loslunesserifilos

Review The Good Wife 5x19: Tying the knot

En The Good Wife, además de sus geniales protagonistas, tenemos esa colección de personajes recu...


En The Good Wife, además de sus geniales protagonistas, tenemos esa colección de personajes recurrentes a los que vemos en pequeñas dosis. Esta semana ha tocado volver a ver al excéntrico y siniestro Colin Sweeney, que como sabemos, cada vez que aparece pasan cosas raras. Para no acabar con la tradición, The Good Wife brilla, una vez más, con un capítulo divertido, que además ha dirigido Josh Charles. A partir de aquí, spoilers.
Podemos comprobar que Alicia ha vuelto a centrarse en su trabajo al 100%, ya aparentemente recuperada por la muerte de Will. Y nos damos cuenta cuando vemos el nivel de estrés que tiene, ya que siempre le surgen mil problemas que solucionar a la vez. Los minutos iniciales de este capítulo son trepidantes, pasan muchas cosas en muy poco tiempo. Es lo que ocurre cuando llega a la mansión de Colin Sweeney, al que debe convencer para que firme unos papeles. Además, está el caso de Finn Polmar, que sigue complicándose ya que cada vez es más obvio que le quieren echar a toda costa. Y por si fuera poco, está su familia, que tiene que mantener su pose de perfección de cara al público. Algo que se hace difícil con esta era de los móviles con cámara y las redes sociales, con las que es fácil poner en evidencia a cualquiera. Esta vez le toca a Zach, que aparece en una fotografía consumiendo drogas, aparentemente.
Y todo esto ocurre a la vez. También en medio de este caos conocemos a la nueva (y enésima) prometida de Colin Sweeney. Esta conserva su vida, al menos de momento, y curiosamente parece que van a durar. Quizás sea porque ella acaba siendo tan siniestra como él, son tal para cual. Como guinda del pastel, un clásico en la vida de Mr. Sweeney, una muerte. En este caso, la de una amiga, que repentinamente decide ahorcarse en el baño y arruinar la fiesta de compromiso de la parejita. O quizás ha sido asesinada. Y Alicia, para variar, se encuentra en la casa. Otro problemita más y es que para algunos es un poco sospechoso que siempre esté ella por ahí cuando su cliente comete delitos. Obviamente, con el historial de Sweeney todos están casi seguros de que ha sido él.

Sin embargo, el caso toma otro pequeño giro y la fiscalía decide centrarse en la prometida de Mr. Sweeney. Y ahora es cuando entra en juego Diane, puesto que Alicia tiene que ir como testigo, ella defenderá a su prometida. A veces parece que las únicas firmas de abogados que existen en Chicago son L&G&Canning y Florrick Agos. La fiscalia pone a  Finn Polmar como abogado de la acusación. Lo siento por Finn, pero Diane se lo come con patatitas en el juzgado. De hecho, Diane va arrasando, también hace que Alicia quede invalidada como testigo, consiguiendo la victoria en el caso. La cara de Alicia cuando se da cuenta de que Diane la ha tumbado completamente es un poema. Le sienta fatal, como es lógico. Qué grande es Diane, que te puede dar una paliza sin perder la elegancia y el glamour. Ella gana el juicio y Sweeney y su prometida pueden ser felices, comer perdices y practicar esas técnicas sexuales tan exóticas (y peligrosas) que tanto les gustan. Insisto en que esta nueva mujer tiene todas las papeletas para sobrevivir a su marido, por fin ha encontrado a su nueva e inquietante media naranja, alguien que entiende la vida como él hace. Esa confesión que le hace a Alicia a la salida del juzgado, con esa alegría, es escalofriante. Nunca pasa nada normal cuando Colin Sweeney está en el capítulo.


