loslunesserifilos

Crítica: Dallas Buyers Club, de Jean-Marc Vallée

Este fin de semana ha llegado a las carteleras españolas Dallas Buyers Club . Si, 4 m...



Este fin de semana ha llegado a las carteleras españolas Dallas Buyers Club. Si, 4 meses después de su estreno en EEUU, 1 mes y medio desde su lanzamiento en DVD en dicho país y 2 semanas tras ganar 3 Oscar.

Mucho se ha hablado en las últimas semanas de esta película, especialmente después de la gala del pasado 2 de Marzo, pero no han sido los premios su mayor publicidad. La asombrosa interpretación de Matthew Mcconaughey se convirtió desde su estreno en el mayor reclamo de la película, y aunque el actor de Texas este genial, es sólo la punta del iceberg en una cinta que brilla por los cuatro costados.

Sinopsis

1985. Ron Woodroof es un cowboy de rodeo que vive en Texas. Drogas, alcohol y prostitutas son sus hábitos principales. Tras sufrir un accidente laboral, le hacen un chequeo donde le diagnostican que tiene SIDA y que le quedan con suerte 30 días de vida. A partir de aquí, Woodroof comenzará una auténtica carrera de fondo para luchar contra su enfermedad, y contra la única medicación regulada en aquel momento para dicha enfermedad, AZT. La película está basada en hechos reales.

Crítica

Estamos ante el perfecto ejemplo sobre como una película pequeña se convierte en algo muy grande (y ha habido varios buenos ejemplos de ello este año). Dallas Buyers Club es directa, sincera, con buen ritmo, increíbles interpretaciones y una magnífica dirección. Como dijo Jack el destripador, vamos por partes:

El guión, que firman Craig Borten y Melisa Wallack, es el mejor punto de partida que podría tener la película. La historia de Ron Woodroof está descrita con garra, y con una precisión exacta de como saber marcar los tiempos en un libreto. Un arranque con fuerza y entretenido al que le siguen 3 secuencias descriptivas para que conozcamos al protagonista y su entorno. Tras un acertado comienzo y como sí de algo religioso se tratara, nos encontramos con el detonante de la historia (que no es lo mismo que el giro de trama) en el minuto 10, cuando los doctores le dice a Ron Woodroof que tiene SIDA. Así continúa la película hasta el final, sabiendo dar al espectador lo que está buscando justo en el momento perfecto.

                            


Ya se ha hablado mucho sobre el inmejorable reparto de la película, y ha sido compensado con un aluvión de premios. Pero aunque se haya dicho 100 veces, no puedo hacer una crítica de esta cinta sin elogiar el impresionante trabajo de Matthew Mcconaughey. Él no interpreta a Ron Woodroof, él es Ron Woodroof. Después de esto, y de True Detective, estoy seguro de que todos estamos deseando ver que más puede hacer este actor al que conocíamos por las moñadas románticas a las que nos tenía acostumbrados (Aquí tenéis un post de mi compañero Sergio G. Arias analizando su trayectoria cinematográfica).

No podemos dejar atrás a un irreconocible Jared Leto. Su transformación en Rooney, el travesti drogadicto socio de Woodroof, será recordada durante muuucho tiempo como una de las mejores interpretaciones de un actor de reparto. Una actuación perfecta, para un secundario perfecto, que tiene carisma y que alcanza en un punto avanzado de la cinta una autonomía suficiente como para casi funcionar solo, pero que nunca le hace sombra a la trama principal, ni al protagonista de la función. Jennifer Garner, Steve Zahn, Denis O'Hare y el reparto en general están geniales, dándolo todo en los magníficos 117 minutos que dura la película.

Y tampoco hay que olvidarse de otro aspecto ganador en la cinta, el maquillaje. Un trabajo impresionante que nos ayuda a meternos a los espectadores en la historia, y a los actores en la piel de sus personajes. Además, aunque imagino que a estas alturas ya lo sabe todo el mundo, el presupuesto para este apartado en la película fue de 250 dolares, más méritos imposible.

Por último, resaltar el trabajo de Jean-Marc Vallée. Él consigue darle forma, dinamismo y ritmo a una historia que no es fácil de contar. Su dominio del lenguaje audiovisual es muy potente, acompañado por Yves Bélanger que nos ofrece una fotografía muy variada dependiendo del momento, pero que te deja la sensación de que sea lúgubre, para una historia sobria, donde predominan los tonos cálidos y las sombras duras en los momentos donde sus personajes están más desnudos, y que nos deja estampas que a veces recuerdan a un bodegón. Juntos saben aprovechar los espacios de una forma inspiradora, haciendo que la película se retroalimente. Estoy hablando de sacarle jugo a las circunstancias, de ser ingeniosos, y jugar las cartas que se tienen de la mejor forma posible. Un ejemplo de esto es la cantidad de planos en los que vemos una segunda acción, reflejada en un espejo, un televisor o en una simple cristalera. Sin mover la cámara podemos ver lo que pasa con varios personajes al mismo tiempo, sus reacciones, donde están situados, etc.



Un montaje muy ágil, usando inteligentemente los flashback y la elipsis, y un sonido concreto para ponernos en tensión, son algunas de las cosas con las que el realizador canadiense termina de darle empaque a la cinta.

En fin, por si no ha quedado claro, altamente recomendable. Aunque este fuera el año de Gravity o 12 años de esclavitud, hemos visto buenas películas que seguramente no pasarán a la historia como las otras nominadas de la noche, sino como clásicos contemporáneos, entre ellas esta Dallas Buyers Club



Lo mejor: Sus impresionantes actuaciones

Lo peor: Por decir algo, quizás cuesta trabajo darse cuenta de en que año se desarrolla hasta que estás un poco más entrado en el metraje. Se, que se ve en los periódicos de la primera secuencia y en el calendario que hay en casa de Ron, pero la persona que la vio conmigo tardó un poco en darse cuenta.

Calificación: 9/10
Reacciones: 

Related

Opinion 5355091597956941689

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item