loslunesserifilos

Review My Mad Fat Diary 2x03: Girls

Cojamos el guión de Chicas Malas, trasladémoslo a Lincolnshire en los 90 y cambiemos a Lindsay L...


Cojamos el guión de Chicas Malas, trasladémoslo a Lincolnshire en los 90 y cambiemos a Lindsay Lohan en sus buenos tiempos por Rae Earl. Así podría resumir el tercer capítulo de esta temporada. Y ojo, no es una queja, porque es tremendamente divertido y suenan los Backstreet Boys.
Tras dejar a Finn, Rae no se siente capaz de estar con la pandilla (además, el pobre chico le deja claro que por ahora no puede intentar ser su amigo. Creo que no exagero si digo que aquí se nos ha roto el corazón un poco más). Ni siquiera quiere estar con Archie, que metió bastante la pata al seguirle las gracias a los tontos del instituto. Aunque él lo termina arreglando de la forma más adorable posible. Archie es AMOR.


Lo cierto es que Rae está un poco sola, ya que ahora Chloe se junta con las guays del instituto, Stacy, Amy, Vicky y Lois (Regina George y sus secuaces en Chicas Malas). Parece que solo tiene a Liam, con el que cada vez tiene más confianza.
Y por si fuera poco tiene que soportar las burlas del lerdo oficial del instituto, el tal Simmy. Mi mente perversa cree que le presta demasiada atención a Rae y que lo mismo detrás de tanta burla hay cierta atracción hacia ella.
La situación no parece muy alentadora, pero en un minuto todo cambia. Stacy (que es la ex de Finn, por cierto) la defiende frente a Simmy y se gana el corazón de Rae en un minuto.
Así, nuestra protagonista entra en el grupo de las guays y como parece que siempre pasa, casi encaja más rápido que Chloe. La pobre parece más bien la sirvienta de Stacy, que la maneja a su antojo. El resto de chicas son  de todo menos amorosas, sobre todo Vicky. Amy y Lois son más aceptables pero aún así miran con recelo a Rae. Y es que ellas no deciden nada en la pandilla, si Rae mola debe decidirlo Stacy-Regina.
La verdad es que Rae no pega mucho en el grupo, ellas son criticonas, pijas y lo peor de todo: fans de los Backstreet Boys. Impagable la cara de Finn al ver que Rae decide poner una canción de ellos en vez de algo más de su estilo para complacer a Stacy-Regina, o el discurso sobre lo que piensa nuestra protagonista de la famosa boyband. De todas formas, Rae se empieza a sentir más o menos a gusto, sobre todo cuando se sincera con Stacy, como nunca lo había hecho con nadie.


Y es que en este capítulo hemos descubierto otro de los muchos problemas de Rae: la comida.  Quizás no sea una sorpresa, pero sí choca que su inseguridad llega hasta tal punto que el hecho de comer delante de alguien le parece un suplicio, algo que no puede hacer. La falta de autoestima de Rae se hacen evidentes otra vez, resulta que lleva años siendo incapaz de comer delante de nadie, excepto su madre y ahora que tiene que pasar tantas horas en el instituto, comienza a pasar factura. Liam se da cuenta en seguida, lo que nos demuestra que estos dos tienen en común muchas cosas y que quizás estén pasando por situaciones parecidas.
He de decir que Liam cada vez me cae mejor, pero no me gusta hacia donde está yendo todo esto: triángulo amoroso Liam-Rae-Finn. ¿No podrían ser solo amigos y que se apoyaran el uno al otro para superar sus problemas? Rae tiene muchas cosas con las que lidiar por sí sola como para meter a un tercero entre Finn y ella. Aunque al menos es un personaje interesante y del que, a mí personalmente, solo me apetece saber más y más.
No voy a negarlo, este capítulo me pareció muy raro, primero porque la pandilla apenas aparece (la ruptura con Finn me temo que ha traído estas consecuencias) y segundo porque es raro ver a Rae con vestido, tacones y divina de la muerte como sus nuevas amigas. Y sobre todo, convirtiéndose en toda una zorra que va criticando a todos por ahí.


Sin embargo, raro no significa que no sea un capítulo de lo más divertido. Todos hemos intentado encajar, tenemos miedo de meter la pata con la gente nueva que conocemos y a esa edad es mucho más fuerte. Además, todos pasamos por etapas y a Rae le ha tocado la etapa de chica guay y pija del instituto. Como suele pasar, son pasajeras y ella no tarda en reaccionar ante la maldad de Stacy.
Resulta que aunque es muy guapa y delgada, Stacy es horrible. Rae tiende a creer que con buenas condiciones físicas basta, por eso pensó que Stacy era genial y por eso cree que Finn es demasiado perfecto para ella. Pero luego vemos que nadie es perfecto y Stacy-Regina es una zorra de cuidado, mala con ganas, que se aprovecha de las inseguridades de la gente. Rae se da cuenta cuando ésta lleva a todas a un restaurante, aún sabiendo que Rae tiene ese problema con la comida. Pero aquí nuestra protagonista da un pequeño paso, no muy grande, pero significativo: comer delante de todas. Aunque solo sea por orgullo y por fastidiar a Stacy, ¡Bravo por Rae! En una persona como ella es todo un avance.
Un pequeño palo para Stacy, pero no el definitivo. Lo sentimos, Stacy-Regina, en el juego de las zorras solo hay una reina y esa es Chloe, que teje un plan maestro para hundirla en dos segundos. Grande nuestra Queen B.


Me sorprende leer muchas veces comentarios de odio profundo hacia ella. ¿En serio? Es decir, fue muy zorra en la primera temporada, pero siempre he creído entrever (o así nos lo han querido mostrar) que Chloe tiene también muchas inseguridades y que al contrario que Rae, ella cree que su mejor arma es su cuerpo y es incapaz de mostrarse tal y como es la mayor parte del tiempo. Realmente, hemos visto muy poco a la verdadera Chloe, la que no tiene siempre la pose de guay y guapa de la pandilla. Y yo me muero de ganas de que sigan explorando al personaje.
Archie es el único chico protagonista en este capítulo tan femenino. Rae descubre que está saliendo con Lois. Sí, una chica. Y claro, no lo entiende, ni le parece bien. Una cosa es que antes Archie tuviera dudas y otra cosa es estar seguro de que eres gay pero aún así salir con una chica (que está loca por él, encima), sabiendo que no la quiere. El problema es que la forma en que Rae decide poner solución a todo este asunto es un poco bestia, un poco drástica y un poco para matar a Rae. Ni corta ni perezosa, le dice a Lois que Archie es gay. Así, a lo bruto. Mal, Rae. Y mal Archie también.


Así nos deja el episodio, con la boca abierta y con la incertidumbre de qué va a pasar con Archie a partir de ahora ¿Guardará Lois el secreto o ha llegado el momento de que Archie se sincere?


Reacciones: 

Related

UK 1188890455536661577

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item