loslunesserifilos

Review Scandal - 3x10 - "A door marked exit"

      La midseason finale de Scandal confirma definitivamente el enorme momento por el que pasa...

     
La midseason finale de Scandal confirma definitivamente el enorme momento por el que pasa la serie de Shonda Rimes, y tras dejarnos con la boca abierta y el corazón en un puño con el anterior episodio, muchas de las claves de la temporada deberán resolverse antes del largo parón. Si 2014 nos trae una buena noticia será la renovación de esta serie, que a base de una contundente historia y unas interpretaciones memorables se la ha ganado a pulso. Olivia Pope pide paso en 2014 (con premio a la estrella del año bajo el brazo incluído), pero antes se despide del año a lo grande. Dentro te contamos cómo, SPOILER.

       Llevamos varias semanas en las que los episodios de Scandal no dejan apenas segundos para la reflexión, para tomar aliento o para asimilar lo que sucede en cada escena y diálogo, y desde luego la finale de media temporada no podía ser menos. Ha convertido todo eso en sus principales armas, apoyado en personajes perfectamente construidos y sin fisuras. Coge aire que te cuento todo lo que da de sí este "vía de escape" (traducción libre).

       Habíamos dejado a la vicepresidenta de los EEUU, Sally Langston con el cadáver de su infiel marido en el suelo de su despacho. Y precisamente con esta escena arrancamos el episodio, reviviendo la pelea que no lleva hasta ese punto. Y es que la ambición de Sally para llegar a la presidencia se ha visto truncada por el desliz de Daniel Douglas con James, el marido de Cyrus Been, el jefe de gabinete de la Casa Blanca. Una discusión en la que se muestra esa ambición, pero también los sacrificios que como marido florero ha tenido que hacer Daniel, y que le lleva al punto de espetarle un "yo tengo lo que tú nunca tendrás para llegar a la presidencia, un par de pelotas", frase que desencadena la locura de Langston. Tras acabar con su marido, decide telefonear a Cyrus, la otra parte implicada en la historia, como principal instigador del romance Douglas/James con el que pretendía acabar con las aspiraciones de la vicepresidenta.

       Tras valorar la situación durante unos instantes, toma cartas en el asunto y decide tirar de agenda para que su otrora mano ejecutora de los trapos sucios, Charlie "B613" se ocupe de hacer desaparecer lo sucedido y lo encubran de un falso ataque al corazón. Así lo hace el espía, acompañado de Quinn, dela que hablaremos más tarde. Tras falsear delante de un médico militar la autopsia para que se crea que fue un ataque cardiaco, llega el momento del velatorio y de la "alegría" de sus rivales políticos, (vemos especialmente feliz a Mellie) porque consideran que tras su muerte, Sally recapacitará y retirará su candidatura. Pero no cuentan con una arma, Leo Bretner, sus asesor de campaña, que le deja bien claro su compromiso e intenciones con Langston, "si matas a alguien, llamame a mí, no a la Casa Blanca". Este Leo dará mucho juego cuando se enfrente a Cyrus.

       Por su parte, el propio jefe de gabinete tiene que lidiar con su marido, James, dolido por la jugarreta de Cyrus, sintiéndose utilizado, pero siendo muy consciente de que la posición política de su marido le hará perder todo lo que le importa, su hija y su trabajo. Por ello, y tras recibir un fuerte rechazo por parte de David Rosen para investigar lo sucedido con Douglas, decide rendirse, al menos de momento, y aceptar a Cyrus tal y como es, (el mismo diablo según Beene) a cambio del puesto de secretario de prensa. Cada capítulo me gusta mas el personaje de Cyrus, por lo trabajado y lo creíble, por los matices maquiavélicos que le aporta el actor y me extraña que esté tan alejado de las quinielas de los premios.

       Dando por concluída esta trama, recuperamos a Quinn, a la que habíamos dejado frente al Comandante, con la misión de acabar con él, y a la que se le tuercen los planes cuando en el último momento su información sobre el paradero de Maya Pope se vuelve inútil porque la han localizado por otros medios.
Eso le lleva a buscar soluciones rápidas, arrancarse el localizador que le colocó Huck y refugiarse en Charlie, su única vía de escape en estos instantes, ya que Huck la repudia.

       ¿Y qué ocurre mientras con la disfuncional familia Pope? Olivia comienza a mover a su equipo para conocer más datos sobre su madre, de la que sospecha es la mala de la película, y no su padre como había sospechado hasta entonces. Y lo ha de hacer contrarreloj, el vuelo de Maya llegará a su destino, Hong Kong, en apenas 12 horas. Aby consigue información a través de Rosen, que demuestra que Maya trabajó con diferentes alias por todo el mundo, robando información clasificada a los gobiernos, el último en caer, el propio Rowan (Eli Pope).

       Por ello le resulta primordial encontrar a su padre para obtener respuestas, pero alguien se le adelanta. Es Fitz, el presidente de los EEUU, quien retiene al Comandante con el que mantiene una conversación memorable. En ella, trata de provocarle diciéndole que "se tira a su hija", algo que apenas afecta a la cabeza del B613, quien lo tacha por ello de ser un crío, un niño de papá al que le han dado todaslas facilidades del mundo para llegar a donde está, asegurando que le ha decepcionado como pretendiente de su hija, la cual asegura que tan sólo es su vía de escape para no ser una mala versión de Fitz padre. Sin duda,es una escena que recordaré por siempre de Scandal, cómo plantarle cara al líder de mundo libre sin que te crucen la cara por ello. Olivia averigua que Fitz lo tiene retenido y decide intervenir, de nuevo en busca de respuestas, y aportando una clave muy importante en lo que sucedió en la operación Remington. No hubo bomba en el avión, Maya engañó a Rowan haciéndole creer que así era, y acabando con la vida de 319 inocentes. La confirmación de esta mentira le hace ganar más enteros al personaje de la madre de Olivia, y más cuando averiguamos que se ha escapado en Kenia, haciendo aterrizar allí al avión y acabando con toda la tripulación ella solita. Lo que le faltaba a Liv, sin su padre, sin su madre, sin su amor, y lo peor de todo, sin respuestas.

       La resolución de esta midseason finale, nos deja mucho abierto para disfrutar a partir de febrero. Fitz se venga de Rowan quitándole el puesto al frente del B613, colocando a un Jake, que confiesa antes de aceptar el puesto su amor a Olivia. Huck se lo deja muy claro a Quinn, la ha traicionado y si sigue viva es por Olivia (literalmente: "si no te arranco la piel a tiras ahora mismo es por ella). David Rosen se hace con la grabación telefónica de Sally Langston y Cyrus donde hablan de la muerte de Douglas gracias a una estudiante aplicada que trabaja para la NSA. Y por si fuera poco, Maya contacta con Olivia, para asegurarle que pronto se verán de nuevo, para desaparecer tras deshacerse del móvil justo enfrente de la Casa Blanca.

       Es difícil escoger las palabras para calificar lo que ha sido esta primera parte de la temporada de Scandal, porque no ha dejado de sorprender y maravillar, de llenar los ojos con actorazos inmensos en cada gesto y con una historia de la que todos deberíamos ser partícipes. Scandal vuelve el 27 de febrero, y deberá hacerlo como la gran alternativa al drama seriéfilo en 2014. El año próximo debe ser el año de Scandal. Ojalá lo sea, lo disfrutaremos inmensamente.

Felices fiestas a todos!!


Reacciones: 

Related

Series 1226067409881426526

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item