loslunesserifilos

Review Penny Dreadful 1x02 - "Seance"

Sentimientos. Esa es la palabra que mejor define este segundo acto de Penny Dreadful. Se trata ...


Sentimientos. Esa es la palabra que mejor define este segundo acto de Penny Dreadful. Se trata de un capítulo mucho más convencional que su antecesor, debido a que éste era un piloto y debemos mostrar todas nuestras virtudes, si queremos que nos compren la serie. El desarrollo en este “Seance” es mucho más lento, pero cuando llega merece la pena. Y es que, aunque la historia y la excelente ambientación invita a un ritmo pausado, Penny Dreadful” lo utiliza para profundizar en sus personajes y mostrarnos sus sentimientos, y así recordarnos que a pesar de tanto esoterismo, como nosotros, son humanos. Mención a parte merece el genial personaje de Vanessa Ives, que ya me ha “enamorado” (en sentido figurado, claro)en sólo dos capítulos y que me parece el más interesante de la serie, gracias a que está magistralmente interpretado por Eva Green (que será “la mujer por la que merece la pena matar” en la esperada “Sin City 2”). Disfruten. ¡Comenzamos!.

Miedo. Ese es el primer sentimiento que nos infunde este segundo capítulo. El miedo que vemos reflejado en los ojos de una muchacha rubia que mordisquea una manzana en mitad de la niebla. Se acerca entre las sombras un hombre que nos recuerda aquel oficio perdido (como tantos otros hoy en día, gracias a la reforma laboral) del sereno, que nos abría la puerta de casa cuando volvías borracho y sin llaves en mitad de la noche, o que como aquí, encendía una por una las farolas del paseo. Pero después de que la inquietud pase de largo frente a la muchacha, el sereno es atacado en la niebla, porque en este momento ya no hay lugar para la serenidad. No lo vemos, pero sabemos que Jack el Destripador ha vuelto y que muy probablemente sea el guapo protagonista de “Penny Dreadful”. 

Una sinécdoque (la parte por el todo) visual marca el final del prólogo y el paso a los créditos: La muchacha ya no está, pero sí su brazo, que continúa sujetando la manzana. Quizá es que yo tuve una profesora de “Lenguaje audiovisual” que le encontraba mucha simbología a las cosas, pero resulta curioso que lo que comía esta mujer rubia fuera una manzana (la tentación de Eva) y encontrase el apocalipsis, simbología religiosa que dirían algunos. Por otro lado, si tuviera un poco más de suspense y saliera Cary Grant, parecería que es Alfred Hitchcock quien la dirige, ya que las víctimas, casi siempre son rubias.

Emoción es el segundo sentimiento que nos hace sentir este capítulo, porque a pesar de que el hombre que ha creado el doctor Frankenstein (con el que acababa el piloto) parezca un hombre vacío y un personaje plano, nos emociona ver cómo descubre la luz de los rayos del sol a través de la ventana, las innovaciones de la época como “luces mágicas” o que aún es puro, lejos del cazador en el que se ha convertido el ser humano. Si estamos haciendo una serie ambientada en la Inglaterra victoriana, Shakespeare no podía faltar a la fiesta. Por eso, Frankenstein, un enamorado de la poesía insta a su nuevo amigo a elegir una palabra al azar dentro de la novela “shakespiriana” para que se convierta en su nombre: Proteus. Nos lo hacen ver como un designio del azar pero no lo es ni mucho menos. Proteus es el amigo inseparable de Valentino, en la novela “Los dos hidalgos de Verona”, una de las primeras obras que escribió Shakespeare. Proteus pone, (como pasará en el capítulo) más afán en el amor, que en las cosas mentales.

Ethan Chandler (el misterioso pistolero a sueldo) se despierta. Aparentemente con resaca, pero a mi me da la impresión de que este chico tiene el mismo problema que el Norman Bates de “Bates Motel” (por cierto, es genial el último plano de esta segunda temporada): Blackouts, o lo que es lo mismo, que hace cosas malas en un estado de enagenación mental, de las que luego no se acuerda. Amnesia lo llama él. Sea como fuere, como es un Casanova, pide un whisky y su belleza hace el resto. Una nueva chica se le acerca, usurpando su desayuno. Ella es Brona (que significa tristeza) Croft, cuya vida no es muy animada ya que tiene tuberculosis. Su personalidad, singular como pocas, cautiva a Ethan. En este momento, volvemos a sentir miedo, porque aunque no podemos demostrarlo, intuimos que las intenciones de Ethan no son puras…

Frankenstein llega a la casa de Sir Malcolm para examinar la criatura que vimos en el anterior capítulo. Para agilizar, Ives y Sir Malcolm ya la han despellejado entera mediante escarabajos carnívoros (con el repelús que dan estos dos, a saber…), así que el doctor extrae una muestra de sangre y les recomienda que contraten un dermatólogo.

