loslunesserifilos

Review Parenthood 5x13 - Jump Ball

El final de las relaciones es inevitable. Sin embargo, nos ofrece dos caminos posibles: o bien sa...



El final de las relaciones es inevitable. Sin embargo, nos ofrece dos caminos posibles: o bien sacamos fuerzas y seguimos adelante, o nos atascamos en un punto muerto de recuerdos y melancolía. Así que ¿qué camino vamos a elegir?

“Jump Ball” nos ha deleitado con el regreso de dos importantes personajes: por un lado, Seth, el padre de Amber y, por otro, Camille que ha vuelto de su viaje a Italia. Además continuamos con el creciente, y excesivo, protagonismo de Hank. Por su puesto, tanto el personaje como la trama son más que dignos e interesantes, pero lo están siendo a costa de otros personajes más antiguos y queridos, como Kristina o Crosby.

En este capítulo, y al igual que Amber, afrontamos las consecuencias de la ruptura con Ryan. Nos prometieron el oro y el moro y nos hicieron soñar con esta pareja, para al final, terminar ahogando las penas en un bareto de carretera. Pero como bien nos enseña Parenthood, todo pasa por una razón y es ley de vida. En su línea autodestructiva, que no deja de ser herencia genética, Amber se embarca en un roadtrip con destino ninguna parte con la intención de olvidar a Ryan. Sin razón aparente, acaba bebiendo whisky en el bar de su padre y metida en un lío. Borracha y dolida, se sincera con su progenitor y le hace saber que el mayor de sus miedos es acabar sola y olvidada como él.

Aunque por un momento hemos visto reaparecer a la Amber de las primeras temporadas, ésta es ahora más sabia y más madura, y por encima de todo, más consciente de sí misma. A pesar de la resaca mañanera, Seth le dice que ella nunca será como él, pues afortunadamente, ha salido a su madre. Esperemos que Seth, que parece que quiere recuperar la relación con su hija, aparezca en futuros capítulos y nos de buenas dosis de drama como sólo él sabe.

Por otro lado, Drew sigue en la encrucijada amorosa con Natalie y Amy. La primera le insta a disfrutar de la experiencia universitaria, y la segunda, tira de su lado romántico y sensiblero. Amy le confiesa que se siente muy sola en la universidad, que no encaja allí y que el recuerdo de su relación es lo único que le hace seguir adelante. Ante estas palabras, y siguiendo el dicho de “mas vale malo conocido que bueno por conocer”, Drew decide quedarse con su antiguo amor… al menos de momento, pues quién sabe cuánto va a durar esto.

El otro protagonista del capítulo ha sido Hank, que tras leer el libro sobre Asperger que le prestó Adam, sospecha que él posea determinados síntomas del síndrome. Así, acude al doctor, que sin embargo, no se atreve a hacer una valoración concreta. Al mismo tiempo, Adam conocedor de la situación en la que se encuentra el fotógrafo, pretende ayudarle y por ello le invita a una partida de póker, que sin embargo resulta en fracaso absoluto. A pesar de todo, Hank sale ganando pues se lleva el sabio consejo de Adam. En realidad, lo que Hank quiere es aprender a controlar y desarrollar sus habilidades sociales. Todos sabemos que detrás de esta iniciativa se encuentra Sarah.

¡Camille ha vuelto! Pero no para quedarse. Aunque Zeek ha puesto todo su esfuerzo y empeño en darle una buena bienvenida juntando a toda la familia, la matriarca no puede volver atrás. Lo que ha visto y experimentado le ha abierto los ojos y además, ha descubierto que su familia y su vida siguen adelante sin ella. El vacío entre Zeek y Camille es insalvable, pues quieren cosas completamente opuestas de la vida. Ella quiere vivir, ver mundo y conocer cosas nuevas, y él sólo quiere descansar en su casa de toda la vida y envejecer con su familia. ¿Dónde terminará todo este asunto?

Por último, Julia y Joel han tocado fondo. Tras la confesión acerca del beso entre Julia y Ed, Joel apenas ha pasado por casa. Resulta, que tras la discusión, se fue a la oficina, se emborrachó y pasó la noche allí. A su vuelta, le hace saber a Julia, a la que culpa de toda la situación, que pretende marcharse de casa y sólo mantendrá trato con los hijos. A pesar de lo mal que pinta todo, no parece que esta pareja vaya a romperse de forma definitiva.

“Jump Ball” ha sido un capítulo nostálgico, marcado por la excesiva, y a veces exasperante, presencia de Hank. La segunda mitad de esta temporada promete ser dura, dramática y hecha para poner a prueba nuestros lacrimales. Pero por encima de todo, Parenthood nos dará lecciones de vida y humanidad, con sencillez y cariño. 


Reacciones: 

Related

Series 763495459635296186

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item