loslunesserifilos

Review Parenthood 5x15 – Just Like Home

En El libro de las Tierras Vírgenes , más conocido como El libro de la Selva para los fans de Dis...


En El libro de las Tierras Vírgenes, más conocido como El libro de la Selva para los fans de Disney, Baloo le enseña a los lobatos el increíble poder de las palabras mágicas: “Tú y yo somos de la misma sangre”. No importan nuestras diferencias, al final todos somos hermanos.

El regreso de Parenthood, nos devuelve la sensación de familiaridad, de normalidad y de comodidad. Pero sobre todo de hermandad y nos deja con una sensación cálida en el corazón. Como dice Drew, no hay nada mejor que la perspectiva, es decir, compartir tus problemas con un hermano que te haga ver las cosas con un poco más de claridad, y que te diga aquello de que todo va a salir bien.

“Just Like Home” supone el regreso de lo que queda de temporada para el mejor drama de la NBC. Recupera la trama en ese punto de inflexión en el que nos encontrábamos: Adam y Kristina con un nuevo proyecto en mente, Sarah debatiéndose entre Carl y Hank, Crosby lidiando con los problemas de su casa, Julia separándose de Joel, y por último, Zeek aceptando poner en venta la casa familiar.


Así, Crosby, Jasmine y su descendencia se han trasladado a casa de papá y mamá mientras solucionan el tema de las infraestructuras. De esta forma, y tras recibir la visita de una agente inmobiliaria, Crosby descubre que la casa en la que creció está en venta. Por supuesto, la sorpresa es máxima, y el enfado también, pues ni Zeek ni Camille se han dignado a dar a conocer la noticia.

Por su lado, el bueno de Drew se ha dado cuenta que la situación con Amy es insostenible. No puede continuar viviendo con él en la residencia y escondiéndose de la realidad. Con éstas, le da un sabio consejo aprendido de la experiencia, y le anima a volver a casa, con sus padres y contarles todo lo sucedido. Los problemas parecen más pequeños si nos apoyamos en un hombro amigo. Por lo tanto, Amy decide marcharse y volver a su casa, terminando su relación con Drew. Esperemos que así, el joven universitario, amplíe sus horizontes. Quién sabe, a lo mejor Natalie recupera su turno en la partida.

Al mismo tiempo, Sarah sigue peleándose con Hank y su tozudez. Los problemas de comunicación entre ambos están empezando a entorpecer el trabajo, pero detrás de las fotografías hay sentimientos: celos, desconfianza, cariño, cosas por resolver. Hank, que continúa acudiendo a las sesiones con el psicólogo, pone en práctica un pequeño y simple consejo: mirar a la cara cuando hablas con la gente. Así de fácil. Y disculparse con Sarah, claro.

Hay muchas cosas pendientes en la vida de Sarah: tiene que decidir si quiere una relación complicada y con historia con Hank, algo nuevo y divertido con Carl, que cada vez nos gusta más, o lo que está por llegar cuando regrese Jason Ritter en el papel de Mark. Sin embargo, este tema quizá se esté alargando demasiado, y ya es hora de que los guionistas tomen cartas en el asunto.

Pero la verdadera protagonista del capítulo, ha sido Julia, que tras la separación, tiene que adaptarse al difícil proceso de vivir sola, sin marido y si hijos. Victor y Sydney se han ido a pasar el fin de semana con Joel, que tiene nuevo apartamento. Pero esto, en realidad no complace a nadie, pues a los niños no les gusta la idea de alejarse de casa ni de ver a sus padres separados, Joel sabe que sus hijos no están contentos y que la situación no es ni de lejos ideal, y Julia sufre la ausencia de toda la familia.

Afortunadamente, Julia cuenta con el apoyo y la compañía de sus hermanos, que muy atentos y preocupados, se aseguran de que la pequeña de los Braverman esté bien. Así, Adam adelanta el final de su fin de semana romántico con Kristina, y se junta con Crosby y Sarah para darle una sorpresa a Julia. La fiesta está servida: vino, comida rápida, los pasos de baile de Adam, y hermanos. Victor y Julia aprenden una valiosa lección: lo que nos da miedo hoy, no nos dará miedo mañana. Y eso es porque el tiempo y la familia lo pueden curar todo.

Los Braverman han vuelto como sólo ellos saben hacerlo: reconciliándonos con nosotros mismos y calentándonos el corazoncito. Nos embarcamos en la recta final de la temporada, que promete buenas tramas y buenos dramas, tratados con sencillez y sutileza. Aunque quizá se eche en falta en esta temporada es una trama dramática fuerte, pero supongo que la trama del cáncer de Kristina de la temporada anterior es irrepetible.

Y nunca olvidéis las palabras mágicas de Baloo: “tú y yo somos de la misma sangre”.




Reacciones: 

Related

Series 3468990910544782849

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item