loslunesserifilos

Review My Mad Fat Diary 2x07: Glue

Es duro cuando acabas la temporada de una serie que te encanta, pero más duro es cuando es una s...


Es duro cuando acabas la temporada de una serie que te encanta, pero más duro es cuando es una serie británica de solo siete capítulos y en el horizonte todavía planea la duda de si habrá tercera temporada. ¿El lado positivo? Que de no haber una nueva entrega de las idas y venidas de Rae Earl, nos ha dejado con un final precioso, emotivo, redondo y prácticamente perfecto. A partir de aquí, spoilers.
Rae, al igual que al final de la primera temporada, se encuentra en un lugar oscuro, completamente hundida y sin saber muy bien como arreglar todos sus problemas. Apenas se habla con su madre, no sabe nada de Chloe, la pandilla está desintegrada y acaba de hacer algo que no ha sido tan bonito como esperaba, porque quizás no lo ha hecho con quien ella realmente quería. Finalmente, su primera vez, no ha sido como en las películas, o como se la imaginaba con Finn, perfecta y maravillosa, más bien todo lo contrario.
Rae está realmente mal, desanimada y sin saber que hacer, hasta que recibe una carta de Finn (qué tiempos en los 90, cuando aún se escribían cartas). En dicha carta, Finn se disculpa por haberse ido así y le pide que cuide de la pandilla, porque según él, Rae es el pegamento que los une a todos. Es curioso como Finn, incluso en la distancia, se convierte en un apoyo para Rae y es la gota que colma la paciencia de la chica, que decide dejarse de tanta mierda y tratar de arreglar todo lo que está mal, aunque lo tiene bastante difícil. Además, el chico le deja un teléfono de contacto. Rae solo tendría que marcar el número y desahogarse, pronunciar esas palabras que tanto quiere decir y no puede, pero no, aún no está preparada.
El rechazo que siente hacia su futuro hermano o hermana no le deja tener una conversación civilizada con su madre. Su siguiente paso es tratar de reunir a la pandilla para ir en busca de Chloe, algo que acaba saliendo mal. Chop e Izzy no se pueden ni ver, ni Archie y Chop, ni Archie e Izzy. Los cuatro nos regalan una escena de lo más divertida en ese pequeño trayecto en coche, pero al final queda claro que la pandilla sigue rota y no parece que se vaya a arreglar fácilmente.

vlcsnap-2014-04-10-16h58m15s81

Por tanto, Rae se queda sola ante el peligro. Sabe donde está Chloe, pero enfrentarse a Ian, Saul y el resto de imbéciles no es fácil para ella. En un primer intento de encontrar a su amiga, desiste. La conclusión a la que llega es que no puede arreglar nada. Rae incluso llega a plantearse que quizás debería volver al hospital, donde todos están igual o peor que ella y la comprenden. Un pensamiento muy peligroso, que le hace pensarse incluso volver a autolesionarse.
Y por si los problemas no fueran suficientes, su madre sufre un percance que provoca que el nacimiento del bebé sea complicado y peligroso. Ahora ya no importan las discusiones, ni las palabras hirientes que ambas se han dicho.
En las duras horas en las que Rae espera saber algo de su madre, hace una visita a Kester en la que por fin parece que se produce un avance importante. ¿Cuando aprenderá Rae que siempre debe hacer caso a su psicólogo? No es que milagrosamente él tenga la solución a todo, sino que por fin ella ha abierto los ojos y los oídos y está dispuesta a escuchar y a ver que la respuesta está en que primero debe 'arreglarse' ella, para arreglar los problemas de los demás. Lo que sí es cierto es que Kester nunca había explicado cómo llevar a cabo una tarea tan difícil (es complicado incluso para los que no estamos tan mal como Rae). Y la solución está también en la propia Rae, en mirar atrás,  cuando empezó a pensar esas cosas tan horribles sobre sí misma y preguntarse si de verdad es tan horrible, si de verdad cree que no merece nada bueno. Qué escena tan potente, tan bonita, emotiva e incluso útil para muchos que nos hemos podido sentir así a veces. Por fin Rae tira esa barrera, la más dura y consigue abrir los ojos por completo. Está bien, es perfecta. Y merece que le pasen cosas buenas. Os dejo la escena, porque me parece oro puro y de lo mejor que nos ha regalado esta serie:

Por suerte, esas cosas buenas acaban pasando. Finn aparece en el hospital, con ese encanto y 'adorabilidad' que le caracterizan. No ha durado mucho en Leeds, cosa que sospechábamos que ocurriría. Lo primero que hace es ir al hospital para ofrecer su apoyo, y lo mejor es que termina de darle el empujón a Rae con unas palabras que derriten a nuestra protagonista (y a todo el mundo). Y no es para menos. Finn le da la respuesta que no supo darle en aquel lejano baño estropeado, lo que más adora de Rae es su fortaleza, su fuerza y el hecho de que ella sabe que tiene muchos problemas y lucha por cambiarlo. Otro momentazo en este capítulo y aún quedan más, de hecho estos 47 minutos son una sucesión de escenas que apuntan directo al corazón, sin piedad.

