loslunesserifilos

Review Nashville 2x22- "On the other hand" (Season finale)

Definitivamente, parece que los dos capítulos anteriores servían para preparar el terreno de car...


Definitivamente, parece que los dos capítulos anteriores servían para preparar el terreno de cara a este último, que ha tenido mucha más tela que cortar y ha sido más interesante (no en vano es una season finale). En comparación con la season finale de la temporada anterior, está me ha parecido más contenida (en el sentido de que no se les ha ido la mano como sí pasó con el accidente de Rayna y Deacon, por ejemplo) y en general más satisfactoria. Vamos a desmenuzarlo.

Rayna está de los nervios. Su álbum está a punto de salir, y el negocio de la música ha cambiado mucho desde su época gloriosa. Mucha culpa la tiene internet. Pero en cualquier caso, viendo el gran desembolso que han hecho Jeff y Edgehill para que Will esté mejor posicionado, no lo tiene fácil. Y más cuando Jeff consigue que quiten a Rayna del cartel de un concierto en Nueva York y que además ha hablado con Sam Boone para conseguir un buen trato para Will, con el que conseguir 200000 descargas del cd. Por suerte, Rayna recuerda que el alcalde de la ciudad es su ex marido y consigue montar un multitudinario concierto en el estadio de fútbol.

Además, también tiene que lidiar con los problemas de Juliette y de Maddie, que está con el pavo subido y ya quieren que la contraten para la discográfica de su madre (menos lobos, que cantas muy bien, no vamos a negarlo, pero eres demasiado joven, así que mejor si dejas de ser tan pesada con tus múltiples progenitores sobre el tema). Teddy, que desde lo que paso con Megan ha estado desaparecido de la serie, se siente cada vez más desplazado en esa familia de músicos.


Juliette sigue en un sin vivir por lo que ocurrió con Jeff, ya que el jefe de Edgehill sigue presionándola para que vuelva a su discográfica si no quiere que se lo cuente a Avery. Juliette sabe que Avery no se lo perdonaría, por lo que a la desesperada intenta que Rayna le rescinda el contrato (solo le faltaba eso a Rayna ya), sin éxito. El siguiente paso en la escala Juliette era obvio: una buena borrachera. Y solo ella es capaz de presentarse borracha en el evento de una asociación de alcohólicos anónimos. Obviamente no canta, y Rayna, que se ha dado cuenta de su comportamiento se presenta en su casa para cantarle las cuarenta. Juliette decide contarle (entre vomitona y vomitona) la situación en la que se encuentra con Jeff. Rayna le aconseja que le cuente lo ocurrido a Avery y le promete que van a darle su merecido a Jeff.

Y vaya si lo hacen. Además del baño de masas que supone el concierto en el estadio, Rayna se ha decidido a hablar con Sam Boone, y en una jugada que no le parece del todo limpia pero que resulta necesaria, ha conseguido romper el trato que Jeff había conseguido para Will y sustituirlo por uno para ella. Y encima con 250000 descargas. Además, Jeff tiene ahora en contra que no quiere que Luke se entere de las artimañas que utiliza (otro que abandonaría Edgehill llegado el caso), as que de momento se guarda Rayna en la manga. Y también ha perdido la baza de Juliette, puesto que Avery ya lo sabe. Jeff se marcha derrotado, pero espero que vuelva con fuerzas para la próxima temporada. Porque como personaje cabrón y gilipollas ha cumplido sobradamente, y la serie necesita su presencia.


Porque sí, Avery se ha enterado de lo de Jeff y Juliette, y no por boca de ella, que hubiera sido lo deseable. El chico no es tonto (no del todo al menos), y tantas miraditas y evasivas entre Gunnar y Zoey al hablar de Juliette no le han pasado desapercibidas, y se entera por boca de ellos. Vuelve a casa de Juliette, intentando creer que no es verdad, pero cuando la rubia se lo confiesa entre lágrimas, no duda en romper con ella. Después de una borrachera a base de cervezas y de que Scarlett le visite, decide volver a visitarla. Porque si que cree que ella le quiere, pero sigue sin comprender porque lo hizo, ni sabe cómo podría volver a confiar en ella.

