loslunesserifilos

Review Parenthood 5x06 - The M Word

En Parenthood no hay trucos, pero si tratos. Como en la vida, hay que saber cuándo una batalla e...


En Parenthood no hay trucos, pero si tratos. Como en la vida, hay que saber cuándo una batalla está perdida, saber retirarse a tiempo y concederle la victoria al adversario. Ceder, muchas veces, puede ser la clave del éxito.
Es de agradecer que Parenthood no se haya sumado a la agotadora fiebre de especiales de Halloween con los que Hollywood nos bombardea estos días. No ha habido susto, sino todo lo contrario, un capítulo redondo, emotivo, cuidado e inteligente. Y esto no hace otra cosa que evidenciar lo infravalorada que está esta gran serie, y por extensión sus actores y guionistas, los cuales nos sorprenden semana tras semana.

Sin embargo, los Braverman si que han ido de puerta en puerta, pero no para pedir caramelos, sino para pedir votos para Kristina. El gran momento de la campaña ha llegado en forma de debate. Pero Kristina no las tiene todas consigo. Ante la inseguridad de Kristina en sus alegatos, Heather insta a la candidata a ejemplificar su proyecto con Max, pero ésta se niega a usar a su hijo para conseguir votos. El lado maternal, sincero y honesto de Kristina sale a la luz cuando, en el debate, una vecina tiene un caso parecido al de Max.  La identificación de la candidata es inmediata, que deja de lado toda corrección política, y en un arrebato de solidaridad, promete hacerse cargo personalmente del asunto. Kristina se ha convertido con esto, en la candidata del pueblo, alguien en el que confiar, recuperando aquello de “del pueblo para el pueblo”.

A pesar, de que al comienzo del capítulo, la mayoría de los vecinos de Berckeley ni siquiera sabía que Kristina se presentaba a las elecciones, la candidata termina ocupando las portadas de los periódicos. Kristina se queda con el episodio, provocando nuestras lágrimas y arrebatándonos el corazón, con una Monica Potter cada vez más grande y segura. (¿Para cuándo la nominación al Emmy?)

Por su lado, Jasmine, a la que últimamente se echaba de menos, ha decidido comprar un monovolumen, hiriendo así el ego masculino de Crosby. Éste que se considera un padre moderno y liberal, se ve obligado a renunciar a su fantástico coche, por el bien de su familia. Crosby, que carga con el peso cómico del capítulo, termina cediendo, y descubre que la nueva adquisición le gusta más de lo que creía.

Siguiendo el ejemplo de su hijo, Zeek accede por fin a ir a mirar pisos con Camille. Sin embargo, su actitud no es ni de lejos la adecuada, pues le pone pegas a todo. Su esposa, en el fondo, sabe que nunca dará su brazo a torcer, que sus sentimientos están demasiado ligados a su vieja casa y que nunca se pondrán de acuerdo. Así, Camille, que necesita tiempo y espacio, le hace saber a Zeek que se irá próximamente de viaje a Italia con su clase de arte, y él no está invitado. La distancia que separa a los progenitores de la familia Braverman es cada vez más grande y amenaza con volverse insalvable.

El mismo camino lleva el matrimonio de Joel y Julia, la cual, está cada vez más perdida desde que dejó el trabajo y se tiene que hacer cargo de los niños. En este capítulo, hay un acercamiento entre Julia y Ed, que se sienten muy identificados el uno con el otro, pues ambos se encuentran en la misma situación. Julia que se sabe cada vez más desconectada con Joel, está buscando en Ed alguien que le comprenda y sepa por lo que está pasando. Lo remordimientos de conciencia se adueñan de Julia, que se debate entre el corazón y la razón. Independientemente de cómo acabe esta trama, el viaje va a ser más que interesante.

Y la M es de Matrimonio, palabra que se ha convertido en tabú en la relación Amber y Sarah. Tras otra discusión materno filial, Amber decide excluir a su madre de todo el proceso de la boda, y eliminar todos los inconvenientes. Así, la feliz pareja acuerda casarse por el juzgado, librándose de todos los problemas. Amber acude a su hermano para que haga de testigo, pero Drew rechaza la oferta, haciéndole ver a su hermana que excluir a Sarah no es el camino correcto. Del mismo modo, Camille, basándose en su experiencia personal, aconseja a Sarah para que recupere su relación con su hija. En la escena final, ambas se funden en un abrazo, pidiéndose perdón la una a la otra, y enseñándonos que la historia no siempre es cíclica y que no repetiremos los errores de nuestros padres.

“The M Word” hace gala de los encantos de Parenthood, y se pone a la cabeza como el mejor capítulo de la temporada. La sencillez, el equilibrio entre comedia y drama, y el buen hacer de los actores, hacen de Parenthood una de las mejores series de la actualidad, aunque muchos no lo sepan todavía.
Reacciones: 

Related

Series 3944982269218484930

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item