loslunesserifilos

Crítica: 'Frozen: El Reino de Hielo' (2013), de Chris Buck y Jennifer Lee

'Frozen' se enmarca en una de las dificultades más duras que puede encontrar una pelícu...


'Frozen' se enmarca en una de las dificultades más duras que puede encontrar una película Disney: nuestra propia incapacidad de dejar libre nuestra imaginación, y el arqueamiento de ceja que suponen a estas alturas muchos de los 'clichés' que hace no mucho se le permitían. 
Ante esto, resulta reconfortante, y hasta temerario, que los animadores en Disney hayan creído ciegamente en su concepto. Pero no solo eso, sino que además están plenamente enamorados de él, de todas sus posibilidades. 
Y precisamente, si de algo habla 'Frozen', y muy bien, es del amor. Ella misma, literal y alegóricamente, es un acto de amor.


La historia se abre con dos hermanas, Elsa y Anna, ambas muy unidas y perfectamente felices la una con la otra. Disney tira de creatividad y explosión de la pantalla para contarnos algo que en el fondo es más emocional: que estas dos son las mejores amigas, son su único ancla de diversión en una vida excesivamente cerrada y delimitada. 
Pero la desgracia sucede, y a partir de ahí el secreto se sobrepone al cariño. Tanto Elsa como Anna pierden de este cambio, la primera más que la segunda, dando lugar a que la soledad se abra paso entre las dos, sin darse cuenta. Un día son lo mejor que les ha pasado, y otro apenas recuerdan a la extraña tras la puerta.
Elsa es, de hecho, el mejor personaje Disney en años. 
Subvirtiendo lo que en principio podría haber sido una villana común o la típica rubia tonta que acaba sobrepasada por los demás, los matices de su personalidad son extraordinarios. Solo es una persona terriblemente emocional, que ha tenido que esconder dichas emociones para proteger lo único que le importa. Palabras mayores. 
La canción "Suéltalo" ya forma parte de la historia del cine animado: Elsa pasa a ser la Reina de las Nieves, la soberana fría de un reino aislado y solitario, lo que en otros lugares es brujería, allí solo es plena naturaleza liberada. Naturaleza que estaba oculta en Elsa y deberá empezar a aceptar si no quiere dañar a Anna.


Otra cosa que Disney ha recuperado felizmente: la capacidad de contar emociones intensas con canciones, sin que por ello las mismas sean menos memorables. 
'Frozen' abraza su capacidad musical sin temor, y por el camino encuentra oro puro, cada emoción de Anna, Elsa o Kristoff (el amable vendedor de hielo que ayuda a Anna) amplificada en verdaderos temazos genuinos, que en boca de los personajes suenan bien pero que magnificados por la belleza de la animación se hacen inolvidables. 
Una vez más, 'Suéltalo' me gana, pero como olvidar 'Por Primera Vez en Años' o la escena de apertura, con aire al Disney coral más clásico. Fusión de técnicas al servicio de la historia, como siempre fue.
El vistazo que da por el camino a temas como la soledad, el temor y el perdón es sorprendente, pues consigue el suficiente tiempo para que calen hondo, y sin prescindir del ritmo endiablado que tiene (a lo que ayuda un perfecto equilibrio trágico-cómico). 
Lo mejor es que todo esto ya estaba en los grandes clásicos de la compañía, pero 'Frozen' no se conforma con eso, va más allá: abraza clichés el tiempo suficiente para autoparodiarlos, y bordea la fina línea de lo cruel sin que le tiemble (demasiado) la sonrisa.


No podemos olvidarnos de que Kristoff es casi un esquizofrénico que habla con su reno Sven, y que Olaf (uno de los secundarios más entrañables en años) trata de conseguir algo que, categóricamente, le va a ser negado. 
También están Anna y Elsa, a las que la corrección les ha restado años de entendimiento mutuo. Solo es al final cuando Elsa comprende que no puede dejar que Anna luche sola por derribar esa "congelación" que había sufrido su cariño. 
Al final, y pese a todo, es la historia de dos hermanas que cuando se dicen lo nunca dicho pueden continuar su vida y su mundo.

'Frozen' es la clase de cuento que no te cansarías de escuchar de niño. 
Pero que de adulto tampoco, porque nos habla en el fondo de nosotros. Y porque Disney ha cruzado la barrera para contárnoslo, a ti, sabiendo que ya no crees en los animales cantando, pero en el fondo siempre les has tenido simpatía, como Elsa la ha tenido para con Anna.

Nota: 9 / 10
Reacciones: 

Related

Musical 4303980388084292916

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item