loslunesserifilos

¿Por qué deberías estar viendo 'The Wire' mientras lees esto?

Durante 20 años las rotativas del periódico ‘The Baltimore Sun’ alumbraron el genio de David S...


Durante 20 años las rotativas del periódico ‘The Baltimore Sun’ alumbraron el genio de David Simon, un licenciado en Periodismo que descendió del Monte Sinaí con un único mandamiento esculpido en la tabla de piedra, el principal de todo periodista: esa sempiterna búsqueda de objetividad.


Esta breve introducción nos sirve para acercarnos y comprender parte de las raíces que nutren a ‘The Wire’, una secuoya que mezclando ficción y documental nos muestra las dos caras de la moneda de una forma nunca vista, enseñándonosla “de canto”, pudiendo observar tanto las virtudes como los defectos de ambas sin que se nos obligue a decantarnos por una.

Acostumbrados a verlo todo solo desde una perspectiva (la que nos ofrecía el narrador de la serie) creando consciente o inconscientemente protagonistas y antagonistas, ‘The Wire’ rompe todos esos esquemas e impone una aplastante realidad: no todo es blanco o negro (sin querer hacer referencia al contraste de color entre sus intérpretes), sino gris, y la clave son los matices que alimentan este inconmensurable claroscuro que contemplamos desde un plano cenital.

Para obtener ese resultado pictórico la moralidad sin duda juega otro papel importante. Simon (y su segundo de abordo, Ed Burns) no se disfrazan de Epi y Blas para darnos lecciones didácticas del bien y el mal, somos los propios espectadores quiénes dependiendo de nuestra propia posición juzguemos de una u otra manera a los personajes. El libre albedrío de la audiencia para decidir y reflexionar sobre un producto con ingredientes caseros que contradice todo lo prefabricado que nos estaba llegando hasta este momento es otra de las claves de su éxito.

Las comparaciones son odiosas pero necesarias. En otra gigante como ‘Los Soprano’ vemos con lujo de detalles la estructura y dinámica de la mafia italoamericana, en ‘Breaking Bad’ asistimos a otro gran espectáculo pero centrado en una familia y su entorno más cercano. Por otro lado,‘The Wire’ consigue dar cobijo bajo su sombra todo eso y más, refleja la cruda realidad de Baltimore: desde lo descarnado de las calles al burocrático departamento de policía, dónde la corrupción ejerce su veleidoso mandato y prima todo aquel que quiere ascender aun faltando a una causa que considere justa.

Una vez arañada parte de la piel que recubre una fruta tan apetecible podemos pasar a analizar los actores y sus correspondientes personajes en la serie: lo más destacable es que no hay uno solo por encima del resto, a pesar de que McNulty y su temperamento decidido encandilan a la mayoría, podemos encontrar a otros como D’Angelo, que en teoría debería ser odiado por el bando al que pertenece pero que con el paso de los episodios se granjea el cariño de todos y cada uno de sus detractores. Por tanto, podemos afirmar que ‘The Wire’ es una serie transgresora, con personajes complejos y profundos (algo pocas veces conseguido), un guion exquisito y una trama que cubre cada impoluta baldosa de juzgado y cada asfalto de viales de droga pisoteados.

No obstante, la serie tuvo un éxito relativo y fue el propio Simon quien dio una de las claves de este hecho: la falta de finales felices. Y es que el de la 1º temporada es una oda al pesimismo tantas veces asociado con la realidad que vivimos. A pesar de una apasionante escucha, estrategia, arrestos y seguimiento durante todos los episodios que la componen mediante una narración pausada a propósito para mayor disfrute, el resultado es agridulce. Se consiguen algunas victorias, pero también otras muchas derrotas. La división liderada por Daniels no termina saltando a cámara lenta mientras lanza al aire su birrete, sino que ve como todos sus esfuerzos se ven escasamente recompensados.


El entretenimiento se ha convertido en el elíxir infalible contra el aburrimiento que amenaza la existencia humana desde debajo de su cama. Es nuestra elección elegir abrazar una ficción que nos transporte a un mundo maravillosamente imaginario o quedarnos con los pies en la tierra y el cielo sobre nuestras cabezas. Si nos desviamos por este último camino, ‘The Wire’ es un sabio e imprescindible compañero de viaje.
Reacciones: 

Related

The Wire 373857304545652402

Síguenos

.

Translate

Ganador en la categoria Cine y TV de los Premios 20 Blogs 2013

Premios 20Blogs

Miembro de la junta de los 'Blogos de Oro'

Con la tecnología de Blogger.

Lo + leído de la semana

+ secciones


Seguidores

Territorio Podcast

ATMÓSFERA CERO PODCAST - EPISODIO 81

Archivo del blog

item