loslunesserifilos

Review Revenge 3x14 – Payback

Revenge. Venganza. Vengeance. Vendetta. Zemsta. Intikam. No importa de dónde vengas, ni cómo lo pr...


Revenge. Venganza. Vengeance. Vendetta. Zemsta. Intikam. No importa de dónde vengas, ni cómo lo pronuncies. No importa desde hace cuánto tiempo la estés buscando, ni dónde la vayas a encontrar. No importa cuánto tardes en alcanzarla, ni cuántas personas caigan por el camino. Lo único que importa es saldar la cuenta, devolver el golpe, hacer sufrir. This is not a story about forgiveness.

Revenge ha vuelto, y cómo nos ocurría al volver a clase tras las vacaciones de verano, hemos tenido que hacer un profundo ejercicio de memoria. Se nos ha olvidado quién es quién, por qué Pepito quiere matar a Juanito, por qué ha aparecido aquella, y por qué aquél no dice la verdad… Los que esperábamos grandes dosis de culebrón con el regreso del drama de la ABC, nos hemos quedado más que satisfechos. Los que esperábamos un reencuentro con la premisa original de la serie, nos hemos llevado una tremenda decepción.

Revenge ha cruzado el punto de no retorno. Es hora de enfrentarse a la realidad y aceptar el hecho de que aquello de las cruces rojas y el vengar a David Clarke, se ha desvanecido en las oscuras sombras o ahogado entre las olas. Ahora estamos viendo otra serie, que entretiene y divierte por igual, pero mucho más cercana a la telenovela, al chismorreo y al recurso fácil. “Payback” nos remite a Dinastía y a Dallas, y por qué no, a Las Mujeres de Stepford y El Club de las Primeras Esposas. Con estos referentes, no podemos hacer una idea…

Emily ha vuelto, pero en muy baja forma tras la debacle de la luna de miel, el disparo y el vagar por las heladas aguas del Oceáno Atlántico. En un tristón y vago intento, los guionistas nos dan gato por liebre, y en lugar de amnesia, nos ofrecen un refrito de episodios en negro o blackouts, en los que nuestra querida amiga hace cosas extrañas. Desde hacer trato con suegros, hasta tórridos intentos de reconciliación, pasando por llamadas a abogados y sinceras declaraciones a amigos. Así, Emily dice y hace cosas que están poniendo en peligro su identidad y sus planes de venganza.

Una de las consecuencias de todo esto, es el regreso de Stevie Grayson, la primera esposa de Conrad. Con la intención de ofrecer su “desinteresada” ayuda a Emily con el divorcio, Stevie termina por arrebatar y dejar de patitas en la calle al infeliz matrimonio, pues en teoría la mansión le pertenece por papeles. Pero no sólo eso, sino que por el camino, y para terminar de rizar el rizo, nos suelta una perla: “Yo soy tu madre”. Pues sí, Jack ha encontrado a su mamá. ¿Verdad o mentira? Hagan sus apuestas.

Por otro lado, los guionistas le han dado la patada, o al menos eso parece, a Niko. En un intento de vengar la muerte de su padre, rapta a Aiden para captar la atención de Emily. Y emulando a La Novia en uno de los ya míticos guiños a Kill Bill, la aprendiz favorita de Takeda se libra de la recién llegada y libera al inglés. Éste, sin embargo, queda poco agradecido, y muy despechado. Por favor, Aiden, no te vayas muy lejos, que Emily te necesita, y la audiencia también.

Mientras tanto, Jack y Margaux viven en la burbuja de los recién enamorados y están buscando piso. Pero Conrad, con un alfiler, ha explotado el idílico sueño, pues quiere hacerse con el control de Voulez. Así, obliga a la francesa a encontrarse con su padre para que le otorgue poderes totales sobre la publicación. Buena suerte, maja.

Otros dos que van en busca de un poco de suerte y de alianzas, son  Charlotte y Daniel, que se han propuesto averiguar, cada uno con sus razones, qué sucede detrás de la nueva y curiosa amistad entre Conrad y Emily. Insistimos, ¿a qué esperan para jugar la carta de la hermana? Charlotte, es hora de mover ficha. Esperemos que éste sea el gran cliffhanger de final de temporada.

Por su parte, Victoria, se enfrenta a su supuesto agresor y padre del su querido retoño. Patrick, con la excusa de contratarle para reparar los daños causados por el incendio que él mismo provocó, hace llamar a su padre. La intención es dejarle bien pegado a los plomos, pero una pequeña charla paternofilial, trastoca los mortíferos planes. Pero cómo no podía ser de otra forma, los planes se complican y Jimmy termina desangrándose en las manos de madre e hijo. Eso sí, Victoria, acostumbrada a este tipo de inconvenientes, lo ha arreglado todo para que parezca un accidente. Y como bien dice Queen V, “no hemos hecho nada malo, sólo somos víctimas de nuestro mundo”.

Con las sabias palabras de la gran Victoria Grayson nos quedamos esperando el devenir de los acontecimientos, que si bien un poquito decepcionantes, prometen darnos muy buenos momentos de entretenimiento calificables con expresiones postmodernas tales como OMG y WTF. 
Reacciones: 

Related

victoria grayson 8803866839675685638

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item