loslunesserifilos

Review Glee 5x14 y 5x15 - "New New York" y "Bash"

Glee nos ha proporcionado mierda en dos capítulos que estaremos intentando digerir durante vei...


Glee nos ha proporcionado mierda en dos capítulos que estaremos intentando digerir durante veinte episodios, así que yo os traigo una review que cuenta por ambos. Todo lo que parecía haber mejorado en la serie no ha valido para nada, porque en dos episodios han echado a perder la evolución de los personajes durante toda su duración. A partir de aquí encontrarás spoilers.

La trama ahora tiene lugar única y exclusivamente en Nueva York, a donde se han mudado Blaine, Sam, Artie y (más tarde) Mercedes. Esto supone un cambio para los ya establecidos en la gran ciudad. Don Perfecto y Bocachancla se acoplan en el piso de Kurt y Rachel, del mismo del que se ha mudado Santana. De esta manera se da salida al personaje interpretado por Naya Rivera, lo que parece confirmar los rumores que, si realmente fueran ciertos, la establecerían como estrella invitada o personaje recurrente. Además, nos alarma respecto a la permanencia de Darren Criss en la serie, aunque sinceramente, no veo ahora mismo un Glee sin Blaine Anderson.

Volviendo al tema. El caso es que a Kurt le agobia que Blaine esté todo el día pegado a él: en casa, en NYADA y hasta en el trabajo. Se me antoja algo bastante increíble teniendo en cuenta que el moreno se cambió de instituto para poder pasar más tiempo con Porcelana, pero bueno, es comprensible. Quién no está hasta las narices de Blaine a estas alturas de la serie.

Esto lleva a Blaine a buscar un nuevo apartamento junto con Sam, el cual se ha apalancado en el sofá y no se mueve ni queriendo. No parece llevar muy bien lo de ser modelo, y cuando intenta mudarse a un piso habitado por ellos, resulta no ser una buena idea. Así que Blam buscan piso, y qué casualidad de la vida que Mercedes aparece por Nueva York con la excusa de haber pedido el traslado porque en la gran ciudad tendría más inspiración o vete tú a saber qué. Total, que los tres mosqueperros se mudan a una casa que ni siquiera sé cómo pagan, les debe de llover el dinero del cielo o algo (pero entonces para qué trabajan en el restaurante ochentero ese).

Y qué es de Glee sin sus dramas forzados e historias sacadas de la nada. El último capricho de Ryan Murphy ha sido reunir a Samcedes, porque no fue suficiente un amago de relación así por la cara en la segunda temporada. En estos dos episodios han estado que sí que no todo el rato, medio llevándolo a escondidas, hasta que ambos deciden hacer su relación pública. A todos les parece guay del paraguay, pero mi opinión coincide con la de las coristas de Mercedes: pero y esto de dónde mierdas ha salido.  

Mientras tanto, Artie disfruta de la metrópolis dentro de lo que cabe. Pero antes de hablar de lo que le ha ocurrido a él, hay que hablar de Rachel, muy a mi pesar. A la Berry le regalaron un coche con chófer incluido las veinticuatro horas del día, por si no tenía el ego lo suficientemente subido ya. ¿Para qué queremos saber esto? Pues para comprender la pelea que la diva tiene con Artie después de que a éste le asalten y roben en el metro. El chico la acusa de ser una burguesa, en pocas palabras, y le dice todo lo que la audiencia querríamos gritarle a la cara. Esto hace que el corazoncito de hielo de la judía se derrita un poquito y así, ambos se convierten en compis de metro y besties. Además, tienen la suerte de encontrarse con el atracador y consiguen recuperar las cosas del moreno. Lo cual, todo sea dicho, es lo menos creíble de las cinco eternas temporadas.

Siguiendo con Rachel, la chica se encuentra un poco atacada de los nervios porque tiene que lidiar con los ensayos para Funny Girl, el trabajo y las clases. Y encima Carmen Tibideaux, la estricta profesora de NYADA encargada de llevar a cargo la selección de alumnos, le ha suspendido por hacer un dueto con Blaine en lugar de un solo. ¡Sacrilegio! ¿Y qué hace la chica cuando ve que no le está saliendo todo a pedir de boca? Pues deja la universidad. Porque después de tres temporadas dando la lata con entrar en la dichosa universidad, es lo que cualquier persona haría. Damn you, Rachel Berry.

Por último, hablemos de Lady Hummel, quien está en gran desacuerdo con la decisión de la morena. Vale que a veces se ponga un tanto insoportable, pero su forma de actuar en el último episodio compensa. El caso es que se lanza a la ayuda de un chico gay en apuros sin pensárselo dos veces, a sabiendas de que la paliza que le van a meter va a ser descomunal. Os recuerdo que estamos hablando de Porcelana. Esto conmueve al resto de la pandilla y nos regala una de esas memorables escenas entre Kurt y Burt.
Por lo demás, su trama no parece avanzar. Seguimos sin saber qué fue de su trabajo en Vogue.com, o cómo le va en NYADA. Ni siquiera Pamela Lansbury ha aparecido en estos episodio. Teniendo en cuenta que Chris Colfer ha escrito el episodio número diecisiete, esperamos ver algo de acción de la buena para Kurt al menos en ese episodio.

No sé si os habréis fijado, pero no he comentado nada acerca de las actuaciones musicales. La única destacable es la de Colour Blind por Mercedes, canción de la propia Amber Riley. Bastante emotiva, tengo que admitir que, viendo las cagarrutas que son los singles de Lea y Naya (Cannonball y Sorry, respectivamente), el de Amber me ha sorprendido bastante. El resto y como os podéis esperar, un verdadero truño.

¡Y esto es todo! Os dejo con la promo del siguiente capítulo.


Reacciones: 

Related

Series 6688678147307380117

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item