loslunesserifilos

Review Scandal 3x07 - "Everything's coming up Mellie"

      Y a son varias las semanas consecutivas en que Scandal está alcanzando un nivel altísimo y...

     
Ya son varias las semanas consecutivas en que Scandal está alcanzando un nivel altísimo y no deja de asombrar a sus seguidores. Y es que su manera de narrar la parte más oscura de la trastienda política la hace especial, con personajes e interpretaciones que rallan la perfección y que cada capítulo deja a más de uno con la boca abierta. Además, esta semana, conocemos en profundidad cómo se forjó la tremenda personalidad de la primera dama, Mellie. Y aviso a navegantes, es duro, como sólo Scandal sabe contarlo. Entra y comenta con nosotros este episodio.

       Concluía el análisis del último episodio apuntando que se producía un punto de inflexión en la serie, uno de esos de los que no se puede volver atrás, como en una montaña rusa cuando subes hasta lo más alto y sabes que la caída, el vértigo, la velocidad y las emociones van a devorarte. Y eso es exactamente lo que está ocurriendo con Scandal. El episodio de esta semana tiene varios momentos en los que aguantar la respiración y pensar si lo que estamos contemplando es verdad es la única posibilidad.

       Si hace una semana dejábamos a Olivia echando se su casa al mismísimo presidente de los EEUU, en ésta vemos como el propio Fitz intenta ponerse en contacto con ella, no para disculparse o dar explicaciones sobre su papel en la operación Remington, sino para pedirle a Pope que lo deje estar, puesto que su seguridad está en juego. Por su puesto el carácter de Olivia no le va a dejar, y llama a sus "gladiadores con traje" para que se pongan a investigar, desvelándoles por fin toda la verdad sobre quién es su verdadero padre, el papel del presidente en Remington y la muerte de su madre.

       Mientras, en la Casa Blanca, la primera dama, Mellie, ha iniciado su lavado de imagen tras su desliz verbal de hace unas semanas, con un reportaje a modo de "detrás de las cámaras" por todaslas intalaciones presidenciales. Aunque en un principio parece que todo marcha según lo previsto, las ausencias de Fitz, por problemas de agenda, acaban haciendo pensar a Mellie que está sola en ésto, que a nadie le importa salvar su imagen. Ello le lleva a recordar cómo se inició todo para ella.

       A través de varios flashbacks, volvemos 15 años atrás para ver a una joven pareja que se profesa amor incondicional, y que gracias a los contactos del padre de Fitz, político de linaje, ponen en contacto por primera vez a éstos con Cyrus Been (caracterizado con una barba un tanto curiosa). Cuando parecen estar preparando la estrategia para convertir a Fitz en un ganador para el puesto de gobernador, sus intereses chocan al plantear que la mejor baza para conseguir votos es apostar por su experiencia en el servicio militar, algo a lo que el futuro presidente se niega. Es clave lo que sucede a continuación, ya que se confirma que participó en una operación (Remington) para derribar un avión que portaba una bomba sucia y que planeaba estrellarse en Londres.

       Aunque no es trascendental, si es curioso saber que es elpropio Fitz el que quiso participar en esta misión por su pasión por volar y alejarse de otros destinos como la dedicación al mundo de la abogacía, como era deseo de su padre. La negativa del hijo a usar su pasado militar como baza electoral provoca una fuerte discusión con su padre y la marcha de Cyrus, que advierte a Mellie que si quiere llegar con su marido a lo más alto, deberá convencerle para que ceda a las pretensiones de Cy y su padre.

       Esa noche, vemos cómo Mellie habla con Fitz padre, que está borracho como una cuba, tratando de buscar soluciones al problema, cuando éste se le abalanza, y acaba violándola. Aunque ella grita y se resiste en un primer momento, parece que llega a pensar en las palabras de Cyrus, donde le decía que tendría que estar dispuesta a todo para lograr su objetivo más ambicioso, llegar a la Casa Blanca. Tras el desagradable suceso, acude a su habitación con su marido, y éste le da la clave para convencerlo: si su padre se disculpa, acepta. Y eso es exactamente lo que ocurre, Mellie le dice al padre que no hablará de los sucedido si se disculpa con su hijo.

       En el siguiente flashback, Fitz ya es candidato a gobernador, lo están celebrando con sus allegados, y Mellie le confiesa que está embarazada, aunque lógicamente se nos plantea una duda, ¿de quién es el hijo? Son La violación y esta duda son dos momentos especialmente crudos que muestran el carácter de piedra que tiene esta mujer y cómo se ha ganado estar donde está. Increíble.

       Y por si teníamos poco sólo con esta parte del capítulo, continuando con la búsqueda de la verdad de Pope y asociados, descubren que en el manifiesto de vuelo del avión derribado por el presidente, hay datos manipulados, como la ausencia de un pasajero en concreto, que fue sacado a última hora del vuelo, un tal Omar del que poco saben. Tras hablar con los pocos trabajadores que pudieron saber o ver algo, encuentran a un antiguo guarda con el que hablar. Y aquí es donde entra en juego Quinn. Sí, este personaje que parecía tan intrascendente, cuya trama parecía preparada para el típico relleno, se vuelve fundamental.

       Recordamos que su adicción por las emociones fuertes tras trabajar con Huck, le había llevado a volverse una buena hacker, a comprarse armas y a practicar tiro frecuentando la amistad del ex- espía Charlie. Éste parece llevarse muy bien con ella y le cuenta que está investigando a un tipo infiel a su mujer. Otra noche, cuando parece que su relación está llendo a más, le acompaña a una misión en la que parece que tiene que dormir a un guarda en un edificio donde Charlie debe colarse para obtener unos documentos. Cuando Quinn le inyecta el sedante se da cuenta de que algo va mal, el guarda comienza a sangrar por la boca y acaba muerto. Efectivamente, el espía le ha tendido una trampa, pero no sabe hasta qué punto, puesto que ese guarda muerto, es el único testigo que podía saber algo del pasajero perdido del vuelo de la operación Remington. Quinn desesperada intenta pedir ayuda a Huck, pero Charlie se lo impide, diciéndole "ya eres parte del B613".

       Cuando leas ésto quizá pienses que qué mas podría pasar en tan sólo 40 minutos, pues todavía queda lo mejor, ya que paso por alto los movimientos de Cyrus para acabar con la candidatura alternativa de la vicepresidenta Sally. Faltaba alguien en éste capítulo. El padre del Olivia, el Comantante, Eli Pope. Mientras el presidente de los EEUU descubre que su rival en la sombra, el jefe del B613 es el padre de su ex amante, vemos cómo Eli se encamina por una prisión de máxima seguirdad a visitar a un preso, cuyo nombre esperábamos, un tal Omar... Con lo que sin duda no contábamos, es que bajo ese nombre, se oculte realmente otra persona, la que menos podíamos imaginar, la que creíamos muerta, la madre de Olivia.

       ¿Alguien da más? Yo no puedo esperar para ver el siguiente episodio, pero éste se me ha quedado grabado en la memoria, y gracias a él Scandal se ha ganado ya, por derecho, un hueco bien grande en mi corazón seriéfilo.  Eso, y mis primeras 5 estrellas de calificación...

Reacciones: 

Related

Series 5507118237755273471

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item