loslunesserifilos

Review Revenge 3x21 - Impetus

La verdad. El mayor de los regalos o la peor de las condenas. Los caminos que hay que recorrer par...


La verdad. El mayor de los regalos o la peor de las condenas. Los caminos que hay que recorrer para alcanzarla son oscuros y tortuosos, pero las vistas desde la cima, merecen la pena. El sufrimiento y el dolor nos harán fuertes y la verdad nos hará libres.

Capitulazo que se han marcado esta semana en Revenge. Tras varios episodios de idas y venidas, de personajes que llegan y se van, de tramas secundarias sin sentido, llegamos a la recta final por todo lo alto. El ansiado momento ha llegado, y no nos hemos dado ni cuenta. Si algo caracteriza a esta serie, son sus espectaculares finales de temporada. Y el de la semana que viene promete ser una gran season finale.

“Impetus” destroza nuestras expectativas. Siguiendo la progresión de los últimos capítulos, éste debería haber sido un sinfín de palabrería y escasos avances. Sin embargo, como salido de la nada, nos devuelve al principio de los tiempos, a la premisa original de la serie, a ese “algo” que nos cautivó hace tres años. Así, recuperamos la trama, el interés, los cliffhangers, los espectaculares puntos de giro, y por encima de todo, a Emily.

En tan sólo cuarenta y cinco minutos, hemos pasado de la superficialidad de los últimos capítulos, a la profundización y el drama del principio de esta temporada. De lo culebronesco y el recurso manido, al crecimiento de los personajes y de sus historias. “Impetus” es oscuro, tenebroso, profundo y revelador. Nos adentramos en los miedos de Emily: el miedo de no poder entablar una relación con su hermana después de lo que le ha hecho, el miedo de haber perdido a Amanda Clarke en Emily Thorne, el miedo de no volver a ser ella misma. Paralelamente, descubrimos, con tremendo placer, un lado todavía más oscuro y terrorífico de Victoria: el dolor, la tristeza y más venganza.

La semana pasaba nos dejaba con el rapto de Charlotte. Aquí averiguamos que detrás se encuentra el “dream team”, y no pretenden otra cosa, que hacerle ver la verdad. Emulando “V de Vendetta”, Emily, Nolan y Aiden someten a Charlotte a torturas y martirios, con la intención de “hacerla libre”. Con las técnicas de “La naranja mecánica”, le obligan al visionado de imágenes del accidente y las víctimas del vuelo 197. Por supuesto, Charlotte, influenciable como es ella, termina por aceptar el hecho de que su papá es malo malísimo.

Al mismo tiempo, la investigación de Pascal sigue su curso. Tanto Victoria, como Daniel y Margaux, tienen la firme sospecha que en realidad fue Conrad quien empujó al francés bajo las hélices. Por su parte, la policía, además de las grabaciones de seguridad de la fiesta, ha encontrado una huella parcial en el cable que llevaba Pascal. Pero en un rápido movimiento informático, Nolan hackea la base de datos de la policía, salvando, una vez más, el pescuezo de nuestra querida protagonista.

Entre tanto, no nos olvidamos del triángulo amoroso. La eterna ecuación sin solución cuyos factores son Aiden, Jack y Emily. El inglés, sacando su lado juguetón y mentiroso, le dice al camarero, que lo suyo con Emily ha terminado. Lo cual no es verdad, ni remotamente, como bien nos deja claro con los ya míticos besos en el porche. ¡Ay, Aiden, qué enamorados nos tienes! El rechinar de dientes de Jack se acentúa cuando es testigo de este intercambio amoroso. Pobre Jack, ¿cuándo se atreverá a dar el paso?

Por su parte, Victoria no cesa en su intento de desvelar la verdadera identidad de Emily Thorne. Así, tomando muestras de ADN de Charlotte y Carl, descubre que, como cabría esperar, no corre la misma sangre por sus venas. Suma y sigue, pues “Impetus” nos desvela que el tal Renner trabaja para la Reina y todo el asunto de la cabaña en el bosque y el anillo forman parte del maléfico plan de Vicky.

Mientras Victoria permanece indiferente ante el rapto de su hija, Conrad está dispuesto a desvelar y confesar todos sus pecados con tal de recuperar a su descendencia. Amenazado con falsos vídeos creados por Nolan y falsas orejas ensangrentadas, el patriarca de los Grayson prepara una rueda de prensa. Sin Pero gracias a la intervención del bueno de Jack, Charlotte queda puesta en libertad, aunque con un regalo en la solapa. Así, sin saber que toda la conversación está siendo retransmitida en directo, Charlotte acusa a su padre y éste admite sus más oscuros secretos.

Con una estupenda secuencia a cámara lenta, de esas que nos encantan, vemos la destrucción y la caída de Conrad Grayson. Y así, de la nada, Emily ha alcanzado su objetivo. Tiene a Conrad entre rejas por su relación con el vuelo 197 y con David Clarke. Pero sabe que todavía le queda mucho camino por recorrer. Aún queda Victoria.

Aún queda darle jaque mate a la Reina. Pero ¿quién caerá?






Reacciones: 

Related

victoria grayson 4899858402934485077

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item