loslunesserifilos

Crítica: La mejor oferta (2013), de Giuseppe Tornatore

Hace un par de noches me pusieron a ver La mejor oferta . Digo "me pusieron" porque ...



Hace un par de noches me pusieron a ver La mejor oferta. Digo "me pusieron" porque fue noche de cine sin saber siquiera la película que me iban a poner. No había leído casi nada sobre ella así que prácticamente no sabía ni el argumento.

Me encontré con un Geoffrey Rush magnífico y con un largometraje que me tuvo en vilo hasta el final. Sentía mucha curiosidad por saber qué ocurría con la trama y los personajes. (Spoilers a continuación).


Geoffrey Rush encarna a un excéntrico tasador de obras de arte: Virgil Oldman. El personaje tiene muchas particularidades que me recuerdan bastante al Jack Nicholson en Mejor Imposible. Será muy inteligente y tendrá mucha experiencia con las obras de arte como para reconocer si una es falsa o verdadera, pero en cuestión a relaciones no tiene ni idea. Come solo, siempre lleva guantes, no soporta los teléfonos móviles y es... en definitiva, muy poco sociable.

En el fondo, además de tasador y experto en obras de arte, es una especie de estafador. En sus propias subastas miente para que su amigo pintor interpretado por Donald Sutherland (Los juegos del hambre), puje lo más alto posible y así llevarse una obra por menos dinero de lo que vale. Sobretodo, o prácticamente todas las obras que compran entre los dos, son cuadros de mujeres. Dichos cuadros son colgados en una sala muy particular de Virgil, en la que sólo tiene las paredes revestidas de cuadros y un sillón donde admirar la hermosura de las damas.




En un primer momento pensé, al mostrarse esos planos en picado con un Virgil pensativo frente a los cuadros, que el personaje tenía complejo de madre o que nunca había estado con una mujer. Sólo con ver la escena y sabiendo las manías, te lo puedes imaginar. Y más o menos estuve acertada. Digo más o menos, porque es verdad que nunca había estado con una mujer, pero es que prácticamente le aterraba hacerlo.

No obstante, a medida que avanza el film, conocemos a Claire, una chica que parece mucho más excéntrica que él, si cabe, que se pone en contacto para que Virgil haga una primera tasación de los objetos y muebles de su casa al haber fallecido sus padres.

Una vez en la casa y durante sus múltiples visitas no queda nunca en persona con Claire, llevándole a sacarle de quicio. Finalmente, descubrimos que Claire padece agorafobia (temor a los espacios abiertos o públicos). Nunca sale de su habitación si hay alguien en la villa donde vive. Virgil accede a llevar la tasación y demás papeleos que corresponden antes de subastar los objetos. Llega incluso a apreciar a Claire, pero tiene mucha más curiosidad por lo que encierra que por lo que muestra. Un poco como el hilo argumental paralelo que se lleva en la película.


Además de ir conociendo a Claire, conocemos también a un amigo de Virgil, un experto en reparaciones interpretado por Jim Sturgess (Un amor entre dos mundos). Lo conocemos gracias a que Virgil encuentra piezas que parecen pertenecer a un autómata. Dicho autómata va progresando a la vez que Virgil en parecer algo más humano.


A medida que ves el film, te haces muchas preguntas. Que si ella es el autómata que pierde piezas, que si en verdad no existe, que si tal que si cual. Preguntas que nunca consigues responder, a menos que llegues al final, claro está.


Es un largometraje muy bien hecho debo decir, que consigue mantenerte en vilo. La curiosidad mató al gato según dicen... y el gato consigue matar a Virgil. O más que matar, le vuelve medio majara. La coraza que mantenía siempre con los de su alrededor se va debilitando puesto que conoce a Claire, alguien que en cierta manera es como él.


Una vez terminas el largometraje, te paras a pensar y todo es falso, como una obra de arte falsificada. Pero como dicen en la película, toda falsificación tiene algo verdadero. Cada artista, por mucho que quiera plasmar la obra plagiada, tiende a hacer una pincelada, una marca o algo que le delata. En cuanto a la trama y personajes, existe ese ápice de verdad, algo que Virgil, antes de perder la poca cordura que le queda, comprueba, sólo para quedarse tranquilo e intentar saber si había algo de verdad en lo que llega a ser un fugaz romance con alguien que creía, era igual que él.

Un ejercicio no tanto de buscar al asesino como en cualquier película de misterio, si no de encontrar el punto clave que delata al ingeniero de una traición muy laboriosa. En un momento dado si estáis atentos, saltaréis como hice yo para decir que ya sabes lo que pasará, que te lo han dado en bandeja de plata. Pero cuándo veáis el final, me atreveré a decir que quizás tengáis razón en algo (como la tuve yo) pero no habréis contado con todo. Algo se os pasará de largo como me pasó a mi. Todo está tan al milímetro que es imposible fijarse en cada uno de los detalles.


Sin duda alguna es un largometraje para ver más de una vez. Con un segundo visionado estoy segura de que me daría cuenta de muchas cosas que ya ni recuerdo y disfrutaría mucho más de una interpretación magnífica de un Geoffrey Rush que ya me sorprendió lo suyo en El discurso del rey y que en este largometraje me asombró mucho más. La progresión del personaje de un estado calmado, egocéntrico y excéntrico a uno de locura y pasión es simplemente genial.


En definitiva, un largometraje totalmente recomendable, con una banda sonora inigualable y una interpretación para ser enmarcada.


Lo mejor: Geoffrey Rush.

Lo peor: algunas escenas se hacen pesadas con tanta música clásica.

Nota: 8/10

Reacciones: 

Related

Romance 3094850798834663380

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 79

Archivo del blog

item