loslunesserifilos

Review Masters Of Sex 1x08/1x09 - Love and Marriage/Involuntary

Antes que nada disculparme por el retraso de un mes que llevo con las reviews. He estado hasta...



Antes que nada disculparme por el retraso de un mes que llevo con las reviews. He estado hasta arriba de trabajos y no me ha dado tiempo a hacer nada, prácticamente ni a ver series. Así que ahora toca review doble, que preveo será bastante larga por la cantidad de cosas que han pasado en este tiempo, especialmente para Bill y Virginia. Su relación se va intensificando con cada episodio, y aunque sigan insistiendo en que lo que hacen es solo trabajo, los sentimientos están empezando a aflorar para los dos. Comento los dos capítulos con SPOILERS tras el salto.


Empiezo con una de las historias que más me está gustando y que me destroza el corazón con cada capítulo: la de Margaret y Barton Scully. Al principio del 1x08 vemos como ella está dispuesta a dejarlo todo y huir con Austin. Sin embargo, él tiene otros planes. En ningún momento sus sentimientos por ella han sido tan fuertes como para dejar a su mujer, sus hijos... su vida. Una desolada Margaret se irá a beber a un hotel, donde se encontrará (¡qué pequeño es el mundo!) al hombre con el que se acuesta su marido. Ambos iniciarán una conversación sobre el amor y el compromiso. En ese momento aparece Barton. La historia de que el chico es un alumno con el que se viene a reunir no cuela y este se acaba inventando que el chico es el chulo que le busca las prostitutas. Sobrecogedor el discurso en el que Margaret le recomienda al joven que no se case, anticipándole la sensación de fracaso cuando veas que tu matrimonio ha perdido toda la pasión, o que en realidad nunca la tuvo. Para compensarla, Barton decide llevar a Margaret al cine. Será allí cuando esta le pida el divorcio: ser amigos, conocerse, quererse... no es suficiente. Ella necesita más. Necesita a un hombre que la desee. Ha conocido lo que es sentirse deseada por alguien y ahora se está ahogando en un matrimonio en el que han perdido el interés por el otro. Me dan tanta pena los dos que de verdad quiero un final feliz para ambos, juntos o separados, aunque de momento lo tienen difícil, especialmente él.


 Ante esto, Barton intentará por todos los medios "curarse" de su homosexualidad recurriendo a un método en el que tomas unas pastillas que provocan vómitos mientras llevas a cabo la actividad que quieres erradicar, en este caso acostarse con un hombre, para que así el cerebro asocie la sensación de asco. Cuando le propone esto a este chico, él protagonizará una de las mejores escenas. "Do I look in the mirror and wish that I was someone else? Maybe once a day. But then I think... Fuck them! There is only one person that gets to be sickened by me. And that's me." Que ganas de levantarse y aplaudir.

Otra de las historias del capítulo 8, la de Libby, sirve para poner de relieve otro de los grandes problemas de la época: la discriminación racial. En América, y especialmente en Chicago, la mayoría de la gente de color en los años 50 y 60 eran sirvientes domésticos trabajando para blancos acomodados. Uno de estos llegará a casa de los Masters como manitas. Él y Libby, en la que en este capítulo hemos podido ver como la absoluta ama de casa aburrida, empiezan a relacionarse: contarse algo más de su vida, él la enseña a bailar... Hasta que Libby se desmaya y él tiene que llevarla al hospital donde es confundido con su chófer. Por un momento temí que la cosa, ahora que el futuro del matrimonio parece incierto, fuera a ir a mayores. Me hubiera parecido demasiado forzado y poco creíble. La gran sorpresa viene cuando descubrimos que ¡Libby vuelve a estar embarazada! Se hace de rogar, no quiere gafarlo, pero al finl se lo cuenta a Bill en el siguiente capítulo, admitiendo a la vez que ha estado recibiendo el tratamiento de fertilidad sin que él estuviera de acuerdo. La llegada del nuevo bebé provocará en Bill una reacción que ya explicaré más adelante. De momento estoy muy contenta por Libby, se merece ser feliz y está claro que Bill no es suficiente.



