loslunesserifilos

Review My Mad Fat Diary 2x01: Alarm

Ha vuelto, tras un año de espera, Raemondo ha regresado a las pantallas. Y de qué manera. Tení...



Ha vuelto, tras un año de espera, Raemondo ha regresado a las pantallas. Y de qué manera. Teníamos un par de incógnitas que resolver de la anterior temporada: ¿Qué pasará ahora entre Finn y Rae después de lo que ocurrió en el último capítulo? Y también tenemos que saber qué ha sido de Tix. Pues bien, este capítulo nos ha respondido a eso y además, nos ha planteado una nueva situación, completamente distinta. El verano se ha acabado, adiós a los días de sol y libertad. Es hora de volver al instituto, algo para lo que Rae a lo mejor no está preparada. A partir de aquí spoilers.

En este capítulo descubrimos que Rae ya no escribe en su diario, porque cree que ya no le hace falta. Sin embargo sí que le escribe a Tix. No sabemos qué ha sido de ella, pero Rae decide ponerle al corriente de todo lo que ha ocurrido desde el día de la boda de su madre. Evidentemente entre Finn y ella pasa algo. No sabe si es su novio, pero desde luego hay algo más. Y no tardan mucho en dar rienda suelta a sus sentimientos. 
Si muchos se quedaron chafados porque no hubo beso entre los dos tortolitos, no os quejaréis de la ración extra que hemos tenido en este episodio. Son adolescentes, con las hormonas por las nubes y bueno, pasa lo que pasa. Y ya conocemos a Rae y las ganas que tiene de tener una vida sexual, digamos, activa. Lo deja claro con grandes frases de las suyas a lo largo del episodio y con escenas tan tremendamente divertidas como la de la habitación, con entrada triunfal de la madre de Rae para ponerle la guinda. No pude parar de reir, de verdad.


De hecho, no pude parar de reir durante la mayor parte del episodio y es que uno de los grandes logros de My Mad Fat Diary es que Rae expresa sus sentimientos de la forma más honesta y divertida posible. Sí, tiene un montón de problemas, pero también es una adolescente que solo piensa en tener sexo, como les pasa a muchos (todos) a esas edades. 
Lo cierto es que parece que Rae está realmente feliz, algo que le resulta extraño después de todo lo que ha pasado, pero tiene unos grandes amigos y un novio perfecto (física y mentalmente, que además de ser guapo no podría ser más amor). Todo es maravilloso, hasta que saltan las alarmas. Un nuevo cambio se avecina en la vida de nuestra protagonista: Empieza el instituto, se acabaron las idílicas vacaciones.
Volver a las clases siempre es un trance, pero cuando has sufrido acosos y humillaciones constantes, con consecuencias tan graves como las de Rae, debe convertirse en una experiencia de lo más difícil. Y así es. Sí, Rae ya no está tan mal, ahora no está sola, tiene a Finn y compañía, pero también tiene mucho con lo que lidiar en su interior. Quizás más de lo que ella pensaba. Todo el verano le ha servido para mejorar, pero aún queda mucho camino. Bien lo sabe Kester, que no tarda en darse cuenta de que Rae aún tiene muchos problemas para aceptarse a sí misma y ella no se da cuenta de que la aceptación es el paso más importante para poder seguir adelante.


Y ahora, con el fin de los días soleados, de la libertad, de pasar las horas muertas bebiendo cervezas, llega la realidad y ésta es que Rae no se quiere y tampoco es capaz de entender por qué Finn se ha fijado en ella. Y aquí ya no funciona ni que Finn sea de lo más cariñoso, ni una caravana preparada en plan romántico, ni un sujetador sexy. Nada. La verdad es que Rae no puede manejar la situación, ni mucho menos mostrarse en público con Finn, ante la mirada de todo el mundo. Su inseguridad es más fuerte. Momentazo Oasis vs. Blur en el instituto. Me ha resultado muy triste ver así a Rae, ojalá tuviera más confianza en sí misma, ojalá pasara de lo que dice la gente y se quisiera por como es, como le dice Kester. Pero no puede y lo mejor (o lo peor) es que la entiendo perfectamente, es fácil identificarse con ella. A muchos nos cuesta pasar completamente del 'qué dirán', o nos sentimos inferiores o que no nos merecemos algo en algún momento, todos tenemos inseguridades.
Así, en cuestión de segundos pasamos de la comedia al drama y vemos como Rae lleva un tiempo intentando engañarse, creyendo que podrá con todo, pero lo cierto es que, de momento, no puede. Sigue sin aceptarse tal y como es. Se ve demasiado diferente, rara, demasiado gorda para Finn. Así es como MMFD nos destroza el corazón. Todo iba de maravilla, hasta que vemos que no, que la relación de Finn y Rae no está tan segura como pensábamos, que Rae tiene que afrontar todo lo que está pasando, como la muerte de Tix.


Este es el puñal definitivo que nos clava este capítulo. Yo albergaba una mínima esperanza de que Tix estuviera viva, aunque no había rastro de ella ni en las promos, ni en todas las imágenes del rodaje de la serie. Menudo mazazo nos han dado.
Tix no lo consiguió y Rae ha estado evitando el tema desde entonces, hasta que se derrumba ante Kester, que también está devastado. Un aplauso para la gran Sharon Rooney que maneja nuestras emociones como quiere, primero haciendo que nos partamos de risa y después haciéndonos sufrir así. Y también grande Ian Hart, Kester es la voz de la razón y uno de los mejores personajes de la serie.
A pesar de todo, Rae finalmente consigue dar un pequeño paso: aceptar la muerte de Tix y despedirse de ella con esa carta. Además, también decide retomar su diario y asistir a la terapia de grupo junto a Danny (a secas, los dos sombreros parecen haberse ido con Tix) y el nuevo personaje misterioso de la temporada: un tal Liam, que también va al instituto y ve a Rae cuando sale con un ataque de ansiedad y activa la alarma de incendios. Y aquí también han saltado mis alarmas, porque este nuevo personaje me da la sensación de que puede acabar en medio de Rae y Finn. Veremos qué clase de personaje es, porque aún no sabemos demasiado.



Este es el potentísimo regreso de My Mad Fat Diary, comedia a raudales y otro tanto de drama. Sigue siendo una serie divertidísima y Rae todavía es capaz de hacer que nos pongamos en su piel y comprendamos todo lo que le ocurre y su forma de ver las cosas. Eso sí, se avecinan curvas, el miedo a que Finn y Rae no duren demasiado como pareja es muy fuerte. Y no estoy preparada para que los separen. No.



Reacciones: 

Related

UK 2935160891831190834

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item