loslunesserifilos

Review Parenthood 5X07 Speaking of Baggage

Todos tenemos una historia, un pasado, unas relaciones, y no nos podemos deshacer de ello por muc...



Todos tenemos una historia, un pasado, unas relaciones, y no nos podemos deshacer de ello por mucho que lo intentemos. Es un peso que cargaremos toda la vida, llevándolo a todas partes, y no sólo no se aligerará, sino que se irá haciendo cada vez más pesado y más grande. Es, como dice Hank, la maleta de la vida.

Sin darnos cuenta, Julia, que siempre había estado a la sombra del resto de personajes, se ha convertido en el más interesante de la temporada. Durante las cuatro temporadas anteriores, la historia de Julia, había quedado relegada a causa de tramas más potentes e interesantes, pero en cuestión de capítulos, han conseguido que la menor de los Braverman, con una personalidad fría, racional, e incluso cargante y prepotente, se convierta en el centro de atención. Y es que la situación en la que se encuentra ahora, aunque ya la hayamos visto infinitas veces, merece mucho la pena, pues no nos olvidemos, que estamos hablando de Parenthood.

Así, Julia, está más que pérdida. Con Joel trabajando sin descanso en su proyecto, los niños y la casa la están ahogando. Julia es una mujer activa, a la que le gusta trabajar, pero se está asfixiando en su propia casa. Y el único soplo de aire, desgraciadamente, le viene de Ed. A pesar del sexy intento de reconectar con Joel, estilo Instinto Básico, el problema prácticamente no tiene solución. Ed ocupa todos los pensamientos de Julia, pero ésta se resiste, lo cual le lleva a un estado de frustración, que está pagando con sus propios hijos. Además, sabemos que no es la única, pues sus sentimientos son correspondidos. Parece que Julia ha entrado en la zona de no retorno.

Por su parte, los que cargan con una gran maleta de historias y relaciones frustradas, son Sarah y Hank, que están jugando a los amantes de Teruel. A pesar de que ambos afirman que sólo son amigos, ellos, y el espectador, saben que no es verdad. En este capítulo, el enredo tiene su origen en Max, que ha encontrado una foto de Sarah en el estudio del fotógrafo. En un acto muy propio de Max, lo suelta como una bomba en la cena familiar, despertando las burlas y opiniones de hermanos, cuñados y sobrinos. Pero Sarah decide tomar cartas en el asunto, y le pide a Hank que no le hable a Max sobre ella y que se deshaga de sus fotos. Sin embargo, Hank, tras reflexionarlo, le dice a Sarah que no volverá a ocurrir, pero que le deje seguir trabajando con Max, ya que se ha convertido casi en algo terapéutico. Con esto, Sarah está disfrutando viendo la humanización que está sufriendo Hank gracias a Max, por lo que el rencuentro entre ambos no tardará en llegar.

Mientras tanto, The Launchonette se ha convertido en la discográfica de moda de la ciudad, y todo gracias a Amber. Al estrés de organizar su propia boda, se le suma el trabajo, pues para ayudar a sus tíos en la producción del disco que tienen entre manos, se ofrece para preparar una grabación en directo. Pero esto, como bien sabe Ryan, es una mera distracción. Amber todavía no tiene muy claro si realmente quiere dar el gran paso con Ryan por lo que está alargando la decisión todo lo que puede. Pero nuestro querido Ryan está más que convencido de que quiere pasar el resto de su vida con los Braverman. Así que le ha vuelto a pedir que se case con ella, esta vez con anillo y todo. Esperemos que Amber no le rompa el corazón al pobre soldado, ahora que parece que está encauzando su vida.

No nos olvidemos, que Drew, aunque en la universidad, también tiene su propia historia. Está experimentando los límites de una relación sin compromiso, de ser amigos con privilegios. Pero el bueno de Drew, inocente y sensible, se mueve como pollo sin cabeza en los terrenos del amor. Y es que por mucho que se empeñe, la chica que le gusta no quiere nada serio. Pero nunca se sabe, hay que darle tiempo al tiempo.

Pero la que tiene una maleta, y esta vez literalmente, es Camille, que por fin está haciendo algo por ella misma y ha partido rumbo Italia, dejando a Zeek como dueño y señor de su casa, pero con una importante tarea: reflexionar. Ahora, Zeek tiene tiempo para pensar qué es lo que quiere hacer con la casa, con su matrimonio, y con su vida en general. Como bien le ha dicho Adam, el patriarca de los Braverman deberá aprender a valorar lo que realmente importa.

“Speaking of Baggage” ha sido un capítulo que nos hace de nexo a lo que está por llegar. Es un mero episodio de transición, pero que ha profundizado en Julia, que está siendo la revelación de la temporada. No se han producido grandes cambios, pero Parenthood no es una serie de cliffhangers ni puntos de giro. Es una serie de retratos, de pinceladas. Y de momento el cuadro, está quedando precioso.



Reacciones: 

Related

Series 7101092755620558361

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item