Pasión es el siguiente sentimiento que nos muestra la serie. Brona Croft va a buscar trabajo a una mansión, en la que conoceremos a un nuevo e importante personaje: Dorian Gray, que cómo no, tiene la casa llena de retratos. Algunos de ellos, de mujeres desnudas, como será el trabajo que le ofrezca a Brona. Mientras esta posa, tose sangre, y Gray se siente atraído por algo que su eterna juventud nunca le permitirá ser: una criatura moribunda. Esto desencadena una escena de sexo salvaje que nos muestra ese carácter de “Penny Dreadfu” psicosexual que ya se barruntaba en los trailers.


Mientras tanto, Sir Malcolm, en la búsqueda desesperada de su hija, visita al inspector de policía para consultarle sobre los asesinatos. Aquí vemos algo de metalenguaje, ya que el inspector le dice que desde que los “Penny Dreadful” han sacado los asesinatos a la luz, han surgido muchos “Jacks”. Aunque también hace una puntualización en la que yo no había caído: No sabe si es “Jack el destripador”, ya que este sólo mataba y mutilaba prostitutas.
En este contexto, Sir Malcolm le ordena, más que pedirle que necesita estar en la próxima escena del crimen. Como este actor es tan bueno, en cada capítulo le ponen una frase de esas que dichas con solemnidad, se recuerdan para siempre. Si la del piloto , tenía que ver con la culpa, en esta escena, se da la de este capítulo.

Intriga es el próximo sentimiento. La intriga que nos despierta el pasado de Ethan Chandler cuando lee un telegrama de su padre que le dice que arreglará sus problemas legales y le invita a volver a su lado. Además, Frankenstein empieza a ver cómo Proteus tiene reminiscencias de alguna vida anterior que desconocemos, de manera que recuerda canciones (proletarias), animales (ballena) o vehículos (barco). Al principio creemos que la sorpresa del doctor es similar a la nuestra pero en el final veremos cómo éltiene más información que nosotros y se teme algo mucho peor…

Y llegamos al epicentro del capítulo, lo que dará lugar a la mejor escena del mismo y a una interpretación memorable de Eva Green que justifica el “precio de la entrada” y la devoción que siento por esta gran actriz que es Eva Green. Sir Malcolm y Vanessa Ives (hoy hemos descubierto que se llama Vanessa), como bien apuntamos ayer, llegan a casa de Lyle (el experto en jeroglíficos), a la que habían sido invitados en el piloto. Este Lyle supone el personaje más parecido a un “cómic relief” (el relajante cómico entre tantas tinieblas), que encontramos en “Penny Dreadful”. Ha llegado el momento de saber qué significa “Seance”: Sesión de espiritismo. 

Antes, Dorian Gray ya ha conocido (y conquistado) a Vanessa Ives durante la fiesta. Y comienza la sesión de espiritismo. Aparece entonces, “Madame Kali”, que actúa como perfecto contrapunto del sufrimiento que vive Ives cuando es poseída, ejemplificando la figura de las videntes charlatanas que se inventan las cosas. Pero algún poder debía tener la señora, ya que percibe que el demonio está realmente sentado a la mesa. Empieza entonces una de las escenas más poderosas en cuanto a posesiones que yo recuerdo en el mundo del celuloide. Como una imagen vale más que mil palabras, prefiero que la vean a contársela yo, pero les diré que se trata de una escena muy reveladora, ya que la hija perdida, Mina, se mete en Vanessa Ives, y además del arameo, los cambios de voz y los improperios habituales, revela que la tal Mina pudo morir de disentería, que quizá su padre abusó de ella, e incluso del resto de infectados de disentería a los que condujo a algún sitio, y conocemos a Peter (aunque no físicamente), el que pudo ser su amor. Como decía Sir Malcolm en el anterior capítulo, la culpa que refleja su rostro, es el sentimiento que nos transmite esta escena.

