loslunesserifilos

Semana Oscar 2014: Crítica American Beauty (1999) de Sam Mendes

¿Saben de esas películas que desprenden magia? Pues American Beauty es una de ellas. Sam Mende...




¿Saben de esas películas que desprenden magia? Pues American Beauty es una de ellas. Sam Mendes, el ganador de 5 Oscars precisamente por este filme- mejor película, mejor director, mejor actor, mejor guión, mejor fotografía- nos cuenta la historia de Lester Burnham, un cuarentón en crisis que necesita desesperadamente un cambio en su rutinaria vida. De repente, aparece Ángela. Una chica adolescente que le romperá totalmente los esquemas.


A juzgar por el argumento, puede parecer la típica historia comercial americana. Nada más lejos de la realidad. La historia de Lester Burnham tiene alma, tiene vida, tiene chispa, y sobre todo, magia, con muchísima intriga de por medio. Sam Mendes consigue en dos horas marcarte para siempre. Es una de esas películas que se te quedan grabadas a fuego en la memoria. Puede ser que todos conozcamos un personaje similar a Lester en la vida real. El típico padre -que vive en un pequeño barrio residencial- que está cansado de su matrimonio, de su trabajo, y que tiene una niña, con la que apenas se comunica, en el complicado periodo de la adolescencia a la madurez. Pero él es especial, porque Kevin Spacey también consigue hacerlo especial. Su sublime actuación fue premiada por un Oscar como mejor actor. No queda lejos la mujer, interpretada por Annete Bening, que logra interpretar con facilidad a una mujer histérica, maniática, distante, ambiciosa y, en muchos casos, insoportable.






Los personajes secundarios también son de lo más interesante: Jane, la hija de Lester, confusa, insegura y con cierto toque “emo”. Ricky Fitts, el “bicho raro”, es el nuevo vecino que se acaba de mudar al barrio y siempre lleva a todos lados una cámara bajo el brazo. Sus padres también son dignos de análisis psicológico; su progenitor, al que llama “Señor”, trabajó como Coronel del Ejército y le hace cada seis meses un análisis de orina a su hijo para ver si está limpio; y su madre sufre una grave depresión, enfermedad o trauma -por extraños motivos-, que le ha anulado totalmente su personalidad. Ángela, amiga de Jane, vive en un mundo inventado y su única aspiración es no parecer ni ser vulgar. Todos ellos (excepto Wes Bentley) también protagonizan notablemente su papel, sobre todo Chris Cooper encarnando a Frank Fitts, el Coronel.


La fotografía es espectacular. No les hace falta un bonito paisaje o estar en un lugar remoto para conseguir unos planos brillantes. Las rosas son el producto estrella de la fotografía. Alcanzan un color tan sumamente rojo que el contraste que hacen con la casa, el pueblo, las personas, que son de colores más ligeros, hacen una mezcla sencillamente perfecta. Sin embargo, uno de los puntos más fuertes, a pesar de que todo sea casi impecable, es el guión. Es de los diálogos más profundos, más inteligentes, más astutos, más ingeniosos y más desgarradores del mundo del cine.





Quizás me tachen de exagerada, no me importa, pero la búsqueda de la felicidad, el valor de empezar de cero para vivir como siempre hemos querido, el rechazo al mundo materialista y superficial y a las reglas marcadas por la sociedad, hacen de esta película, a mi juicio, una obra maestra. Desde el principio, hasta el apoteósico final.



Lo mejor:  El guión, la historia, los actores.

Lo peor: La interpretación de Wes Bentley, actor que encarna a Ricky Fitts.

Nota: 10

Reacciones: 

Related

Semana Oscar 2014 7752035715682759620

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item