La escena en la que Juliette le cuenta sus motivos y sus sentimientos ha vuelto a demostrar que Hayden Panettiere se merienda al resto de actores de la serie (incluso a Connie Britton, que me parece una muy buena actriz, pero que en Nashville siempre me ha parecido que está con el piloto automático, en contraste con su gran trabajo en Friday night lights o incluso en American horror story), y deja la puerta abierta para el futuro de esta relación, que cambiará en función de si Avery decide quedarse o marcharse en ese momento. Mi apuesta: romperán y en un futuro les volverán a juntar. Siempre he pensado que romperían, ya no tanto porque la fastidiara alguno de los dos, sino porque dejar a Juliette con pareja fija a estas alturas de la serie no es algo que creo que fueran a hacer los guionistas (además de que les cuesta mucho mantener a las parejas juntas mucho tiempo)

Will ha pasado del cielo al infierno en apenas 43 minutos de capítulo. De tener un previsible éxito en su mano con su primer disco y un reality que aunque no le guste estaba funcionando, ha pasado a tener perdida la batalla con Rayna en cuanto a ventas, lo que veremos como repercute en su carrera (no tener éxito con el primer disco es posible que no sea buen augurio). Si no que además sigue teniendo problemas con la ocultación de su identidad sexual, pero tras una nueva charla con Gunnar sobre el tema, decide confesárselo a Layla (que lo increíble es que no se haya imaginado nada)... y probablemente acabe de hacerlo a mucha más gente. Pero Will, muchacho, ¿tu de verdad creías que los del reality no os iban a poner cámaras en la habitación? Estaba claro que si, aunque solo fuera para ver si practicabais edredoning. Ya que te decides a confesar, al menos sácala de casa y se lo cuentas en otro sitio, pero ahí... En fin, veremos como de público se hace el tema y a donde lleva al personaje.

Scarlett sigue adelante con la idea de abandonar Nashville. Quiere volver a la universidad en Missisipi, y no parece que vaya a cambiar de opinión. Tras realizar su tour de despedidas, finalmente se decide a visitar a Gunnar después de leer la canción que había escrito pensando en ella. Tras "liberarle" de toda la culpa que el chico pudiera sentir por su situación, cantan juntos una última vez... aunque no va a ser la última, porque tras la canción no creo que Scarlett tenga ya muchas ganas de marcharse.


Deacon, además de organizar el evento de su asociación (me encanta como se sacan de la manga conciertos para todo los guionistas), ha estado todo el episodio pensativo. Tras la foto que le regala Maddie y las palabras de Scarlett empieza a pensar en lo que podría haber sido de el de haber tenido la familia que seguramente habría tenido de no ser por el alcohol. Y la gota que colma el vaso llega cuando Luke le propone matrimonio a Rayna en pleno estadio y ella acepta. Algo se rompe, y también se forja, en el interior de Deacon en ese momento y toma una decisión. La decisión de que lo correcto, de que lo que debe ser, es tener esa familia. Porque siente que ha cambiado, que todo puede ser distinto, y que ahora está preparado tanto para ser padre como para marido. Y por ello, Rayna recibe su segunda propuesta de matrimonio de la noche. Que decida casarse con Luke, con Deacon o con ninguno (con los dos lo descartamos porque entre otras cosas es ilegal) lo sabremos ya la próxima temporada.

A mi esta tira y afloja que se traen la cantante y el guitarrista me está empezando a cansar ya, sobretodo porque raro sería que esta fuera la definitiva. Lo lógico sería que Rayna le dijera que no, o que estuviera jugando con la situación durante un tiempo, pero que siga con Luke. Si Luke y Deacon acaban cantando aquello de “Por el amor de esa mujer somos dos hombres con un mismo destino”, creo que me bajaré del tren de esta trama.

En fin, esto es lo que ha dado de sí la segunda temporada de Nashville. Una temporada que, aún con sus luces y sombras (han sobrepasado más veces la barrera entre el culebrón bien hecho que normalmente es Nashville y la telenovela de sobremesa), me ha gustado tanto como la primera. Se ha mantenido en muchas cosas, ha habido más escenas entre Juliette y Rayna, que era algo que se demandaba la pasada temporada (para el recuerdo quedan cosas como el mítico: "Do you respect me?" "In what context?") y ha tenido un muy buen nivel musical.

Y nada más, daros las gracias a todos los que habéis estado siguiendo las reviews a lo largo de la temporada. Ha sido un placer y espero no haberos aburrido demasiado. Nos leeremos de nuevo para la tercera temporada en septiembre.


Reacciones: 

Related

Series 6272065636240294485

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item