loslunesserifilos

'Girls': las cariátides de Lena Dunham

El sol se pone sobre la acrópolis ateniense. Unas figuras femeninas soportan el peso del entablam...


El sol se pone sobre la acrópolis ateniense. Unas figuras femeninas soportan el peso del entablamento situado sobre sus respectivas cabezas. Lo llevan haciendo siglos. Desde que durante las Guerras Médicas estas mujeres griegas fueron esclavizadas y obligadas a transportar pesadas cargas dando lugar a la construcción sobre la piedra de esas esculturas, fieles representantes de su eterna penitencia. Son las llamadas cariátides (Καρυάτιδες).


A simple vista, el papel de nuestras chicas HBO no parece tan astral y milenario pero cumplen en la actualidad una función incluso más importante que las ya semi-desconocidas cariátides originales que siguen sufriendo en silencio como si protagonizasen un anuncio de Hemoal. Las ‘Girls’ de Lena Dunham también parecen esbeltas siluetas cinceladas por la polivalente personalidad de su creadora y portan una pesada carga: sostienen sobre sí mismas a una generación entera.

LA SERIE
Cada X años, la industria televisiva liderada por las grandes cadenas pone en marcha un dispositivo para crear LA SERIE que ocupe ese cargo de empatizar con buena parte del público target al que se dirige y convertirse en atemporal, historia viva a la que años e incluso décadas después la audiencia siga acudiendo dominada por un comportamiento misticista, como si estuviesen caminando por el vestíbulo de un templo ancestral. Un claro ejemplo de LA SERIE podría ser ‘Friends’: no sólo marcó una época durante la cual sintonizó con millones de jóvenes noventeros sino que hoy día (15-20 años después) se le sigue profesando con religiosidad su culto y sus ecos siguen resonando en las paredes de esta gran cueva que es la sociedad siendo amplificados por la capacidad acústica que ostenta esa caverna gracias al aparato propagandístico norteamericano y su imperialismo audiovisual a escala global.

Posteriormente otras muchas han pretendido aprovechar el camino selvático que dejó ‘Friends’ gracias al uso de su “machete” y tratar de ocupar su trono, algunas con más éxito que otras (‘HIMYM’ sería la que más cerca ha estado de cumplir ese cometido). No obstante, nos olvidamos de algo. Quizás la simplista receta de la sitcom no tiene por qué ser la acertada. Y es en esa capitulación dónde entra ‘Girls’. Una serie realista, que tiene momentos cómicos y dramáticos dominados por la naturalidad. Todo ello, con un firme trasfondo existencialista. Dunham es la profeta que subió al monte Sinaí (aunque con su vago comportamiento cueste imaginarlo) y bajó de el con los mandamientos para reiniciar el router y restablecer la conexión con ese público target. 


Sí. Los datos de 'Girls' en lo que a audiencias se refiere no se corresponden con toda esa generación con la que se trata desesperadamente de comunicar. Lo cierto es que la naturaleza indie de 'Girls' condena al mismo tiempo que condiciona su visionado a un público aún más especializado. Por el hecho de no traicionar a su manera de ser, 'Girls' jamás podrá competir contra las risas enlatadas que engalanan el etéreo palacio de superioridad de esas pretenciosas sitcoms.

"Demostrar a todos vía Instagram que aún podemos pasárnoslo bien juntas"
Dunham entendió que la vida no es como un episodio de ‘Friends’ o ‘HIMYM’. A pesar de que la simple mención de su nombre nos pueda indicar una visión del mundo marcadamente feminista, la apadrinada por Judd Apatow y HBO no se reduce a eso, de hecho aprovecha la exacerbada sensibilidad presente en la mujer para favorecer su verborrea y dotarla de mayor significado emotivo.

En ‘Girls’ la realidad fluye sin tensión ni pretensión entre los respectivos márgenes del drama y la comedia. ‘Girls’ ha logrado ascender por la montaña de cadáveres seriéfilos y ocupar de momento el trono que la embiste como líder de esa generación perdida en busca de referentes, aunque muchos de ellos aún no lo sepan y se sigan dejando llevar por la corriente comercial hacia la rivera de series con un mensaje prefabricado.

El 3x07 es el mejor ejemplo de todo esto. Un fin de semana que se presenta tibio, evoluciona

y pasa a ser divertido pero todo termina corrompiéndose y desembocando en discusión, gritos, insultos, reproches… pasa la noche y a la mañana siguiente nuestras 4 chicas siguen sin dirigirse la palabra. Pero, entre esta desastrosa hierba comienza a florecer un único ejemplar de esperanza y las cuatro comienzan a bailar al unísono en la parada del bus, porque la amistad es eso, atraviesa durante su trayecto pasos a nivel y túneles donde parece que la luz nunca podrá habitar pero ahí está, la salida y con ella, el regreso a la amistad, a olvidar todo lo dicho y hecho y simplemente aferrarse a ella, aunque parezca un sinsentido, el ser humano es todo un sinsentido en sí mismo.


Dicho esto, las cariátides de Lena Dunham que aguantan el retablo de toda esa generación no alienada son:

-Hannah: fiel retrato de la relación en pareja con sus discusiones, confesiones, reconciliaciones… además del por momentos insoportable egocentrismo y la ambición que necesita ser encauzada para no terminar en depresión.

-Marnie: neurótica y actualmente haciendo autostop para tratar de huir de la crisis existencial: acaba de romper con su pareja, no encuentra un trabajo que la complete… y mientras es mecida por la corriente vital decide emprender objetivos que la mantengan distraída: como organizar algún evento, hacer deporte, ordenar su casa…

-Jessa: su presencia es una de las más efímeras, intensas y volubles de la serie. Bohemia, fría y aparentemente distante, descubriremos que también late un corazón bajo esa impermeable apariencia british de fashion victim.

-Shoshanna: a pesar de contar con un protagonismo muy reducido atesora en sus líneas el contrapunto cómico, perfecto y necesario para tanta realidad sólida que digerir. Shoshanna es el trago de Nesquick que ayuda a desayunar las galletas.

-Adam: él no es una cariátide, pero sobre su hercúlea figura, media melena y actitud desgarbada descansa también en esta 3º temporada parte de esa quintaesencia de ‘Girls’. Adam no sólo llena los huecos del díalogo que mantiene con Hannah, su personaje va más alla que ese plano y estereotipado novio de relleno y tiene psique propia. Primitivo, sincero, decidido, cómico e indiscutible en la mecánica de ‘Gir
ls’.
Reacciones: 

Related

shoshanna 2223610884073850412

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item