loslunesserifilos

Review The Good Wife 5x12: We, the juries

Se me acaba la imaginación para hacer las entradillas de los capítulos de The Good Wife, porque...


Se me acaba la imaginación para hacer las entradillas de los capítulos de The Good Wife, porque cada semana se me vienen las mismas palabras: genial como siempre, gran capítulo, gran temporada, etc. Vamos, que una vez más hemos tenido 40 minutos de gran calidad y con algún que otro momento épico. La 5ª temporada de la serie no parece tener ganas de descansar, de frenar ni un minuto. Y eso es algo muy bueno.

A partir de aquí, spoilers.
Comencemos con el caso semanal, que esta vez gira entorno a una pareja, de esas que piensas que no pegan nada, que está acusada por tráfico de drogas. La peculiaridad es que cada uno de los acusados está representado por distintos bufetes y tendrán juicios separados, con jurados distintos, pero celebrados a la vez y en la misma sala. Ya tenemos jaleo. A eso sumémosle que los abogados defensores son L&G por un lado y Florrick Agos & Associates por otro. Después de una buena tanda de capítulos teniendo que enfrentarse en juicios, ahora vuelven a tener que trabajar en equipo. Y es que en el lado contrario se encuentra la acusación, que quiere meter a la pareja en la cárcel. Retiro lo dicho, esto no es jaleo, es un lío tremendo. Si no que se lo digan al juez y también a los dos jurados que se pasan el juicio teniendo que entrar y salir de la sala constantemente y obligados a pasar horas apiñados en el reducido espacio. Momentos más divertidos del capítulo, sin duda. 

Aquí hemos tenido la primera oportunidad de ver a los dos bufetes colaborando por primera vez desde la terrible separación, pero por supuesto en vez de trabajar en equipo, cada uno va a lo suyo, haciendo lo mejor para sus clientes y sin ayudarse lo más mínimo. La única que se da cuenta de que deberían trabajar unidos es Diane, pero parece que no cuaja la idea. Lo curioso es que los clientes están enamorados y quieren estar juntos pase lo que pase (parece que incluso en sus condenas), pero sus abogados solo luchan por el beneficio de sus clientes por separado. 

Para evitar que rueden cabezas en el juzgado, los abogados principales del juicio serán por un lado Cary, y por el otro Diane. No es que ellos se lleven mejor que Will y Alicia, pero parece que saben controlarse más, porque los otros dos siguen como el perro y el gato.


Qué bien poder hablar algo más de Cary, que a veces se olvidan mucho de él. Pues en este capítulo ha conseguido robar unos minutos de pantalla y así nos han mostrado cómo está ahora su relación con Kalinda después de que ésta le traicionara. La cosa empieza mal, lógicamente él está enfadado, pero parece que nuestra investigadora favorita (lo siento, Robyn, es la verdad) se ha propuesto recuperar su amistad sí o sí y ya sabemos lo insistente que puede ser. Sin embargo Cary se hace el remolón y digo que se lo hace, porque no tarda mucho en perdonarla. Le devuelve el golpe con una trampa para estar en paz (enorme cagada de Will y Kalinda tachando de prostituta a la nieta de un cliente) y finalmente se marcha a tomar algo con ella, para celebrar el fin de su enfado. Ay, Cary, Kalinda sigue siendo tu debilidad. La relación de estos dos siempre ha sido tan extraña, él hace lo que sea por ella y ella hace lo que quiere con él. Y me temo que seguirá haciéndolo, pero reconozco que en el fondo de mi corazón de fangirl me encantan estos dos juntos, aunque sea solo platónicamente (porque una relación amorosa de verdad parece más bien imposible).


Mientras tanto, en el despacho del gobernador los problemas surgen por todos lados. Después de que el vídeo de los votos fraudulentos haya vuelto a las vidas de todos, todo parece estar en la cuerda floja para Peter y para Eli. Este último intenta hacer lo que sea para frenar el efecto que tendrá el vídeo cuando sea de dominio público y hemos comprobado que quizás no hace las cosas de la forma más limpia posible.

Creo que este es el primer capítulo en que no hemos visto los molestos síntomas del embarazo de Marilyn, pero hemos descubierto que tiene un cometido en la serie: ser un grano en el culo para Eli y Peter, o ser la única que sigue las normas de la ética a rajatabla en este gabinete, como debe ser. Y por eso,  está llevando a cabo una investigación interna del asunto del vídeo y se ve obligada a interrogar a todo el mundo, desde Eli hasta Peter, pasando por Alicia y lo más peligroso de todo, pasando por el señor Will Gardner. Cuidado, que vienen curvas.

Resulta que Will tiene la clave para aclarar el caso, pero por el asunto del privilegio entre abogado y cliente no puede testificar si Peter no le da permiso. Y aquí tenemos una señora escena, la más tensa y enorme del episodio. Cada vez que Peter y Will coinciden en la misma habitación es para echarse a temblar. Y más ahora que Will parece haberse convertido en un discípulo de la Emily Thorne de Revenge y está dispuesto a llevar a cabo su pequeña venganza contra Peter. Si testifica, no será precisamente para dejar bien al gobernador y tiene las armas para hacerlo, aunque sea incluyendo alguna mentira. Me ha sorprendido que Will mencione como Peter revocó la candidatura de Diane al Tribunal Supremo. Aún hay esperanza para su amistad, aunque ahora no estén tan unidos como antes. Y por supuesto este asunto tampoco tiene nada que ver con su obcecación con  fastidiar a Alicia y todo su entorno *nótese la ironía*. 

Como era de esperar, Peter aprovecha para restregarle a Will que él tampoco es un angelito, ni tiene la mejor imagen después de su suspensión (y de acostarse con su mujer, claro). Pero da igual, Will tiene la clave para acabar de destruirle. Finalmente, Peter decide no romper el privilegio abogado-cliente y de momento no podrá decir ni mu, pero sigue siendo peligroso, lo mismo encuentran una forma de que pueda hablar sin el permiso de Peter, que se ve que Will le tiene muchas ganas.


Lo que está claro es que entre tanto secretito tienen a Miss Garbanza bien harta, que no está ella para estas tonterías. Así que la conclusión de su investigación es que no puede concluir nada, por lo que el asunto podría pasar a manos de los federales. Vamos de mal en peor. A Eli le va a dar algo, insisto.

Y así para rematar a Peter, también tenemos a Alicia muy cabreada porque no quiere que Zach tenga que volver a pasar por un interrogatorio y encima de los federales. Ya sabemos como se transforma Alicia, puede ser muy perra a veces, pero el modo madraza ultra protectora se activa automáticamente cuando pasa algo con sus retoños. Parece que el paraíso en el que han vivido Peter y Alicia últimamente podría desaparecer. No puedo ocultar que me alegra un poco, soy #TeamWill hasta el final. Veremos hacia donde va todo esto, ¿Salvará Peter la situación, o se irá su carrera política al garete definitivamente?

Y esto es lo que nos ha dejado The Good Wife. Una semana más un gran capítulo, con escena de las memorables entre medias y con una trama, la de Peter y el vídeo,  más que interesante y que seguirá dando mucho juego. La quinta temporada continua yendo hacia arriba y sin descanso. ¿Sabéis que es lo peor? Que no tendremos más capítulos hasta marzo. MARZO. A esto lo llamo yo crueldad con premeditación y alevosía, pongamos una denuncia a la CBS por tortura a los fans. ¡Exijo un abogado!

Reacciones: 

Related

We the juries 1842970571533551832

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item