loslunesserifilos

Review The Good Wife 5x16: The last call

Al contrario que la semana pasada, esta vez estábamos sobre aviso. Este iba a ser un capítulo du...


Al contrario que la semana pasada, esta vez estábamos sobre aviso. Este iba a ser un capítulo duro, difícil y muy triste. El más triste de la serie y quizás el único hasta el momento. The Good Wife no es precisamente esa serie que te hace llorar y mucho menos de tristeza, pero ahora sí y de qué manera.
Este es el capítulo en el que lloramos la pérdida de Will Gardner, nosotros y cada uno de los personajes, que en estos 40 minutos van conociendo la terrible noticia. Es un episodio en el que vemos las reacciones de cada uno, su forma de afrontar que de un día para otro han perdido a un gran amigo en caso de Diane o Kalinda, a un respetado colega de profesión al que admiraban, como es el caso de Cary y sorprendentemente de David Lee. Y a un gran amor, ese con el que nunca estuvo en el lugar adecuado en el momento adecuado, en caso de Alicia.
Los guionistas decidieron volver a torturarnos con la terrible llamada de Kalinda a Alicia. Esa llamada que lo cambia todo y que deja en shock a nuestra protagonista. Will ha muerto. Esto le cae como un jarro de agua fría, como era de esperar y a Alicia lo único que se le ocurre hacer es aparecer por L&G. Qué distinta es esta visita a su antiguo bufete. Desde su marcha, nos había quedado claro que ella no era bienvenida por estas tierras, pero esta vez es diferente. No hay guerras, no hay enfrentamientos, solo hay dolor. El abrazo de Diane y Alicia lo dice todo.

vlcsnap-2014-04-02-22h28m53s238

Hay que hacer una mención muy especial a Diane en este capítulo. Sabemos que es grande, pero en todas sus apariciones durante estos dolorosos minutos está grandiosa. Su conversación con Alicia, el ya mencionado abrazo, sus intentos por serenarse a solas en su despacho y ese horroroso momento donde debe tomar ella sola las riendas de la firma, esa que levantó junto a Will, son oro puro. Ella, que está hecha polvo y lo que querría es irse a llorar a su casa, se encarga de comunicar a los socios lo que ha ocurrido. Por supuesto, todos se quedan horrorizados, pero lo que más sorprende es la reacción de David Lee. Un tipo que siempre ha sido más bien frío (y un cabrón) y que tras conocer la noticia necesita salir de la habitación y buscar un lugar donde desahogarse y tratar de serenarse. David Lee tiene sentimientos, señoras y señores, y la muerte de Will hace que estén a flor de piel. Nos queda claro que tiene alma, aunque él sigue empeñado en ocultarlo, por eso echa a la gente de una sala para poder calmarse a solas, sin que nadie le vea y también rechaza el gesto de apoyo que Diane trata de hacerle.
A pesar de que este capítulo está dedicado a despedir a Will como se merece, la maquinaria de The Good Wife no para y tienen tiempo para ir introduciendo cosas nuevas. Una de las incógnitas que queda tras toda esta tragedia es ¿Qué va a pasar con L&G? ¿Qué cambios va a haber ahora? Pues bien, los primeros llegan pronto. David Lee insiste en que, por muy mal que estén todos, hay que dejar unas cuantas cosas bien atadas para no perder a los clientes de Will. Puede que suene un poco exagerado e irrespetuoso, pero Lee tiene razón. En cuando la noticia empieza a ser conocida, algunos clientes ya están preparados para hacer presión sobre el bufete. Y Diane en estos momentos no tiene ganas de tonterías, así que ni corta ni perezosa despide a uno de los clientes más importantes, por no respetar la memoria de Will, ni dejar un poco de tiempo para que ella y el resto puedan asimilar semejante tragedia. Este es el momento en el que hay que hacerle la ola a Diane Lockhart, grande entre las grandes. A David Lee solo le faltó aplaudir. Una cosa es que quieran mantener la firma a flote y otra cosa es bajarse los pantalones a la primera de cambio, cuando un cliente mete un poco de presión. Seguro que L&G podrá sobrevivir, aunque la sombra de Will es alargada, Diane es una todoterreno. Y creo que podemos vislumbrar en el horizonte un aumento del protagonismo de David Lee en la serie. Quizás haga equipo con Diane, o lo mismo solo están unidos por el dolor de la pérdida y pronto volverán los roces y desavenencias. Veremos, cómo se las apañan para seguir adelante.

vlcsnap-2014-04-02-22h18m20s51

Las cosas tampoco parecen poder parar en Florrick Agos & Associates, aunque queda claro que si fuera por Alicia y Cary, se tomarían un tiempo para retomar la actividad. Su reacción ante la muerte de Will es otra de las llamativas del capítulo. Nunca han sido grandes amigos, pero fue una especie de mentor y él siempre ha mostrado admiración, tanto por Will como por Diane.