Volviendo al recién llegado Finn, es evidente que está empezando a tener cierta importancia en este nuevo tramo de la serie. El fiscal Castro le tiene entre ceja y ceja y eso que eran amiguísimos y está claro que tratan de echarle a toda costa desde lo de Jeffrey Grant. El trágico asunto sigue teniendo consecuencias para Polmar, que cuando comienza a hablar en el juzgado no puede evitar recordar las imágenes del horror que vivió en esa misma sala. También es evidente que cada vez parece tener una relación más estrecha con Alicia, unidos por el trauma de lo sucedido, ambos se ayudan en lo que pueden. Alicia tiene una idea, un tanto descabellada, para que Castro no pueda despedir a Finn: que se presente a las elecciones para  nuevo fiscal del estado. Ella le dice que no tiene por qué hacer campaña ni nada, solo presentar una solicitud para que sea ilegal que le despidan. Finn acaba aceptando, parece algo fácil y sencillo. Pero todo acaba torciéndose, aunque no de la manera esperada.
Alicia le pide a Eli que le consiga las 7000 firmas que necesita para la solicitud, algo que es pan comido para él. Al mismo tiempo, Castro acude a Peter para pedirle su apoyo, pero éste anda mosqueado porque sabe que no hay buen rollo entre su mujer y él. Así que en vez de apoyar a Castro, decide apoyar públicamente a Finn Polmar. Y sin comerlo ni beberlo este pobre hombre está en el ojo del huracán, pasando de ser un completo desconocido a un tipo que el mismísimo gobernador apoya en público. Enorme la cara que se le queda al pobre cuando Eli le llama para preguntarle por su campaña. Castro debe estar que echa humo, a ver si sigue manteniendo esa cara sonrisa desconcertante que siempre parece tener en la cara. Sigo pensando que este señor es un poco siniestro, parece que en cualquier momento va a darte la puñalada trapera.


No voy a negarlo, sé que han pasado pocos capítulos desde la desaparición de Will, pero veo algo entre Finn y Alicia. Quizás es lo que nos quieren hacer creer después de cargarse toda posibilidad de un final romántico entre Will y Alicia (o un final a secas), o porque realmente hay cierta tensión sexual entre ellos. Me gusta Finn como personaje y, teniendo que aceptar que Willicia no será posible, me pega mucho para ella. Veremos como avanza, pero tiene toda la pinta de ser su nuevo interés amoroso.
En este capítulo también hemos visto a Owen, el hermano de Alicia, uno de mis secundarios favoritos en esta serie. Y aparece nada más y nada menos que apoyando en un polémico vídeo a Zach por su consumo de marihuana y criticando a Peter por sus medidas políticas en contra de esta sustancia. Está claro que Owen nunca ha encajado mucho en la vida perfecta y con valores tan conservadores de los Florrick. Sin embargo es un gran consejero para Alicia. Me encanta la relación que hay entre los dos hermanos. Y ese 'tu eres mi persona favorita en el mundo' define a la perfección lo unidos que están, a pesar de ser tan diferentes. Ambos hablan del nuevo estatus del matrimonio de Alicia: solo lo son de cara al público, son los Bill y Hilary de Chicago. Por tanto, Owen le aconseja que vuelva a vivir un poco la vida, después de todo lo de Will y su situación con Peter lo que su hermana necesita es, básicamente, desfogarse. Alicia rechaza el consejo, pero cuando se encierra en su habitación y se da cuenta de que está más bien sola, quizás se está pensando el consejo de hermano. Y es que aunque Alicia haya vuelto más guerrera que nunca, sigue estando perdida y destrozada por lo que ha ocurrido.


Respecto al asunto de Zach y las drogas, él asegura que cogió la cachimba para evitar que su amiga fumara. Sí, claro. Esto es como cuando vuelves a casa borracho y vomitando hasta el alma y dices que te ha sentado mal la cena. La amiga de Zach, por el contrario, dice que él tiene un serio problema con la marihuana. Desde luego, para una familia tan pública como los Florrick esto no es algo bueno, habrá que ver si esto es cierto, o el problema no es tan grave como parece, o es un intento más de desprestigiar al gobernador y su ambiente. Por otro lado, si la gente supiera de verdad lo que se cuece en la familia (la farsa que llevan Peter y Alicia), bastaría para hundir su reputación por completo. Me quedo con Owen intentando hacer el papel de tío ejemplar y tratando de dar un discurso convincente sobre lo malas que son las drogas, fracasando estrepitosamente, claro.


Sin duda, hemos tenido otro gran episodio esta semana, lleno de un fino humor negro, invadido del espíritu tétrico y excéntrico del gran Colin Sweeney. Además, las apariciones de Owen siempre se agradecen y poco a poco vamos viendo como se estrechan los lazos entre Finn y Alicia. Una semana más, The Good Wife nos ha regalado 40 minutos sublimes.


Reacciones: 

Related

Tying the knot 1706106485221844938

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item