty Little Liars, esto es, nos han cambiado el argumento de la serie. Sí amigos y amigas, David Clarke no estaba muerto, estaba de parranda. Está bien vivo. Y ahora ¿qué?

Con Conrad entre rejas, la declaración de inocencia de David Clarke, y el consecuente regocijo de Emily, los planes de venganza se centran en Victoria. Así, tras descubrir que Renner, el de la cabaña, trabaja para Vicky, y que ésta quiere pruebas de su ADN, Emily envía a Aiden a la consulta de su antigua psiquiatra para que le de los informes. Sin embargo, Queen V se ha adelantado y le ha tendido una trampa al inglés. Paralizándole con algún tipo de mejunje, Victoria remata la jugada asfixiándole. De esta forma, le arrebata a Emily la persona que más quiere, al igual que hizo ella con Pascal. Ojo por ojo. Te echaremos mucho de menos, Aiden, ¡con lo que nos alegrabas la vista y los corazones!

Ya sabemos que todo se pega menos la belleza. Al mismo tiempo, Nolan, lleva a cabo su propia venganza contra Daniel. Para ello, hace llamar al hermanito pequeño de Margaux para que le tienda una trampa a su enemigo. Pero quizá el joven DeMarshall se ha excedido en su cometido. Nolan termina con una foto incriminatoria de Daniel en la cama con el cadáver de una chica. Querido Nolan, no sabes dónde te has metido.

Por su parte, la pobre Charlotte, a la que ya no le queda nadie en quién confiar, descubre que fue Jack quién la raptó. Sin embargo, no se apiada de su alma, y avisa a la policía. ¿Terminará el camarero entre rejas?

Al mismo tiempo, Conrad intenta sobrevivir en la cárcel de la única forma que sabe: a base de chantajes. Tras ofrecer una enorme suma de dinero, Grayson vuelve a disfrutar de su libertad, pero le dura bien poco. Caminando por la carretera, recibe la inesperada visita del Fantasma de las Navidades Pasadas. Es David Clarke, quién le apuñala y deja sangrando en mitad de la nada. Conrad ha recibido su merecido.

Pero la Reina no se conforma sólo con matar, sino que en un movimiento estilo El Padrino, le deja el cuerpo de Aiden sentadito en el sofá junto al fuego. Menuda desalmada. Como cabría esperar, Emily cae en el más profundo de los abismos, pues Victoria le ha vuelto a arrebatar su futuro. Así pues, tras un intercambio de verdades como puños en el cementerio, en plena exhumación de cadáveres, Emily deja K.O a Victoria con una pala. Con ayuda de la psiquiatra, Emily ingresa a Vicky en el mismo hospital en el que ella misma ingresó a su madre. Diente por diente.

“Execution” pone punto y final a la tercera temporada, pero un punto y aparte para Revenge. Tremenda sensación de incertidumbre la que nos deja este capítulo. Muchas preguntas sin respuesta. ¿Qué camino seguirá ahora la serie? Emily ha cumplido su objetivo: Conrad está muerto, o al menos eso parece, y Vicky ingresada en un hospital psiquiátrico. Sin embargo, todavía tiene que descubrir que todo lo que ha perdido, todo lo que ha sufrido y todo por lo que ha luchado, resultan una farsa. Su padre, la razón de todo, no está muerto. Con Jack prácticamente en la cárcel, Nolan metido en un tremendo embolado, los Grayson en fuera de juego y David Clarke vivo y declarado inocente, ¿cuál es el siguiente paso para Emily? ¿Unirán padre e hija sus caminos o se separarán aún más?

Doble infinito. Eterna venganza, camino sin final. La venganza seguirá su curso…


Reacciones: 

Related

victoria grayson 1780332071791889534

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item