Tras subirse a la mesa, romper el cristal Ives abandona el caserón y su furia demoníaca vuelve a desembocar en una tórrida escena de sexo, que veremos si no tiene consecuencias en el futuro (¿recuerdan “la semilla del diablo” de Polanski?), ante la atenta mirada de Dorian Gray, que la sigue por las calles lluviosas. Pero Sir Malcolm, que ve en ella a la hija que perdió después de todo, vuelve a casa y la arropa.


Brona Croft vuelve al bar, donde Ethan Chandler ya ha alquilado una habitación. Esta vez, es él el que la invita a desayunar. Ella se ríe de su acento americano y él la pide salir, a lo que la muchacha accede. Cuidado Brona, cuidado…

Sir Malcolm vuelve a casa de Lyle, el cual examina los jeroglíficos. Le cuenta que se trata de Amonet, que seguramente fuera el demonio que poseyó a Ives el día anterior. Si Amonet se juntaba con Amon-Ra, el rey serpiente, se convertiría en “la madre del mal”. Amon- Ra era el Dios serpiente porque podía renacer tantas veces como quisiese, mudando la piel, es decir, lo que le pasa a Vanessa Ives, que sólo es un recipiente. Si ambos dioses aparecieran juntos,como nunca había ocurrido hasta ahora, significaría la aniquilación del hombre en pos de la llegada del mal. Lyle aconseja a Sir Malcolm que no se lo cuente a nadie, y mucho menos a Vanessa, ya que no le gustaría saber que intenta ser cazada por el diablo…mucho me temo, que esto ya ha ocurrido.

Y volvemos a la “casa-laboratorio” de Frankenstein. Parece que este personaje ha sido destinado a finalizar los capítulos y dejarnos colgados del abismo (“cliff hanger”) hasta la siguiente semana. En esta ocasión, le descubrirá a Proteus la vida en el exterior. Este, como mi sobrina de 2 años, se encuentra fascinado por cada cosa que ve.Pero el amor, (como al Proteus de Shakespeare), le hace cambiar el semblante, cuando en el puerto recuerda a su mujer Doreen despidiéndole al zarpar el barco. Ambos “amigos” se cruzan con la cita de Ethan y Brona, donde Proteus queda fascinado por la chica y le ofrece castañas, hasta que vuelven a la casa de Doctor. Aquí, tiene lugar la mejor escena del capítulo, junto con el espiritismo, un Cliff hanger de los que te levantas y aplaudes. Nosotros sospechamos que Proteus es una persona resucitada, pero en este momento, ya nos preguntamos ¿Quién sería antes? Mientras conversan, una mano ensangrentada le sale del pecho. Una mano que acaba por partir su cuerpo en dos y muestra a la bestia que lleva dentro: el hijo de Frankenstein.

Una sensación que estoy teniendo con esta serie, es que en el momento en que la revisito para escribir la crítica y acordarme exactamente de algunos aspectos,me doy cuenta de más detalles, las piezas me encajan mucho mejor e incluso la disfruto más. Les invito a hacer este ejercicio con algún capítulo. Esta semana, como hemos estrenado “Penny Dreadful” en Los Lunes Seriéfilos, hemos contado con una sesión especial doble. Sin embargo, a partir de la semana que viene, nos veremos los miércoles (espero) con el capítulo en primicia de la semana. Espero haber suscitado interés y contar con su apoyo en los próximos miércoles, para analizar juntos. Y digo juntos porque me gustaría que si no están de acuerdo conmigo o tienen algo que aportar, dejen sus comentarios y nos enriquezcamos mutuamente, que uno no es soberano, ni tiene la verdad universal sobre nada. Además, si ustedes son seguidores de la fantástica “Orphan Black”, les anticipo que ya pueden disponer de la review del piloto de la segunda temporada y que la semana que viene será “La Semana fantástica de Sarah Mannings” donde podrán disponer de las reviews de los capítulos 2, 3, 4 y 5,una para cada día de la semana, escritas por un servidor, para ponernos al día, antes de que comience el momento crucial de esta segunda temporada.

Si no quieren perderse nada, hagan como Proteus y no se olviden de “Los Lunes Seréfilos”, ni de mi nombre: @DirtyHarryyy.
Reacciones: 

Related

showtime 2127340861021377564

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item