vlcsnap-2014-04-10-17h08m17s217

La madre de Rae finalmente ha salido de peligro y el bebé está bien. Es una niña de la que automáticamente Rae se enamora. Todas esas palabras horribles y ese rechazo desaparecen al conocer a su hermanita. Y es que ahora hay que añadirle la etiqueta de hermana mayor a Rae, una idea que le acaba gustando. Derribadas las barreras y con su madre ya estable, ambas entierran por fin el hacha de guerra. Ahora son una nueva familia, no solo por la llegada del bebé, sino porque Rae por fin acepta a Karim, que ha demostrado ser un amor y que está dispuesto a ayudar, colaborar y formar parte de sus vidas. Y por qué no, a ser un padre también para Rae.
Parece que todo comienza a aclararse, pero aún quedan cabos por atar. Lo cierto es que Chloe sigue desaparecida, aunque Rae sabe perfectamente que debe estar con Ian. Antes sacó el valor suficiente para ir a rescatarla, pero ahora es distinto. Por fin llega ese reencuentro con la pobre Chloe, que está igual de perdida que Rae hasta hace poco. Ese discurso desgarrador que dice entre llantos es la confirmación de que Chloe necesita, al igual que Rae, que alguien le abra los ojos. Y allí está ella, apoyando a su amiga en su peor momento y haciéndole ver que no se merece ser tratada así y que debe tener más amor propio. Las dos amigas se han dado cuenta de que quizás no son tan diferentes y que a partir de ahora podrán tener una relación aún más fuerte. Un aplauso para Jodie Comer, por favor.

vlcsnap-2014-04-10-17h19m33s70

Y lo demás, se puede decir que viene rodado, porque si el 'pegamento' funciona se pueden ir recomponiendo las piezas rotas. Rae corta por lo sano con Liam y le deja claro que ella no está dispuesta a quedarse estancada, ni conformarse con estar siempre hecha una mierda, puede cambiar. Y de hecho, a lo largo de estos capítulos lo ha hecho, ha evolucionado y ha ido quitándose de la espalda las piedras que estaban hundiéndola. Liam era una de ellas. Rae ahora es capaz de ver lo lejos que ha llegado, lo mucho que ha avanzado, es una superviviente.
Por otro lado, parece que la pandilla comienza a curarse de sus heridas, gracias a la reconciliación entre Chloe y Rae y a que Chop por fin reacciona ante Simmy. Momentazo ese beso de reconcilización que le propina a Archie. Este es el Chop que me gusta, el gracioso, amigo de sus amigos y que pasa de la gente. Y por supuesto, después de este acto de amistad, Izzy vuelve a ver con buenos ojos al chico y la reconilización es automática.
Después de esto ya solo queda un cabo por atar, ése sobre el que ha girado gran parte de la temporada: Finn y Rae. El chico quiera hablar con ella, algo que realmente necesitan hacer. Pero Rae prefiere romper esa barrera entre los dos de la forma más difícil para ella: dejando que Finn la vea desnuda y teniendo por fin ese momento que los dos quieren, pero que hasta ahora Rae se veía incapaz de hacer. Y todo esto con Wonderwall, ese himno del grupo Oasis, que muchos pedíamos a gritos que sonara en la serie, porque su letra recuerda inevitablemente a Rae y Finn. La escena es perfecta, la pareja en la nueva habitación de Rae, frente a frente y finalmente es ella quien da el paso. No hay oscuridad, solo las miradas de ambos, se hace el silencio y Rae se desabrocha ELLA esa ya famosa bata que tiene. Qué bien hecha está esta escena, las miradas tiernas de Finn, el valor de Rae, lo bonito que es todo. No exagero si digo que casi aplaudo. Para muchos puede ser un detalle sin importancia, pero para ella es un paso de gigante.

vlcsnap-2014-04-10-17h22m48s221

Y ya está, todo solucionado, algo que parecía imposible después de los capítulos 5 y 6, que dejaron las cosas completamente destrozadas. Quizás todo ocurre de forma un poco apresurada. Por alguna razón la cadena E4 decidió reducir la temporada de de ocho a siete capítulos (lo que provocó que se hicieran cambios) y quizás eso haya influido un poco en la forma de abordar el episodio. Apresurado no significa forzado, porque creo que Tom Bidwell ha sabido dar salida a todos los conflictos de forma perfecta. Tanto que incluso parece que estamos ante el final definitivo de la serie y lo peor es que aún no hay confirmación de una 3ª temporada, así que habrá que cruzar los dedos y esperar, porque aún quedan cosas por contar, tanto de Rae, como de la pandilla. Aún no estoy preparada para despedirme de ella, de Lincolnshire, de los 90, de Finn Nelson. Desde luego no será por poco éxito de público y crítica, ya que la serie tiene buenos datos de audiencia, aumenta su popularidad cada día y ha sido nominada a dos BAFTA televisivos, a Mejor serie de drama y a Mejor Actriz Secundaria para Claire Rushbrook (la madre de Rae), esperemos que esto sirva para la renovación. ¡Por favor, señores de E4, dadnos una tercera temporada!

Solo me queda añadir que, en general, la 2ª temporada ha mantenido perfectamente el nivel de la 1ª, ha sabido profundizar en Rae sin convertirla en una mema quejica, cosa que suele pasar en este tipo de series, EJEM EJEM Awkward. Aún somos capaces de empatizar con ella, de comprender por qué se comporta así, aunque nos parezca que mete la pata. Además, se han esforzado por dar nuevos matices al resto de personajes, en mayor o menor medida. Destacan claramente Chloe y la madre de Rae, de las que ahora tenemos otra imagen muy distinta a la primera temporada. También la salida del armario de Archie o Finn, que es uno de los personajes más adorables que jamás se han creado. Incluso hemos podido ver algo más de Chop e Izzy, aunque con menos protagonismo.
En definitiva, My Mad Fat Diary ha confirmado su estatus de 'gran drama adolescente que también gusta a los que ya dejamos esa etapa atrás' y debería estar entre lo mejor de este 2014.





Reacciones: 

Related

UK 2917245707854894349

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item