loslunesserifilos

Semana Oscar 2014: Crítica "Rocky" (1976), de John G. Avildsen

Cuando el, por aquel entonces, desconocido Sylvester Stallone, escribió un guión que contaba com...


Cuando el, por aquel entonces, desconocido Sylvester Stallone, escribió un guión que contaba como un boxeador de baja categoría conseguía la oportunidad de poder llegar a lo más alto, seguramente nadie se imaginaba el éxito que iba a tener la película. 

Si se estrenara hoy, es probable que Rocky pasara desapercibida. 1976 era otra época, han pasado casi cuarenta años. Y realmente, lo que se nos cuenta no es más que otra historia de superación personal, de búsqueda del sueño americano que a día de hoy ya hemos visto lo suficiente como para que no nos sorprenda. Puede que en aquel momento no fuera aún tan común, y que la película pudiera jugar esa baza. Pero en opinión de quien esto escribe, y a pesar de sus defectos (que los tiene, sin duda), tiene algo especial.

Stallone no entra dentro de lo que podríamos considerar un buen actor. Es más, probablemente se encuentre bastante lejos de esa nominación. Su nominación a mejor actor se nos antoja absurda a día de hoy. Pero este es uno de esos casos en los que las características personales del actor son idóneas para el personaje (De haber ganado podría haber sido uno de los premios más cómicos de la historia de los Óscar, porque creo que los académicos pensaron que era todo producto de la actuación de Stallone, y no era así para nada)



Ese aire despistado y atontado, su tono de voz, sus gestos… características del propio Stallone que eran perfectas para el tipo de boxeador al que representaba Rocky: con muy poca suerte en la vida, no ha llegado a nada, se gana la vida entre su trabajo de matón y el boxeo (donde pelea con más corazón y ganas que técnica), con poca gente cercana a él… un pobre diablo, hablando en claro, al que ni el entrenador del gimnasio al que acude respeta lo más mínimo, y que intenta en vano a acercarse a la dependienta de la tienda de animales, a la par hermana pequeña de su mejor amigo. Sin embargo, todo eso cambia cuando el orgulloso y presumido campeón del mundo de los pesos pesados, Apollo Creed, le ofrece pelear con él con el campeonato en juego. A Rocky se le presenta la oportunidad de su vida, y decide no desaprovecharla, con la intención de, como el mismo dice, demostrar que no es otro idiota del montón.

Podríamos dividir a la película en dos mitades: la primera sería la propia presentación del protagonista, el entorno en el que vive y los personajes que le rodean: su amigo Paulie, Adrian, su gran amor, el inolvidable entrenador cascarrabias Mickey, Apollo… se toma su tiempo con esta parte, que quizá puede pecar de ser un poco lenta, pero nada grave en cualquier caso. La segunda, todo lo relacionado con el combate y el entrenamiento de Rocky, mientras que paralelamente durante toda la cinta se va desarrollando la trama amorosa con el personaje de Adrian. Si bien es verdad que resulta más interesante todo lo relacionado con el personaje de Rocky, la historia de amor no desentona, y desarrolla más o menos bien la historia entre dos personajes tan dispares.


Su éxito tanto entre la crítica como en el público (costó poco más de un millón y recaudó más de 200) propició la llegada de 5 secuelas, la última de ellas en 2006. Algunas son entretenidas, y otras son un desastre, pero está claro que en su año este boxeador logró triunfar, llevándose los premios de mejor película, director y montaje, además de obtener otras siete nominaciones, incluida cuatro en las categorías interpretativas (actor para Stallone, actriz para Talia Shire y secundarios en el caso de Burt Young y Burgess Meredith). No son interpretaciones como para ganar el premio, pero sin duda el reparto realizó una buena labor dando vida a unos personajes bien construidos. El guión de Stallone, el sonido, y la mítica "Gonna fly now" en mejor canción original. Curiosamente, uno de los puntos fuertes de la película, que es la gran banda sonora de Bill Conti, no obtuvo el premio de la nominación

En definitiva, la victoria de Rocky en su año quizá fuera la opción más acomodada por los académicos. La que más suele adecuarse a sus gustos. Además, fue un año en el que más allá de Taxi driver, la competencia no era demasiado fuerte. Pero todo eso no quita que Rocky sea un drama más que digno, con un buen reparto, un buen desarrollo de la historía, una ambientación lograda y una recordada banda sonora.

Lo mejor: Los personajes, el desarrollo de la historia y la banda sonora

Lo peor: No deja de ser una historia de autosuperación que ya hemos visto varias veces

Nota: 9/10

Reacciones: 

Related

Talia Shire 2357626238030115677

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item