Crítica: 'Frankenstein's Army' (2013), de Richard Raaphorst [XI Muestra SYFY]


Pese a lo que el título y su argumento pueda prometer, no se equivoquen. 
Estamos ante una historia que, perfectamente consciente de sus flaquezas, explota sus enormes aciertos: su condición de descubrimiento bélico a un paso de la ciencia-ficción.


Es inusual encontrarse un "metraje encontrado" en este período histórico, pero aun más si su director concibe una historia en creciente tensión sobre un grupo de soldados soviéticos que, en medio de la nada, encuentran pesadillas en forma de engendros mecánicos y autómatas vueltos a la vida. 
Los soldados atraviesan algún páramo perdido de esta guerra que asola Europa, y eso es carta blanca para cualquier cosa: en una guerra que ponía a prueba las ideologías del mundo, ¿ningún loco quiso y pudo instaurar la suya propia?
Toda una declaración de intenciones que lleva la propuesta, tensión lograda mediante y para sorpresa de cualquier espectador, a algo muy cercano al terror más realista. 
No hay que olvidarse, tampoco, que en demasiadas ocasiones quiere ser más un tren de la bruja que una película, pero no seré yo quien se lo reproche si por el camino tenemos ejemplos de terror corporal 'steampunk' tan terroríficos como los que se pueden ver.


Los nazis y su probada eficacia a la hora de cargar con los episodios oscuros de la Historia: no se puede decir que la experimentación con seres humanos pasó, pero tampoco que nunca ocurrió. 
La posibilidad de que este "metraje" pudiera realmente haber sido "encontrado" no es algo que pase todos los días.

Nota: 8 / 10

COMENTARIOS