loslunesserifilos

Review Nashville 2x14- "Too far gone"

Si la semana pasada le tocó a Juliette la parte mala del episodio, en esta ha sido el turno de Ra...


Si la semana pasada le tocó a Juliette la parte mala del episodio, en esta ha sido el turno de Rayna. Lamar ha salido de la cárcel tras la retirada de pruebas por parte de Tandy, y vuelve a casa, donde Rayna y sus hijas le han preparado una bienvenida en la que Tandy no tiene ganas de participar.



Al principio todo va bien, pero más tarde, Rayna recibe la visita de Teddy, quien le cuenta sus sospechas en lo referente a la culpabilidad de Lamar en su intento de asesinato y la consiguiente muerte de Peggy. Teddy le dice que el testigo principal contra su padre no era el, sino Tandy, algo que confirma de boca de su propia hermana, pero con una sorpresa añadida: su padre fue el responsable de la muerte de su madre. Rayna al principio no se lo cree, pero tras ver toda la documentación que hay sobre el tema, decide ir a casa de su padre para averiguar que pasó realmente. Y allí descubre la verdad, al menos la versión de Lamar. En teoría, su padre persiguió a su madre porque presintió que esta vez su amenaza de marcharse iba en serio. La mujer, al intentar despistar a su marido, tuvo en accidente en el que Lamar no puedo hacer nada para salvarla, por lo que asustado se marchó de allí rápidamente.

Rayna queda muy dolida al saber esto, pero la puntilla llega cuando le pregunta si es el responsable del intento de asesinato de Teddy. El silencio de Lamar lo dice todo, y Rayna se marcha de allí sin intención de volver a ver su padre. Algo que paradójicamente iba a cumplirse minutos más tarde, cuando Lamar visita a Teddy en su despacho y este le dice que el no era el testigo en su contra, sino Tandy. A Lamar le da un nuevo ataque al corazón y cae al suelo pidiendo la ayuda de Teddy, quien no parece muy dispuesto a socorrerle. En fin, salvo sorpresa, ya tenemos la segunda muerte de la temporada.


Juliette y Avery. Vaya par. Como pareja no sé si durarán mucho, pero de momento están haciendo méritos para una sitcom. Ya con la primera escena hemos podido ver una declaración de intenciones de lo que iba a ser su capítulo, y no se puede negar que han tenido momentos graciosos. Desde ese tópico, aunque efectivo “que no se descubra que he pasado la noche aquí” que se produce cuando Deacon se presenta en el apartamento del chico para pedirle si puede encargarse de la grabación de su disco en directo en el Bluebird, trabajo que Avery acepta encantado. 

Juliette ha decido encerrarse en casa de Avery y dejar de lado todo lo demás, incluida la música. Para ello, motivada por el momento macarrones del capítulo anterior (que dudo que llegaran a comerse, por cierto), decide ponerse en plan ama de casa y hacerle tostadas a Avery... pero que ante la ausencia de tostador en casa tiene que hacer con el microondas (¿?). Después, mientras está viendo con cara de emoticono de Whatsapp una de las películas de Fellini de Avery, recibe la visita de Emily, quien no ha tardado en deducir donde se encontraba Juliette, e intenta convencerla para que vuelva  a casa. No lo consigue, y además ayuda a Juliette en una cosa: cambiar el mobiliario del apartamento por algo un poco más de su estilo. Además, viendo que sus habilidades culinarias no van a llevarla a participar en la próxima edición de Masterchef, decide encargar la cena. Impagable la escena que se produce cuando Avery vuelve y se encuentra con todo el percal (si me hubieran preguntado por momentos que creía imposibles de ver en esta serie, el ver a Juliette con delantal y con platos de comida en las manos estaría a la cabeza) así como la frase "los cojines son unisex". 

Tras una mañana viendo películas (otro buen momento lo de el italiano-francés), Avery se marcha al ensayo de Deacon, no sin antes decirle a Juliette que no va a conseguir hacerse invisible para el resto con la actitud que está teniendo. Esto hace reflexionar a la rubia, quien finalmente acude al Bluebird a ver a Deacon, quien posteriormente da el visto bueno a su relación con Avery (Lo que dice Deacon va a misa. Nada es válido en Nashville hasta que el lo aprueba). Más animada ya, tiene ganas de volver al estudio con Avery (quien ha demostrado tener madera de productor). Eso si, previa devolución de sus muebles (Avery es todo un anti-cojines)



A Scarlett le tienen que estar sentando de maravilla las pastillas de Liam, porque ha aumentado su energía, su capacidad creativa, está encantada de la vida con todo el mundo y hasta le da tiempo a salir contoneándose en el videoclip de Rayna. No se por donde va a acabar explotando esta chica, porque ahora ha pasado de estar resentida con casi todos a saludar sin problemas a Avery y Juliette y decirle a Zoey que le queda muy bien su peinado. 

Porque si, Zoey tiene peinado nuevo (y de momento es lo más importante que ha hecho este personaje en 14 capítulos, salvo estar saliendo con el ex de su mejor amiga), y, viendo que todo el mundo a su alrededor se está labrando un futuro en el mundo de la música, quiere probar ella también. Se presenta a una audición de no sabemos bien qué, pero no le aceptan por falta de experiencia. Pero bueno, tras hablar con Gunnar recupera su resolución y vuelve entregando un cd con sus cánticos eclesiásticos. No se yo hasta que punto es una buena carta de presentación, pero al menos ya le están algo que hacer al personaje.

Deacon, además de su grabación, ha tenido una discusión con Megan. Si juntas la debilidad que siente la mujer por los desgraciados y el estado actual de Teddy... pues blanco y en botella. Deacon les ve en el despacho de ella, y lógicamente se enfada. Pero al final todo se arregla (al menos de momento) cuando Megan abandona el caso del alcalde.


Sinceramente, muchas veces tengo la sensación de que los guionistas no saben por dónde tirar con el personaje de Will. Llevan toda la temporada esbozando esa trama de amantes despechados con Brent para que ahora se deshagan del personaje tan fácilmente (al menos por ahora). Will es el arma que Jeff piensa usar contra el lanzamiento del nuevo disco de Rayna, por lo que Brent empieza a enviarle canciones para que seleccione unas cuantas para el cd. No obstante, ninguna le gusta, y ni siquiera acepta una que le ofrece Gunnar. Ante semejante bloqueo, y viendo que su actitud con Brent está llamando la atención, decide quejarse ante Jeff, diciendo que el asistente le molesta. Jeff, que tras perder a Rayna y Juliette no puede permitirse más errores, despide a Brent para que Will esté cómodo. Veremos si aún así Will consigue desbloquearse.

Entramos en un nuevo parón, con lo que el próximo capítulo se emitirá el día 26 de este mes. Y restando solo 8 para terminar la temporada, ahora si que tenemos que empezar a preocuparnos por las audiencias, porque ahora mismo la serie lo tiene mal para renovar por una tercera temporada. Veremos que ocurre. Pero el capítulo, que al fin y al cabo es lo que importa, ha estado bastante bien, siguiendo con el buen nivel que está mostrando la temporada.








Reacciones: 

Related

Series 6020228065195233368

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item