loslunesserifilos

Review Orphan Black 2x04 - "Governed as it were changed"

Volvió Helena  y lo hizo por la puerta grande, con su sádica y sangrienta pose. Y gracias que vo...


Volvió Helena y lo hizo por la puerta grande, con su sádica y sangrienta pose. Y gracias que volvió porque Sarah Mannings, estaba como Paul Newman en “Con el agua al cuello”. Pero ya no es la misma Helena porque en el escalofriante final del capítulo anterior, los extremistas religiosos la sedaron y le robaron algo. ¿Qué le robaron? Quédate hasta el Final para saberlo. “Show must go on”

En esta ocasión, el prólogo está protagonizado por Sarah y el tremendo accidente que nos dejó “colgando del abismo” (“Cliff hanger”) en el final del capítulo anterior. Sarah está viva, aunque el misterioso sicario (que hoy he descubierto que se llama Daniel), no ha corrido tanta suerte. La serie incurre aquí en un “Deux est machinna” algo forzado, ya que inmediatamente llega Cal para salvar a Sarah, aunque haremos la vista gorda y supondremos que por la cercanía del impacto, ha escuchado el accidente y ha supuesto que Sarah estaba en peligro. Sarah roba el teléfono, la foto del Proyecto Leda y la pistola de Daniel sin percatarse de que, es más que probable que se acerque la policía. Efectivamente, así ocurre, pero el coche, en un gran momento de suspense, pasa de largo. Nos preguntamos ¿por qué?

Es porque el sheriff antes de que lo matasen, avisó a los refuerzos desde la escena del crimen, y ése es el coche que responde a esa llamada y por tanto, que se dirige a la cabaña.

Sarah y Cal ocultan el vehículo accidentado y huyen junto a Kira en una autocaravana. Cal solicita que Sarah le cuente en qué le ha metido, y esta mientras utiliza el móvil de Daniel para hacerse pasar por él (es toda una experta en eso) y engañar a Rachel diciéndole que “Sarah está en el bote”.

Y vamos con Alison. Se despierta en una habitación desconocida, con una cara y unos pelos de resacón increíble. Para más inri, ni siquiera recuerda dónde está, ni cómo llegó hasta ahí, hasta que una “amable” enfermera se lo cuenta: “Estás en un centro de rehabilitación”.
Un centro para el que Alison se supone que firmó un ingreso voluntario, cuyo formulario no recuerda. Evidentemente, Alison no está acostumbrada a este tipo de ambientes, por eso verse rodeada de drogadictos y alcohólicos que se afeitan las axilas delante de ella sin ningún pudor, la estremece. Pero por suerte recibirá la visita de su amigo, Félix, con el que durante esta temporada está desarrollando una mayor complicidad. Félix le indica que se lo tome con calma, que espere una semana, y ella le dice a él que su marido es su vigilante.

Por fin, en la huída, Sarah hace partícipe a Cal de lo que está pasando y  utilizarán la primera parada para que Sarah hable con Cosima a través de videoconferencia. Ésta, le muestra la fotografía del “Proyecto Leda”, para que la científica se percate de que de que se trata de lenguaje militar, apoyando su teoría que un hombre del ejército aparece también en la foto. Sarah decide volver, para así encontrar a la “Señora S”  y ver lo que tiene que decir.

Y como decíamos al principio, en este capítulo vuelve Helena. La clon rubia, a la que mantienen Escalofriantes reminiscencias le vienen a la mente, en comparación con aquella yegua que inseminaron Hank y su hijastro. Se siente más vacía que nunca por dentro, y en ese momento, aparece Grace, que como dijimos en el anterior capítulo, estaba desarrollando unos preocupantes celos hacia ella. Como consecuencia, intenta asfixiarla con la almohada, hasta que Helena yace inmóvil en la cama. Pero Helena (como nosotros sabemos y Grace no), está curtida ya en mil batallas, y sería sonrojante para ella que no la matara una bala al corazón, pero sí una almohada. Por lo que tras la pantomima de parecer inmóvil, Helena emerge tras Grace cuando esta va a salir y la utiliza como rehén para abrir las puertas. Su plan funciona, y consigue escapar de las redes de los fanáticos religiosos. Al salir de la siniestra granja, se cruzará con Art, que continúa fotografiando los hechos. Los Proleteanos se alertan y la siguen portando sus armas, pero es precisamente Art quién los detiene al exclamar: “Esto es una propiedad pública, espero que todos ustedes tengan permisos para llevar esas armas”. Al fin la policía sirve para algo…
permanentemente drogada, a través de las comidas que le lleva Grace, recuerda poco a poco lo que le hicieron al final del pasado capítulo.

Entretanto, la “Señora S” ha encontrado a un viejo novio y se reencuentran como la ocasión merece. En su antigua casa, mientras tanto, Sarah y Félix buscan pruebas sobre el “Proyecto Leda”, y hacen un descubrimiento muy interesante: Al parecer, seis científicos murieron calcinados en el incendio de un laboratorio, entre los que estaban Susan y Ethan Duncan, los individuos de la foto del “Proyecto Leda” y, los padres de la malvada clon Rachel Duncan, a cuyo apartamento pone rumbo Sarah para aprovechar el tiempo que queda antes de que vuelva Rachel, como le ha indicado en un mensaje a Daniel. Cuando salen de la casa, vemos que no estaban solos...

Sarah llega al bloque de apartamentos y llama al conserje como si fuera Rachel para que le prepare la habitación y sobre todo y más importante para que le abra la puerta y pueda colarse a espaldas de éste. Pero alguien llega al apartamento, detrás de ella. Alguien que tiene llave y puede entrar. Ese alguien no es otro que Daniel, el misterioso sicario, que no falleció en el accidente, como todo apuntaba. Daniel, vengativo, está dispuesto a matar a Sarah, y para ello la ata junto a la ducha y le hace una incisión tras la oreja, que prevee alargar hacia abajo, hasta que la música comienza a sonar. 

Vemos entonces un plano muy interesante. No es que Orphan Black sea una serie muy dada a los recursos estilísticos y las metáforas visuales, pero en esta ocasión les salió redondo. Daniel alertado por la música, coge su pistola y sale fuera de campo. Nosotros sólo disponemos de la visión subjetiva de Sarah, que no ve lo que ocurre pero sí lo escucha. Entonces vemos cómo en el espacio que dibuja el marco de la puerta cae Daniel, desangrándose salvajemente. Escuchamos pasos. Y vemos cómo su asesino también asoma por la puerta. Es Helena, tan cubierta de sangre que parece “Carrie”. Sarah pide auxilio, mientras ve cómo Helena se acerca a ella, sin sospechar que esta vez, su gemela no quiere hacerla daño, sino liberarla.

Una vez más, la granja de los extremistas religiosos será el escenario final. Y mientras se lamentan de haber perdido a Helena, Hank, el líder sentencia:

“Cuando la noche es más oscura, ÉL enciende una luz y una nueva vida comienza”

Es ahora cuando vemos qué es lo que le han robado a Helena: los óvulos, los cuales ya han sido fecundados.

Mañana volvemos con Orphan Black 2x05 y a después cada martes semanalmente. Ya saben, si quieren estar al tanto de todo, síganme (@DirtyHarryyy), ¡no dejen que sus clones se lo cuenten!
Reacciones: 

Related

Series 5640974745604733801

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item