loslunesserifilos

Crítica Cosmos: A Spacetime Odyssey 1x01 - "Standing Up In The Milky Way"

Es muy probable que mucha gente en España no esté familiarizada con el trabajo de Carl Sagan y...


Es muy probable que mucha gente en España no esté familiarizada con el trabajo de Carl Sagan y con la repercusión que la serie Cosmos tuvo en su día, de modo que no comprenderán el por qué de tanta expectación con lo que parece ser una serie de documentales más sobre el universo. Para quien no lo sepa, Sagan fue un magnífico científico y un excelente comunicador cuyo trabajo inspiró a una generación entera, su serie Cosmos sigue manteniendo la misma fuerza que el día de su estreno a pesar del evidente avance científico en estas décadas, una meta que muchos han intentado imitar a lo largo de los años con mejor o peor resultado (o difusión).  Fox y National Geographic nos traen lo que a priori parece ser el homenaje definitivo a la Cosmos original y la promesa de continuar con dicho legado, ¿está esta nueva Cosmos a la altura de semejante reto?

Para responder a ese interrogante no basta solo con el episodio piloto, ya que éste en buena medida tiene tantos tintes de homenaje al desaparecido Sagan que dan a entender que lo que nos espera de la serie comenzará en su segundo capítulo, pero por lo que hemos podido ver ya aventuramos que la cosa no va a seguir exactamente la misma línea. Esto no tiene por qué desmerecer en absoluto esta nueva serie presentada por Neil deGrasse Tyson, pero quizá sea lo que haga envejecer a esta serie mucho peor que su antecesora. En principio los ingredientes son los mismos pero usados de manera distinta (tal y como piden las cosas hoy día que se hagan), pese a que Sagan no descartó en ningún momento la utilización de efectos musicales y visuales para acompañar su relato, en su viaje la nave imaginaria y demás recursos narrativos estaban subordinados a sus explicaciones. En esta nueva edición, por el contrario, se nota considerablemente el aumento del volumen e intensidad musical, así como de los efectos visuales o planos intrascendentes de la nave (que recuerda a una de Star Wars, por cierto, creo a que la nave de Amidala), sin llegar a desmerecer para nada una narración final, sobrecogedora en algunos momentos, resultante de la suma de todos los elementos mencionados.

     A cosas así me refiero...

Quizás el mayor miedo que le tengo a esta serie es que se termine pareciendo más a las casposas series de documentales con Morgan Freeman afirmándote que, antes de ser actor, se preguntaba por la naturaleza de los agujeros negros  que a la serie cuyo legado quiere continuar. Nuevamente los que ni siquiera conozcan la serie de Sagan (ni hayan leído Contacto) no entenderán a qué me refiero, pero el gran problema que le veo a ésta nueva (reiterando siempre que es de gran calidad) es que cambia la sencillez y el acercamiento al público que tenía Sagan por el asombro y espectacularidad. A todos nos impresiona ver un gráfico que condense la historia del universo en tan solo un año, nos abruma y marea contemplar hasta dónde se extiende el universo conocido y hasta dónde se puede seguir extendiendo, ese trabajo en este primer episodio lo hemos podido ver plasmado de manera brillante. Pero Cosmos era mucho más que eso, Cosmos era ver a Sagan hablándote 10 minutos sobre unos samuráis muertos en una batalla hace varios siglos y tras preguntarte “¿a dónde quiere llegar este hombre?” ver cómo su narración acaba haciéndote comprender, de una manera sencilla y ridículamente práctica, los mecanismos de selección natural en el desarrollo de la evolución. 

