loslunesserifilos

Review Scandal - 3x09 - "YOLO"

        Penúltimo episodio antes del parón navideño en el que la vida de Olivia Pope continúa pa...

  
    Penúltimo episodio antes del parón navideño en el que la vida de Olivia Pope continúa patas arriba, tras las sorpresas de la pasada semana, parece difícil mantener el nivel capítulo tras capítulo, pero esta gente va a por todas, están exprimiendo el potencial de la serie porque saben que tienen un producto realmente bueno entre manos. Además de toda la trama "Remington", queremos saber más de Huck y Quinn, y de los tejemanejes de la Casa Blanca para acabar con las pretensiones de la vicepresidenta Sally Langston. A partir de aquí, SPOILERS.

       Los guionistas de Scandal pusieron el listón bien alto hace unas semanas, un listón que sinceramente creía difícil superar en episodios venideros. Entre otras cosas, porque la historia de Olivia Pope parecía no poder dar más de sí. Pero el descubrimiento de que su madre, Maya, continúa viva la semana pasada, abre nuevas y apasionantes tramas para el futuro, y me temo que el episodio de esta semana tan sólo ha servido a modo de aperitivo para lo que nos espera en la midseason finale. Pero menudo aperitivo, digno de un banquete de reyes.

       Ahora mismo son tres los frentes abiertos, el primero, el recibimiento de Huck a Quinn en su apartamento, con todo su arsenal de tortura preparado para sacarle hasta la última palabra (ay ese plástico en el suelo! cómo se echa de menos a Dexter...). Aunque en temporadas anteriores habíamos visto ciertos aspectos de la adicción por matar y torturar del ex espía, es en la primera escena del capítulo donde lo vemos en su salsa, recreándose de lo que está a punto de suceder, y eso que advierte a Quinn, a pesar de que sea la primera vez que lo hace con un familiar o amigo, va a disfrutarlo.

       Huck mantendrá a Quinn encerrada en su piso y le hará varias visitas a lo largo del episodio para sonsacarle información sobre quién le tendió la trampa para acabar con el único testigo de lo que sucedió en ese avión abatido en la operación Remington. Hasta que ella se ofrece a darle algo mejor, al responsable, el Comandante, Eli Pope.

       Es importante aparcar aquí esta parte de la historia para el desenlace final, y pasamos a hablar del plan de Cyrus Beene para acabar con la candidatura de la vicepresidenta Langston, en el que sus maridos, James y Daniel juegan el papel principal. Tras descubrir que James lo sabe todo, no lo queda más remedio que tragar con su error y jugar con la baza ganada con Sally. Una baza que parece no surtir efecto, puesto que Langston considera que Cyrus finalmente no publicará las fotos para no acabar con su matrimonio con James. Y no está del todo confundida, aunque con lo que no ha contado es con cómo le afectará a ella conocer el desliz de su marido (tan religiosa ella...). Mientras, Daniel trata de salvar su trasero (nunca mejor dicho) asegurándole a James que el no es gay, que ha sido un momento de debilidad y que ama a su esposa, rogándole que no publique nada de eso en su entrevista. De nuevo aparcamos esta trama hasta el final, donde todo convergerá (hasta están construyendo los capítulos con estilo los chicos de Scandal).

       Y ahora sí, vamos con Olivia Pope, que se encuentra en shock tras haberse reencontrado con su madre, después de creerla muerta durante 20 años. Son sus gladiadores los que comienzan a reaccionar, haciéndose preguntas, y cuando Maya les cuenta que se ha escapado, Huck y Jake, que conoce de sobra hasta dónde alcanza el poder del Comandante deducen que está siendo rastreada a través de un chip insertado bajo la piel. Localizado y extraído. Y no estaban equivocados, Charlie les sigue.

       Una vez en un lugar seguro (el típico motel de carretera), parece que Olivia comienza a darse cuenta de que su madre ha vuelto, e incluso casi comparte un desayuno con ella, donde ésta le habla de lo mucho que se imaginaba a su hija y su futuro mientras se encontraba cautiva.

       El plan de Olivia es sacar del país cuanto antes a su madre, para que Eli no pueda hacerse con ella. Comienzan las gestiones para conseguir un billete rumbo a Hong Kong, pero en el último momento tienen que cambiar de estrategia porque el Comandante emite una orden especial contra su madre para que no pueda viajar, bajo un pseudónimo.

       Como siempre, el último recurso de Olivia es tirar de ayuda, la que le ofrece Fitz, su amante, el presidente de los EEUU, el cual le dice que se encargará. Fitz por cierto, que tiene junto con Mellie protagonismo mínimo en el episodio, a parte de un broncazo a Cyrus por no detener a tiempo el ascenso al poder de la vicepresidenta.

       Y llegamos a la conclusión del episodio, donde como decía, convergen las tres tramas. Maya se monta definitivamente en el avión, no sin obtener un abrazo de su hija, que se había estado reprimiendo de dárselo todo el rato, pero justo en el instante en que despegan, Olivia tiene un recuerdo curioso del último día que había visto a su madre cuando era niña. Alguien llamó por teléfono tras su marcha, preguntando por un nombre que parecía equivocado, Maggie. Un escalofrío recorre a Olivia en ese momento, su intuición no le falla en estos casos. Pregunta a Huck por el nombre con el que su padre había vetado volar a Maya, y coincide. Olivia se da cuenta de que su madre no era la víctima desde siempre, su madre estaba encerrada todo este tiempo por dos posibles motivos, o era la encargada de hacer estallar la bomba sucia del avión o iba a vender secretos del gobierno en aquel viaje. Aunque no lo dejan claro del todo, sí que sabemos que Olivia ha cometido un terrible error, pero no sabe hasta qué punto. Y es que Huck, al que habíamos dejado antes negociando con Quinn su redención, revela que ésta se encuentra reuniéndose en ese preciso instante con el Comandante, con la excusa de contarle todo sobre dónde tienen a Maya, pero con la verdadera intención de matarlo.

       Y la última escena, termina de quitarnos el aliento, Sally Langston llama a Cyrus para contarle que ha cometido un error, un terrible error. La imagen lo dice todo, Daniel Douglas yace tendido en el suelo sobre un charco de sangre.

       Yo no puedo esperar más, quiero más Scandal.

Reacciones: 

Related

Series 4642294317253105791

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item