loslunesserifilos

Review Parenthood 5x12 – Stay a Little Longer

Es duro darse cuenta de que la persona que queremos se nos escurre entre los dedos. Por eso, tend...



Es duro darse cuenta de que la persona que queremos se nos escurre entre los dedos. Por eso, tendemos a aplazar lo inevitable y alargar el momento. Queremos que se pare el tiempo y así no tener que enfrentarnos al dolor y el sufrimiento. Pero tarde o temprano, hay que aprender a decir adiós.

“Stay a Little Longer” se ha coronado, muy a nuestro pesar, como uno de los capítulos más devastadores de la temporada. Este ha sido un episodio emotivo, natural y humano, como pocos hasta ahora. La claridad, sencillez y exactitud del guión y la interpretación consiguen la inmediata identificación con las dos protagonistas de esta entrega: Julia y Amber. Quiero hacer especial mención a Mae Whitman por su gran trabajo esta temporada.

Como se veía viendo desde hace varios capítulos, la pareja de Amber y Ryan ha puesto fin a su relación. Tras la indecisión de ella ante la boda, y los problemas de él para encajar en el mundo civil, la situación era ya insostenible. Ryber es una de las parejas que más gustan de la serie, no sólo por la química entre ambos sino por lo temas que aborda. La juventud, la independencia, la maduración, etc. Pero destaca, por encima de todo, la apuesta que han hecho los guionistas por intentar retratar la lucha interna de los soldados entre su mundo civil y su mundo militar.

A pesar de la intervención de Zeek, como comprensivo abuelo para Amber y experimentado amigo para Ryan, la pareja se funde en un triste y necesario abrazo de despedida. Perfecto retrato de la impotencia que se siente, cuando a pesar del amor, se vive en mundos completamente opuestos. Sin embargo, la sensación (o la esperanza) no es de clausura, sino de pausa. Esperamos volver a verte pronto Ryan.

Por su parte, Max se enfrenta a otro tipo de despedida, la de perder a un amigo. Los desafortunados e hirientes comentarios hechos por Max hacia la afición de su mejor amigo al baloncesto, han hecho que éste no quiera pasar más tiempo con él. Por supuesto, este hecho no pasa desapercibido ante Adam y Kristina, que como padres coraje, le aconsejan que se disculpe y enmiende el error, e intentan hacer todo lo posible porque su hijo recupere a su mejor amigo. Pero a mitad de camino, ambos se dan cuenta que Max está creciendo y no van a poder seguir interviniendo en su vida constantemente. Tienen que dejarle volar solo, tienen que dejarle que experimente el dolor y el sufrimiento. Es ley de vida.

Mientras, parece que Sarah por fin ha encaminado su vida. Gracias a la ayuda de Carl, Sarah ha conseguido un gran trabajo fotográfico. Pero le ha robado la oportunidad a Hank, que también se había entrevistado para el puesto. Éste le acusa de aprovecharse, pues no está suficientemente cualificada para dicho trabajo. A pesar del orgullo, Sarah se da cuenta que Hank tiene parte de razón, y le propone realizar la sesión fotográfica a medias, como en los viejos tiempos. ¿Supone esto el comienzo, o más bien, la continuación de una relación? Una cosa está clara, alguien tiene que mover ficha, porque el tira y afloja entre Sarah y Hank está empezando a acabar con nuestra paciencia.

Para paciencia, la de Crosby y Jasmine. Oliver Rome, el cantante de la banda, tras una pelea con el resto de sus amigos, decide instalarse en casa de los Braverman, o como él dice, de los señores Crosby. Se suceden una serie de actos típicos de estrella del rock: tabaco, palabrotas, alusiones a drogas y sexo, vaguería, etc. Por supuesto, Jabbar queda absolutamente fascinado con Oliver, pero Jasmine no le soporta. Por esto, y con la intención de que se vaya de casa, le regala un sabio consejo para que arregle las cosas con su banda y no tenga miedo de arriesgarse.

Sinceramente, las tramas que están protagonizando Hank y la banda son interesantes, eso está claro, pero ya es hora de recuperar a los protagonistas. Necesitamos que vuelvan Adam, Crosby, Kristina y Jasmine, con más historias y más drama.

Por último, Julia le confiesa a Joel que Ed la besó, a pesar de que en el capítulo anterior, ella le había asegurado que no había pasado nada entre ellos. Como no podría ser de otra forma, Joel queda molesto y enfadado, pero sobre todo decepcionado. Ambos están hartos de pelear en intentar solucionar las cosas, cuando está claro que ya no hay vuelta atrás. Los problemas están incluso afectando al trabajo de Joel. En un último intento, Julia le propone a su marido asistir a un consejero matrimonial, pero Joel se niega. Ahora, sus hijos son lo único que les mantiene unidos.

“Stay a Little Longer” inicia una segunda mitad de temporada que va a estar marcada por la post-ruptura y autodestrucción de Amber, la desintegración del matrimonio de Julia y Joel, y las andanzas amorosas de Sarah. Mientras tanto, Parenthood continuará regalándonos uno de los dramas más simples, pero a la vez más humanos de la televisión.


Reacciones: 

Related

Stay a Little Longer 5391427873413227308

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item