loslunesserifilos

Review Dracula 1x10 Let There Be Light

Y se hizo la luz. Las oscuras tinieblas dejan paso a la esperanza y el amor en el corazón de Drácu...


Y se hizo la luz. Las oscuras tinieblas dejan paso a la esperanza y el amor en el corazón de Drácula. Pero usurpan el alma de muchos otros. Para el vampiro, la larga espera ha merecido la pena, sin embargo, y aunque camine bajo la luz del sol, siempre será una criatura de la sombra.

La season finale de Dracula pasa, como el resto de la temporada, sin pena ni gloria. Se nota el despliegue de medios propios de un episodio final, así como el cúmulo de finales de tramas. Además, ha habido más de un momento previsible, como el cliffhanger final y alguna escena que otra. Lamentablemente, este capítulo deja la sensación de que ninguna de las tramas se ha resuelto correctamente y que muchos de los personajes no merecen la pena.

“Let There Be Light” es ante todo previsible, pero ya veníamos avisados con el resto de la temporada. Aún así, nos ha regalado un par de momentos destacados, como la conversión de Browning a manos de sus propios hijos, la muerte de Lady Jayne, y el esperadísimo beso entre Mina y Alexander. Pero con todo esto, no termina de aliviar una opinión generalizada de la temporada, y la serie en general, algo pesimista y descorazonadora. Dracula, por lo tanto, se queda como un mero producto de entretenimiento, que podría haber sido mucho más de lo que ha sido.

Como broche final, Alexander tiene todo dispuesto para presentar en sociedad su pequeño juguete energético. Pero Harker, que ahora colabora con la Orden del Dragón, se ha empeñado en sabotear el proyecto. Pero al percatarse que todo va a resultar en una explosión, acude rápidamente a advertir a la que iba a ser su futura esposa. Ésta a su vez, intenta avisar al que ahora es el amor de su vida, pero sin mucho éxito, pues al final el espectáculo se salda con la muerte de inocentes.

Por su lado, Lady Jayne ha convocado a un sinfín de cazadores para hacer la correspondiente purga vampírica en las calles de Londres. Entre este pequeño ejército, se encuentra un peculiar individuo que trae consigo un regalo ancestral: la sangre de Cristo. Gracias a este objeto, puede localizar a los vampiros, y con ello, confirma las sospechas de Lady Jayne de que Dracula es en realidad Alexander. Este es un truco poco elaborado por parte de los guionistas, que parece que ese día estaban más bien vaguetes.

Así que, nos encontramos con el ansiado enfrentamiento entre la criatura y la cazadora. Como no podría ser de otra forma, Lady Jayne sale perdiendo, y Dracula victorioso, que corre a los brazos de su amada. Sin embargo, la muerte de Lady Jayne no es la única que hemos contemplado, pues Renfield ha sido apuñalado, y esperemos que no muerto, a manos de Van Helsing que se ha tomado la venganza por su mano, y cual Anakin se ha pasado al lado oscuro.

Van Helsing, no contento con destruir la máquina que permite a Dracula caminar bajo la luz del sol, decide herir de muerte al buen escudero, y al fin, vengar la muerte de su padre. Con los hijos de Browning como señuelo, hace que el líder de la Orden acuda a él como los osos a la miel. La sorpresa es que los niños se han convertido en vampiros. Así, el doctor arroja a Browning a sus propios hijos, que sin dilación, le chupan la sangre sin ningún cargo de conciencia. ¿En serio? ¿Han vampirizado al que, en teoría, es el malo malísimo de todo este asunto? En fin…

Mientras, Lucy se ha quedado con una trama más que pobre. Tras ver cómo le rompían el corazón, y cómo la utilizaba todo el mundo, tiene que atravesar el mal trago de convertirse en criatura de la noche. Ejemplo donde los haya de personaje prescindible y poco relevante.
Y como dice el refrán, “Dios los cría y ellos se juntan”, pues el cliffhanger final nos ofrece una alianza entre Van Helsing y Harker y como consecuencia la revelación de la verdadera identidad de Alexander Grayson. Resulta obvio, que si Lady Jayne resulta muerta, alguien más tendría que conocer este dato, y quién mejor que un novio despechado.

Dracula termina la temporada con un maltrecho intento de culminar tramas y dejar otras entreabiertas para una posible segunda temporada. A pesar de los esfuerzos, en ningún momento esta serie ha levantado grandes expectativas ni interés significativo. Lamentablemente se queda en un producto escaso, tanto en temas de guión y narrativa como de personaje, no tanto así en cuestiones de ambientación y puesta en escena. Eso sí, Jonathan Rhys Meyers luce muy bien los trajes.




Reacciones: 

Related

Series 3142981835469652700

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item