Carl Sagan se esforzaba por hacerte disfrutar con el viaje y transmitirte un esfuerzo humano conjunto que, a lo largo de los siglos, fue dando paso a los distintos descubrimientos. Pero no se molestaba con contarte la historia de científicos pasados, Cosmos te hacía comprender el contexto histórico que dio lugar a esa forma de pensamiento, te mostraba el proceso y evolución lógica de los mismos y, finalmente, te mostraba las conclusiones. Cosmos no es un tipo diciéndote que hay miles de millones de galaxias, cada una de ellas con miles de millones de estrellas y el doble de planetas, eso ya lo hace mucha gente, Cosmos quería que disfrutases con el viaje e intentaba transmitir al público la pasión por la ciencia y el saber de la humanidad. No es raro que inspirase a muchos niños de aquella edad, el mismo presentador actual lo admite, le animo a cualquiera a ponerse el primer episodio de la Cosmos antigua al terminar de leer ésto, comprenderá lo que trato de decir.


No es que esta nueva edición esté exenta de retrospectiva al pasado, de hecho las animaciones de Giordano Bruno son bastante buenas, pero aun así me ha faltado algo que espero ver en las siguientes ediciones (ya más inmersas en la serie que en el homenaje) porque para poder seguir siendo “el universo que se descubre a sí mismo” hay que enseñar a los que te ven no sólo los descubrimientos realizados, también fomentar la pasión por los procesos que conducen a dichos descubrimientos. Sagan sobre todo era un humanista, un ciudadano del cosmos, creía en nuestro potencial como especie y pensaba que el camino para desarrollarlo era hacernos entender nuestro lugar en el universo. Se podría pensar que no lo consiguió, pero el hecho de que 30 años después se siga  hablando de ello da buena muestra de que no es del todo así.


Vivimos, por suerte o por desgracia, en una era de sobreinformación, una era en la que muchos carecen de las herramientas suficientes para separar el grano de tanta paja. Como consecuencia de ésto aparece gente escéptica en cuanto a determinadas afirmaciones de la ciencia oficial, pero que sin embargo adoptan como ciertas absolutas locuras que no soportan el más mínimo análisis lógico. Este tipo de escepticismo casposo (como yo lo llamo) es consecuencia directa de un sistema educativo que te enseña un montón de datos que no sirven para nada y se olvida completamente de desarrollar en los más jóvenes la ambición y capacidad de comprender el proceso que dio lugar a esos datos. No son pocos a los que he oído decir “estás adoctrinado por lo que te decían en el colegio” y no les culpo en absoluto. ¿Alguien sabría decirme, por ejemplo, cómo están tan seguros de que la Tierra gira alrededor del Sol y no al revés?, ¿alguna vez nos han explicado en el colegio cuáles fueron los procesos que llevaron a dicha conclusión (una conclusión que, recordemos, difiere de lo que podemos observar a simple vista)?, ¿cómo queremos crear mentes con capacidad crítica si solo les metemos datos sin depurar?, si te preguntas todo eso no es raro que con el auge de internet hayan surgido todo tipo de teorías conspirativas (absurdas el 99% de ellas) y un gran número de personas se las crea o las ponga al mismo nivel de otras.


Ese es el error en el que, según mi punto de vista, puede acabar incurriendo esta Cosmos si sus pretensiones son las de tener siquiera la mitad de repercusión que su antecesora. Si te dedicas a dar datos sin más puede haber mucha gente que te diga “yo ésto no me lo creo” (como me consta que hay), si por el contrario haces comprender a la gente de manera sencilla el proceso por el cual se han llegado a determinadas conclusiones puede seguir habiendo gente que lo diga, pero ciertamente carecerán ya de todo argumento lógico y, lo más importante, puedes estar transmitiendo esa pasión por el conocimiento a otras generaciones.


Solo de esa manera Cosmos – A Space Time Odyssey conseguirá coger el testigo que Carl Sagan dejó hace tantos años, su primer episodio apunta maneras tanto a una cosa como a otra, pero independientemente de la forma con la que el tiempo trate y recuerde a esta nueva serie, lo cierto es que es una gran oportunidad para sentarse y disfrutar de una gran producción, hecha (no lo dudo) desde el más profundo respeto y admiración a la figura de Carg Sagan.


Recomendación: Una muy buena serie que bebe mucho de Cosmos es Wonders of The Universe (Maravillas del Universo), miniserie de 4 episodios que recomiendo a todo aquel interesado en el tema.


Reacciones: 

Related

Series 6428813325673026109

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item