Sigo con Ethan y Vivian, la cual me da miedo, miedo de acabar atando a este a la pata de la cama para que no se escape. En el 1x08 vemos como el joven doctor por fin se decide a pedirla en matrimonio, a pesar de que es obvio que aún sigue enamorado de Virginia. Sus razones son el hecho de que una esposa es la que está siempre ahí, sin importar lo que pase. Tras una más que incómoda proposición los problemas empiezan a llegar en el 1x09 cuando Vivian descubre que Ethan es judío, o al menos que ha sido educado como tal, ya que, como el recalca "él no es nada". Esto pondrá de manifiesto lo poco que se conocen el uno al otro. La máxima preocupación para ella a partir de ese momento será que él se bautize: quiere casarse en una iglesia y a sus padres se les haría difícil aceptar a un judío como yerno. Él acepta: aunque no crea en Dios son sólo palabras, lo hace para contentar a Vivian. Será tras desmayarse en un aparcamiento, en una especie de epifanía, cuando mantenga una conversación con otro paciente del hospital. Un anciano que le hará ver que lleva toda la vida arrastrándose, dejándose llevar por la corriente, sin ni siquiera llegar a decidir, probablemente sin ser él mismo o incluso sin darse cuenta de quien es realmente. Tras esto romperá su matrimonio con Vivian. Curiosa la evolución de este personaje, que ha pasado de ser uno de los "villanos" a, al igual que la mayoría del resto, darte pena de lo perdido que esta.


Me meto ahora por fin con Virginia y Bill. Por un lado tenemos a la primera, que quiere acabar su graduado para lo que entre otras, debe cursar la clase de anatomía que da la doctora DePaul. Sabiendo de la enemistad que esta siente por Virginia y el hecho de que sea la única mujer en el aula, las clases se convierten en un lugar en el que debe demostrar lo que vale constantemente. Cuando Bill se entere de esta actividad se sentirá amenazado y le pedirá a la doctora DePaul que le informe en el caso de que Virginia se inscriba en alguna otra asignatura, teóricamente preocupado de que las clases le roben tiempo al estudio, el que debería ser la prioridad número uno para Virginia. La magistral respuesta de Lillian será preguntarle si en realidad está preocupado de que si ella lográ levantarse sobre sus propios dos pies, significaría que puede marcharse y dejarle. Aún así, estará dispuesta a ayudarle a cambio de que Bill la apoye para conseguir fondos para su investigación. Esta promesa se rompe cuando Virginia obtenga un 99% en el examen dejando a la doctora DePaul convencida de la valía de su alumna.


Antes de seguir quiero comentar más el personaje de la Doctora DePaul. Empezó como un secundario que parecía querer hacer la vida imposible a Virginia, que estaba resentida con el mundo porque su condición de mujer la había impedido avanzar en la medicina. Ha llegado a ser uno de los mejores personajes. En este 1x08 descubrimos que su obsesión por conseguir subvención para la investigación del cáncer de cervix tiene un componente personal: ella misma sufre esta enfermedad, en un estado avanzado. Está siendo una maravilla ver su evolución y aunque sé que va a ser innevitable no quiero perderla.



Siguiendo con Bill y Virginia, como ya anticipé, el embarazo de Libby trae consecuencias. Bill se siente culpable de las relaciones que está manteniendo con la primera, y más concretamente, por el hecho de que está sintiendo mucho más de lo que debería. Debido a esto, el 1x09 acabará con él pagándola por sus servicios, igual que al resto de los participantes del estudio. Esto está mal a tantos niveles que no sé ni por donde empezar: Virginia no es una participante del estudio, este es tan de ella como de él; esa frase de "you shouldn't be selling yourself short"... Bill, entiendo lo que estás sintiendo y que esto es un último intento de separar lo profesional de lo personal en cuanto a Virginia se refiere, de negarte a ti mismo lo que estás sintiendo por ella. Pero esto no se hace. La pobre Virginia, obviamente, acaba destrozada, no sólo por el hecho de que ella, también sintiendo algo por Bill, se haya sentido traicionada, sino que todo sus logros hasta ahora: el volver a estudiar, el ser ascendida a investigadora, el que sienta el estudio como suyo... han desaparecido. Desgarrador el momento en el que Bill, en su despacho, de noche, mirando por la ventana, le confiesa al hombre que viene a arreglar la bombilla como ha fallado a su juramento de "no hacer daño". Esa última escena en el que él ve la grabación de Virginia masturbándose en la cual no pudo evitar grabar también el rostro, mientras se la oye a ella escribir su carta de recomendación en la que se aconseja no tomarse su trabajo de forma tan personal.


 




Reacciones: 

Related

USA 4763173694755441257

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item