loslunesserifilos

Review Revenge 3x08 - Secrecy

Los secretos pueden destapar las más oscuras verdades. Tarde o temprano, aquello que ocultamos, ...


Los secretos pueden destapar las más oscuras verdades. Tarde o temprano, aquello que ocultamos, verá la luz. La confesión puede liberarnos para siempre o sumirnos en la eterna oscuridad, y así los Grayson caerán en las tinieblas con una boda de sangre.

La tercera temporada se acerca a su comienzo, a su sangriento prólogo, al último golpe. El 8/8 está muy cerca, tanto que podemos oler la sal del mar y la sangre de Emily. “Secrecy” es el punto de giro en su máxima expresión. En los últimos diez minutos de capítulo, se han sucedido, uno tras otro, tres giros de trama que suponen el principio del final: infidelidad, embarazos y regresos. Todo para dejarnos con la boca abierta y mordiéndonos las uñas hasta los muñones, pues no veremos avanzar los planes de venganza de Emily hasta dentro de tres semanas.

“Secrecy” ha sido una pelea entre todos los personajes de Revenge para ver quién oculta más secretos. Ha estado muy reñido, pues en los Hamptons no te permiten empadronarte a no ser que ocultes una cuenta en Suiza o tres hijos ilegítimos. Pero, como siempre, a secretos, engaños y manipulación, ganan los Grayson. Y por lo visto, es algo hereditario.


Toda boda que se precie, debe ser precedida por la correspondiente despedida de solteros. Victoria se ofrece a organizarla, con la intención que poder controlarlo todo, incluidas las sorpresas para los novios. Así, continuando con su plan de romper la relación de Daniel y Emily, le ofrece a Sarah que se encargue de la repostería de la fiesta. Sin embargo, el antiguo amor de Daniel, tiene remordimientos de conciencia, pues no quiere ser la que rompa el inminente matrimonio. Tras el numerito de falso lloriqueo de Emily, Sarah acepta el trabajo pero le dice a Daniel que ya no podrán verse más. Aunque todos sabemos, que el joven Grayson puede ser muy persuasivo.

Mientras, Charlotte tiene que solucionar sus propios problemas. Alguien le ha robado el móvil donde guardaba unas comprometidas fotos que se hizo en su viaje a París. Para lidiar con esto, recurre a Aiden, que acepta encantado el encargo pues así consigue acceso directo a toda la información que Charlotte guarda en su ordenador. ¿Qué quiere Aiden de Charlotte? Sólo Nolan lo sabe. Una vez recuperado el teléfono, Aiden se ha ganado la confianza de la heredera, pero ha encontrado un enemigo por el camino.

Jack ha descubierto que tras el gran golpe del 8/8, Emily y Aiden se irán juntos para nunca más volver. Esto ha despertado los celos del camarero que le planta cara al inglés, para proteger a Charlotte y Emily. Pero en este enfrentamiento no gana nadie, sino todo lo contrario, pues el abismo que separa a Emily y Jack se hace cada vez más grande. Al mismo tiempo, Jack trata de impedir que Margaux revuelva en el pasado de Conrad, pues no quiere ver cómo otro de sus amores se adentra en la debacle del secretismo.

Como regalo de despedida de soltero, Conrad le regala a Daniel un gran secreto. Los Grayson conservan desde hace generaciones un lugar escondido en el que encontrarse con sus amantes a espaldas de sus devotas esposas. Así, Daniel ha entrado por la puerta grande en la infiel estirpe de maridos Grayson, pues estrena el regalo con Sarah. El amor entre los antiguos amantes resurge fulminante, a pesar de que ninguno de los dos quiere herir los sentimientos de Emily.

Y como buena suegra que es, Victoria le ha preparado doble sorpresa a la futura novia. Con motivo de la fiesta, la matriarca de los Grayson ha husmeado en el pasado de Emily, y ha encontrado a su antiguo marido. Tal y como descubrimos en “Resurgence”, nuestra protagonista ya había pasado antes por el sagrado sacramento del matrimonio. Pero Emily está entrenada para esquivar golpes, y públicamente admite que se trataba de un matrimonio de conveniencia para que él consiguiera la nacionalidad. Como recompensa, su fiel exmarido y amigo le devuelve el favor en forma de ecografía.

La segunda sorpresa tiene forma de verdad, y de tarjeta de visita. Victoria le da a Emily el número de teléfono del club secreto de los maridos Grayson. En una trama con reminiscencias de El club de las primeras esposas, Emily descubre que Daniel y Sarah han pasado la noche juntos. Con el matrimonio colgando de un fino hilo y Daniel escurriéndose entre los dedos, a Emily sólo le queda una bala en la recámara, un drástico movimiento.


“Secrecy” ha orquestado tres redobles de tambor para el espectáculo final: el primero, la infidelidad de Daniel; el segundo, el falso embarazo de Emily que afianza los planes de boda, y el tercero, el regreso de Lydia de entre los muertos para revelar las verdades de Conrad. Aunque sacados de manual de culebrón y telenovela, los tres puntos de giro cumplen su función. Tres semanas nos separan de un capítulo que va a hacer historia. La boda del año se teñirá de sangre y venganza.

Reacciones: 

Related

venganza 6682857267680658763

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item