Por otro lado tenemos a Kalinda, que también estaba muy unida al abogado y trata de comprender cómo ha podido ocurrir algo así. La muerte de Will ha sido tan injusta, tan absurda. Descubrimos que el policía al que el chico robó la pistola estaba bastante distraído en ese momento. Y también se generan dudas sobre si fue él quien disparo las balas que causaron su muerte o pudieron ser algunos de los policías que intervinieron en el tiroteo para intentar frenarle. Qué duro, qué terrible tener que asimilar que has perdido a alguien que quieres porque otros han cometido unos errores que se suelen considerar pequeños descuidos, pero que en esta ocasión tuvieron consecuencias demasiado graves. El caso es que Kalinda necesita averiguar qué pasó realmente, por eso recurre a Jenna, para acceder a ciertas informaciones. Hay veces que simplemente necesitamos hacer cosas así para sentirnos mejor, para aliviar el dolor, aunque sea por un momento. Las pruebas demuestran que fueron los disparos de Jeffrey Grant los que acabaron con Will y decide tomarse la justicia por su mano y castigar de la peor manera al asesino.¿Y qué manera es esa? Condenándole a vivir, arrancándole toda posibilidad de quitarse la vida para que cargue con el peso de la culpa. Por un momento nos han hecho pensar que la investigadora llegaría más lejos, pero no ha sido así, cosa que me alegra.

vlcsnap-2014-04-02-22h17m00s28

Llega la hora de hablar de Alicia, ¡pobre Alicia! Justo cuando su relación con Will parecía que volvía a mejorar, ocurre algo así. ¿O no empezaba a mejorar? Porque la Florrick descubre en su teléfono una llamada perdida de Will, que realizó unos minutos antes de comenzar el fatídico juicio. Él le dejó un mensaje que realmente no dice nada, no sonaba a despedida ni nada parecido, como es lógico. Simplemente un: 'tenemos que hablar, luego te llamo'. Esto revuelve a Alicia aún más, ¿Qué quería Will? ¿Por qué hizo esa llamada? ¿Por qué ella no cogió el teléfono?. Alicia se obsesiona con saber la naturaleza de esa llamada, desesperada por obtener algún tipo de alivio. Sin embargo, también tiene miedo de que la razón por la que Will la llamó fuera algo malo, ya que justamente unos clientes de L&G habían decidido pasarse a Florrick Agos & Associates. Eso es lo que más aterra a Alicia, pensar que Will murió enfadado con ella, pensando lo peor. Por eso mueve cielo y tierra, pregunta a todo el mundo y hace lo posible por averiguar la razón por la que Will decidió realizar esa llamada. Finalmente, en una conversación con Finn Polmar (el otro abogado del juicio) Alicia puede respirar tranquila, porque al menos sabe que Will no estaba enfadado con ella. Esta reacción por parte de ella me parece de lo más lógica, es inevitable darle vueltas a los últimos momentos vividos con una persona que acabas de perder y sobre todo cuando esa relación no pasaba por el mejor momento, pero tampoco el peor.
A lo largo del capítulo vemos distintas recreaciones de esa llamada que Alicia forma en su cabeza, la más emotiva la última, en la que Will le dice que deberían estar juntos y tener lo que tenían antes. Ay, cómo duele eso. Quizás esa era la intención de Will, o no. Tras una muerte tan trágica lo bonito sería pensar que quizás Will tuvo un presentimiento o un deseo repentino de expresar sus sentimientos hacia Alicia. Sin embargo, lo más probable es que fuera una llamada normal y corriente, quizás para expresarle alguna duda sobre el caso (ya que Alicia le aconsejó en el anterior episodio), o para comentarle cualquier otra cosa sin importancia. Nunca sabremos el por qué de esa llamada y eso es algo que también duele mucho.

vlcsnap-2014-04-02-22h17m22s243

Ahora cabe preguntarse cómo va afectar este golpe a la propia familia de Alicia. Con Peter ya vemos que no ha hecho sino enfríar un poco su relación y eso que últimamente no iba nada mal. Alicia huye del consuelo de su marido, quiere lidiar con su dolor sin él. Los dos saben qué significaba Will para Alicia y Peter trata de mostrar su pesar por la muerte del abogado, pero es inevitable esa sensación de que todo esto le beneficia más que otra cosa. Obviamente no es que de saltos de alegría, pero Will no era precisamente alguien querido por el gobernador. De hecho, era más bien un problema, no solo por su relación con Alicia sino por el asunto de los votos fraudulentos. 
También está Grace, que trata de ayudar a su madre y nos regala una de las escenas más potentes del capítulo. Ella, creyente, aferrada a su fe y tratando de consolar a su madre y Alicia, totalmente devastada, e incapaz de creer lo que su hija le dice.

En fin, en este capítulo sabíamos lo que nos íbamos a encontrar, aunque han sabido sorprendernos con ciertas reacciones. Esta semana tocaba asimilar y llorar definitivamente la pérdida de Will Gardner. A cada uno quizás nos haya afectado en mayor o menor medida, pero su ausencia se hará notar a partir de ahora en The Good Wife. Esto no quita que la serie no tenga las armas suficientes para seguir adelante de la mejor manera posible, de eso está segura la que escribe esas líneas.




Reacciones: 

Related

The last call 1668203484917737589

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item