loslunesserifilos

Review Homeland 3x09 - "Horse and Wagon"

En este episodio volvemos a reencontrarnos con el (¿hasta ahora?) otro protagonista de la serie...


En este episodio volvemos a reencontrarnos con el (¿hasta ahora?) otro protagonista de la serie, el sargento Nicholas Brody, perseguido por todos los dispositivos de seguridad imaginables a la disposición de Estados Unidos, pero a la vez ocultado por sus mismos servicios secretos. El capítulo anterior acabó con Saul yendo a buscar a Brody a la infame Torre de David. Este vuelve a colocarlo en escena: y es que sus días de servicio a la nación no parecen acabar.

Tras el salto, spoilers.
Brody no ha tenido demasiada presencia esta temporada, pues se ha pasado la mayor parte de ella recuperándose de un disparo de bala, volviéndose adicto a todo tipo de drogas. Su recuperación, como se muestra en este episodio, no es fácil. Dar Adal propone administrarle ibogaína para agilizarla: él y Saul tienen planes para el exmarine que no pueden permitirse perder ni un solo segundo esperando. El precio a pagar es caro. Sumado a su estado agonizante, Brody empieza a tener alucinaciones sobre su antiguo compañero Tom Walker. Abrumado, parte la pata de una silla y empieza a clavársela en sus muñecas en un intento de hacer desaparecer el horror de su cabeza, en una escena que es de las más violentas que yo recuerdo en Homeland (y mira que hay para rato, teniendo en cuenta que es una serie de espías). 

Mientras tanto, Saul descubre al ex-amante de su mujer, y su tapadera: es un agente de la agencia de inteligencia de Israel, que le espiaba para luego contarle sus planes al que nos han plantado como archienemigo de la Agencia, el senador Lockhart. Saul se enfrenta a él y le hace chantaje, ni más ni menos: quiere tiempo. Lockhart, más o menos aliviado, se lo concede, así que a Saul le queda un mes más ejerciendo su recién adquirido puesto de director de la Agencia... puesto que verdaderamente disfruta, y que parece estar iluminando las partes más oscuras del personaje, que se ha alzado en esta temporada, más que nunca, como pilar de la serie. 



Pero antes de esto Lockhart había informado a Carrie sobre el viajecito de Saul a Caracas, y ella, más que nadie, entiende lo que eso significa. Saul solo recurre a ella, sin embargo, cuando ve que es la única persona que podría convencer a Brody para que el plan que tiene en mente funcione: quiere introducir al marine en las filas de la Guardia Revolucionaria en Irán con la excusa de ser un refugiado político, y luego aprovechar la ayuda que Javadí les pueda otorgar allí para matar a quién esté dirigiendo toda la Guardia y colocar, finalmente, a Javadí en su lugar. "Podemos cambiarlo todo. Oriente Medio entero". Un plan que parece trazado por el mismo George W. Bush, sobretodo considerando su particularmente historia personal con Javadí. Está utilizando el ataque a Langley como venganza personal hacia un antiguo adversario, instaurando un nuevo régimen (que EEUU controlaría) en el proceso.

Eso si llega a funcionar. No solo es alarmante que Saul parezca creer realmente que matar a uno de los dirigentes de la agencia de inteligencia iraní haría que ambas naciones volvieran a hablar después de haberse comunicado solo a través de atentados durante más de treinta años. También es sorprendente la tranquilidad con la que los chicos con los que luego entrena Brody se toman el hecho de trabajar con un tipo que supuestamente ha hecho volar por los aires la cúpula de la CIA entera. 



El esperado encuentro entre Brody y Carrie me ha parecido más bien frío. Quizá algo doloroso, sobretodo por parte de Brody, que parece culparle a ella de todo lo que ha pasado en Caracas. Pero en realidad el punto que quiero destacar sobre la trama entre ambos es su visita conjunta a Dana. Sé que hay personas a las que no les gusta este personaje, y no acabo de entender el por qué, pero a mi sí: siempre a sido una adolescente muy creíble, viviendo la mayoría de su vida en su cabeza, y emergiendo de ella solo cuando se siente tremendamente atraída por alguien más. Su relación con su padre ha sido de las cosas que más he apreciado de la serie: Dana fue la primera que hizo que Brody volviera a hablar después de volver, la primera que supo sobre su conversión al Islam, y que lo entendió y lo respetó, quien quería creer que su padre no era un terrorista, pero también quien lo conocía lo suficiente como para no querer arriesgarse a contactarlo. Dana ha acabado renunciando a su apellido porque ha aprendido a cuidarse, y lo que su apellido conlleva le hace demasiado daño. Y si hay alguien que debería saber la importancia de todo esto, sin duda alguna es su propio padre, todavía perseguido por los fantasmas de su cautiverio en Iraq. "¿Has pensado, por un segundo, en si yo quería verte?". Eso es lo que yo estaba pensando durante todo el rato, cuando Carrie lleva a Brody a visitar a su hija. ¿Cómo se le ocurre? ¿Cómo se les ocurre a los guionistas? ¿Hacía falta hacer pasar a Dana por esto, por este enfrentamiento con la persona que menos debería ver en el planeta, pues le ha causado casi la muerte? Me ha parecido cruel. Supongo que ninguno de los personajes de Homeland es capaz de valorar el impacto de sus acciones. 
Reacciones: 

Related

showtime 1154594039065623702

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item